Home > Columnas > Felicidades en el Día Internacional del Hombre muchá…

Felicidades en el Día Internacional del Hombre muchá…

Lugar Hermenéutico

Aunque muy lejos de ser una fecha popular en el calendario anual de actividades y festejos de la sociedad global, merece la pena ponderar esta fecha como un reconocimiento para aquellos hombres ejemplares que han moldeado costumbres y nuestro carácter a lo largo del camino de vida, empezando claro está, desde la casa, para aquellos que tuvimos la bendición de tener un padre que fue amigo, compañero, maestro.

Fue un cercano 1992 cuando un profesor de la Universidad de Missouri-Kansas, estableció el “Día Internacional del Hombre”, aunque fue años más tarde en que empezó a observarse más allá de los Estados Unidos, al caso que diversas organizaciones de Naciones Unidas lo han reconocido como una buena iniciativa, tal es el caso de la Organización Mundial de la Salud que organiza actividades en torno a esta fecha relacionadas con la equidad y la salud del varón en la agenda internacional.

De apoco esta fecha puede irse abriendo camino o bien asociarse con otras similares tal es el caso que en algunos países el Día Internacional del Hombre se celebra cada 19 de marzo coincidiendo con la festividad del Día del Padre.

De forma más especifica en 2009 se dieron a conocer 6 pilares básicos para tener en cuenta en esta celebración con el objeto de que puedan servir de base a entidades o personas que quieran celebrarlo en su entorno local o más allá.  Los mismos pueden resumirse de la forma siguiente:

  1. Promover modelos positivos y normalizados.  Muchas veces se trata de emular la figura masculina en estrellas de cine, grandes deportista o héroes con antifaz, cuando la realidad es que en la sociedad predominan los hombres cotidianos, trabajadores, honrados y con una vida digna y modesta.
  2. Celebrar las contribuciones del hombre a la vida en sociedad. Algo tan cotidiano y fundamental como la protección de la familia, el cuidado de los hijos y el respeto al medio ambiente.
  3. Hacer hincapié en la salud y el bienestar de los hombres.  En este apartado se refiere tanto a los planos físico, espiritual y emocional.
  4. Poner de relieve la discriminación contra los hombres.  En este sentido en las actitudes y expectativas sociales.
  5. Mejorar las relaciones de género. Promover por los medios posibles la igualdad de género.
  6. Crear un mundo más seguro y mejor. Donde los hombres puedan alcanzar su potencial pleno.

En este sentido no se trata de crear divisiones de género como tal, más bien de reconocer el papel integrador que tenemos hombres y mujeres en la construcción de una mejor sociedad. Tomar conciencia de la responsabilidad que tenemos cada uno desde su rol y en la posibilidad de transformar positivamente cual espacio social y natural posible, empezando por nuestro entorno más cercano, la casa, la familia, los árboles que nos rodean.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: