Home > Columnas > Hacia Mentalidad Activa Contra Mentalidad Colectiva

Hacia Mentalidad Activa Contra Mentalidad Colectiva

///
Comments are Off

Relatividades Perspectivas

En esta era ya no es solo la mentalidad colectiva (obviar la esencia propia para buscar sentimiento de valor propio por medio de aceptación y adaptación social), sino que existen entidades y organizaciones que intentan imponer cambios en lo que se considera bueno y acertado en cuanto a valores y principios.

Anteriormente, era la mentalidad colectiva (modas que alguien imponía y que mucha gente sin esencia propia seguía para sentirse valiosa al ser aceptada o integrada a las mayorías) lo que definía cambios (a peor) en los valores y principios morales.  Eso antes, era malo o incorrecto, pero ahora, como mucha gente lo piensa o lo hace o lo acepta ya es normal, correcto y acertado era la frase comúnEn mis tiempos, eso era malo e incorrecto. La juventud está loca es la frase de cada generación, y como esta de jodido el mundo ahora dice cada persona de cada generación, sin excepciones.

Recientemente, hemos percibido la revelación de agendas globales que pretenden imponer cambios en los valores y principios.

Algunos de esos cambios, son:

  • Disolución de la familia como entidad social.
  • Normalización de diversidad sexual.
  • Mentalidad colectiva.
  • Libertinaje sexual.

La familia es un ente para formación espiritual e intelectual de nuevas personas.  Es la familia, el primer ente que percibimos y, por lo tanto, el ente que, en un principio, tomamos como tutor o guía.  En esa situación, existen beneficios y riesgos: los beneficios son, principalmente, que tenemos guía o tutoría directa y más eficiente y enfocada en nuestra formación.  Los riesgos son, principalmente, que, a tempranas edades, la familia puede significar imposición de ideas y esencia en casos en los que la familia no transmite análisis y meditación sino solamente transmite (e impone) ideas, conductas, valores, etc. por tradición familiar sin siquiera analizar o pensar si lo que transmiten es acertado o correcto en general o según eras o situaciones, entre otros factores que influyen en la definición relativa de cada concepto.  Los ejemplos más comunes son: machismo, deshonestidad, actitud impulsiva, ideologías socio – político – económicas, promiscuidad, estrategias basadas en eras pasadas, comportamientos y reacciones incorrectos para ciertas situaciones.

La pérdida de profundidad en relaciones de noviazgo y matrimonio, también afectan, no solo a la familia como ente de formación para nuevas personas, sino a las personas mismas, que sienten un vacío al experimentar fracasos y frustraciones en relaciones superficiales.  La aceptación por parte de una persona que nos atrae física o espiritualmente nos brinda sentimiento de valor propio y deseo de mejorar nuestra esencia y acciones.  La experimentación gradual de varias relaciones superficiales causa en determinado momento, sentimiento de vacío espiritual o de poco valor propio.  Las personas sin una relación profunda generalmente sienten que su paso por la vida es arbitrario y se comportan de manera descuidada y sin importarles lo que suceda en sus vidas.  Eso causa que las personas sean seres sin objetivos y sin lucha por lograr sueños y en casos consecuencia que decaigan espiritual e intelectualmente (promiscuidad, falta de valores, alcoholismo, participación frecuente en actividades de entretenimiento para disuadirse de su vacío espiritual).  Al final, esas personas nunca hacen algo benéfico o hacen cosas decadentes y eso, junto al colectivismo, genera decadencia en el mundo en general.

El libertinaje sexual elimina sentido de conexión pura y compromiso, causando que las personas no logren relaciones edificantes y sientan así, vacío en sus vidas.

En cuanto a colectivismo, todo se sintetiza a tener esencia propia definida por intelecto activo, u obviar la esencia propia (no meditar ni pensar) para adaptarse a las mayorías o a las tendencias (que alguien más, impone).

Para más detalles y para debates, ver: https://qdyrx.com/product/conservacion-de-valores-y-principios-por-spiritus-umbrarum/

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor: