De las compras y deudas

Guatemala Al Rescate

En esta época de festividades navideñas, la costumbre es regalar lo que nosotros consideremos que le puede gustar a un ser amado o este pueda necesitar y los centros comerciales se llenan de compradores y las cabezas de familias se endeudan de una manera impresionante impulsados por la propaganda de consumo que se nos ofrece a través de todos los medios de comunicación, redes sociales, etc.  Creo que uno debe regalar lo que esté dentro de su presupuesto, además de no ser una obligación, pero sobre todo entender que no hay que endeudarse para regalar, estas son fiestas para compartir con la familia y amigos.

Es común que en esta época los hábitos de ahorro se dejen de lado y las compras se incrementen, pues lo único que se tiene en la cabeza es ¿Cómo gastar ese dinero que se tiene en el bolsillo? El problema surge después porque al no planificar los gastos, se excede en ellos, y se empieza el año siguiente con deudas viejas y nuevas.

Lo importante aquí es entender que no es malo gastar, sino hacerlo de manera sensata, planificar los gastos no quiere decir restringirse por completo de ellos, en estas fiestas todos, dentro de nuestras posibilidades, queremos regalar a nuestros seres queridos, al hacerlo, se debe tener siempre en mente con lo que contamos para gastar y evitar caer en compras impulsivas que nos endeuden más allá de lo que podemos gastar.

Estas fiestas, son para disfrutarlas en familia, entiendo que los jóvenes en muchos de los casos quieren ir a parrandear, tanto en navidad, como en el año nuevo, pero una cosa es cierta, conforme uno va madurando, se va dando cuenta de la importancia de pasar estas fiestas en compañía de sus seres queridos, el tiempo es inexorable y en algún momento nuestros padres nos dejan, y se repite el ciclo para los hijos y la vida no se detiene y al final lo único que nos queda son los recuerdos de lo que vivimos juntos en fechas y momentos especiales, les recuerdo que yo también fui joven.

Y por último les sugiero no regalar mascotas, los cachorros, gatitos o cualquier otro animal pueden ser muy tiernos, muy bonitos, pero se debe tener mucha responsabilidad para su cuidado, es un compromiso de por vida que se adquiere con ese ser indefenso que necesita cuidados, atención, cariño y hay que tener muy en cuenta que también representa un gasto porque no solamente hay que alimentarlo, hay que llevarlo al veterinario, llevar un control de vacunas que lo protegerá no solamente a la mascota, protegerá también a toda la familia con la que convive, por lo que, es necesario asumir toda la responsabilidad que conlleva tener una mascota, no regale mascotas a menos que quien lo reciba le dará el cuidado necesario, y no lo abandonará en la calle como hacen muchos, las mascotas también son seres vivos que merecen nuestro cariño y respeto.

TEXTO PARA COLUMNISTA
De las compras y deudas 3

Lea más del autor: