Mirilla indiscreta

Culebras con cara de gente

Mirilla Indiscreta

En alguna oportunidad, alguien cuyo nombre no registró la historia, meditando sobre las altas cumbres del poder y la forma de alcanzarlas, estructuró un pensamiento trepidante.

“Los puestos eminentes son como los peñascos; sólo pueden llegar a ellos las águilas y los reptiles”.

Difícil la decisión de ser reptil, siendo humano, lo que sí parece más sencillo es tirarse al piso y reptar como culebra dispuesto a lamer suelas… eso sí, sin anular la ponzoña, siempre lista a inocularse en el tobillo aún de aquel que le tira las migajas contaminadas de soberbia.

Lo que resulta imposible, es sin alas, transformarse en águila.

Por esa razón no nos debiera extrañar en el reino de la política, encontrarlo lleno de reptiles, con cara de gente.

Por esa misma razón muchas veces me he preguntado, cómo un país tan bello, generoso, lleno de todo, para todos, carece de águilas, y las cumbres las tengan reservadas las serpientes.

Será la ambición la que enceguece, será la riqueza la que anima y envilece o será mucho más el afán de tenerla.

Mi generación tenía poco, competir por tener resultaba dentro de nuestras estructuras feudales, poco probable.

Como reacción frente a la injusta realidad, fortalecimos la conciencia y decidimos competir con los que tenían. SIENDO.

SER Y TENER compitiendo en igualdad de condiciones.

Los que tenían eran una versión aceptable de señores.

Y los que Siendo por atesorar y pulir el ser, como el oro más preciado, eran respetados por los señores que tenían.

Discutían en la misma mesa como iguales inter-pares.

El que tenía no salía a ver la marca del automóvil o si había llegado en autobús el que no tenía.

Sabía que Era… Sabía que Sabía.

Ha sido más difícil lidiar en un mundo en el que No Es tiene y El que Tiene le dejó el espacio a los que creen que tienen sin tener.

Son los Sicarios de los que tienen… los otros, Los que Tienen y no Son, se transforman en sicarios de los que son y no tienen.

Se juntó la escoria y entre ellos se disputaron el poder de los que aspiran honestamente a reunir las dos cualidades. Ser y Tener…Tener y Ser.

La Res-Pública (Cosa-Publica en el Derecho Romano) transformada en Cosa… (objeto) o en Res…(semoviente) lista para ser destazada.

Sociedades habidas de consumir: objetos y honras…todo, cosas y dignidades…todo, listo para digerirse en los intestinos de la gente que todo se lo traga y lo defeca sin pudor ni clemencia.

Presa de una información comprometida y decadente que transformó el papel periódico en papel toilette.

En algún tiempo se hizo a la inversa los periódicos siempre terminaban en los desagües pero habían incendiado a su pueblo de ideales antes de tan trágico final.

Era sólo cuestión de economía.

Ahora en proceso de extinción perecen ya sin ninguna utilidad y en ese proceso recurren a la tríada de la calumnia, injuria y difamación para nunca ser olvidados.

La guerra de los medios transformados en linternas en lugar de faros, en brasas en lugar de soles, en mercaderes en lugar de orientadores, en vendepatrias en lugar de héroes… transformando a la patria en mercancía en lugar de ideal.

La ciudadanía abandonada, en proceso de transformarse en jauría para estar a tono con quienes deciden por ellos.

Esta navidad nos encuentra contaminados paulatinamente del síndrome de Estocolmo (fenómeno en que el secuestrado termina amando a su secuestrador porque no lo mata).

Empezamos a pensar que son malos… pero no tanto… ladrones pero de buena voluntad…traidores a la patria… pero sin querer… Narcos… pero para fastidiar a los gringos… Corruptos… pero solo porque tienen que pagar a la justicia.

Veremos si Jesús se anima a nacer en Guatemala este año.

Hundidos en la fe… ahogándonos en la esperanza queremos confirmar si llegando al fondo podemos darnos el gran impulso para salir a flote.

Queremos vivir en paz…Queremos tener Salud…Educación…una casita donde vivir…un trabajo honrado que desempeñar… una razón de ser para sentirnos humanos y dignos.

Y lo más importante devuélvannos a la juventud. No perviertan sus sueños… no prostituyan sus ideales…Ellos y la tierra que germina nacieron al mismo tiempo… no envenenen sus frutos.

Hagámosle un espacio decente al niño Dios para que su nacimiento sea un feliz acontecimiento cristiano.

Sólo eso dennos, perversos y quédense con el resto.

TEXTO PARA COLUMNISTA
Culebras con cara de gente 3

Lea mas del autor:

Danilo Roca (Edmundo Deantés)

Jurista, analista político, luchador por la libertad.

Avatar de Danilo Roca (Edmundo Deantés)