Press "Enter" to skip to content

Adiós 2019

Políticamente Incorrecta

Se va el 2019, último año del segundo decenio de este milenio. Un año complicado, en el que vivimos la contienda electoral más anómala de nuestra historia. En el que trataron nuevamente de bajarse al Presidente de la República, gracias a Dios sin éxito. Un año en el que salió a la luz pública el secreto a voces de la narco guerrilla y los micro narcos que han pululado en todo el altiplano del país, bajo la protección de pueblos manipulados por la falta de oportunidades. Gente que protege pistas clandestinas para trasiego de droga, plantaciones de drogas, por no tener otra forma de llevar pan a sus mesas. Deforestan, queman bosques indiscriminadamente, pero protestan contra las plantaciones. Pero les han metido en la cabeza que los “criminales” son las empresas que quieren invertir en esas regiones, las que generan empleos directos e indirectos, progreso, y con ello, prosperidad en la región.

Tenemos una Corte de Constitucionalidad omnipotente, omnipresente que, con cuatro jinetes del apocalipsis, liderados por una mujer encarnación de lo peor, se autodenominan jefes del Presidente de la República, del Congreso y de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia. Y el pueblo nos dejamos, como tontos, impávidos.  No los elegimos, pero nos dejamos pisotear por ellos. Les permitimos que hagan de Guatemala lo que les da la gana.

Se ha empezado a fortalecer al Ejército de Guatemala, gracias a Dios, luego de que los zurdos casi lo anulan vía los Acuerdos de Paz y sus derivados. Ojalá sigan combatiendo el narco, y le entren a los mareros y demás crimen organizado.  Condenar al Ejército por un puñado de oficiales corruptos es como que yo diga que todos los de izquierda son pedófilos.

El PDH también ha sido protagonista. El tipo se piensa un semidios, con un complejo napoleónico dantesco, un ego que por mucho sobrepasa su prestancia, y una desfachatez sin límites. Gracias a la protección de los jinetes del apocalipsis, sigue allí, cómodo en su silla, porque éstos, violando por enésima vez la Constitución que debieran proteger, prohibieron al Congreso destituirlo.

Pero como diría Lady Galadriel en el Señor de los Anillos, no todo está perdido si el corazón es verdadero.

La economía creció en un 3%, contra todas las apuestas de los monos sabios de la izquierda, que se auto proclaman los intelectuales del país, y contra el Soros a la Tortrix. “El país ha tenido un desempeño económico sólido en años recientes, con un crecimiento del PIB de 3.1 por ciento en 2016, 2.8 por ciento en 2017 y 3.1 por ciento en 2018. Se espera que la economía del país crezca un 3.3 por ciento en 2019 y 2.8 por ciento en 2020.” Fuente, Banco Mundial, al que los zurdos dirán es parte del “pacto de corruptos” sólo porque no están diciendo lo que ellos quisieran y en su mezquindad, miopía y pequeñez, son incapaces de reconocer algo bueno aunque les dé un leñazo en la ñola. https://www.bancomundial.org/es/country/guatemala/overview

Y para cerrarlo con broche de oro, el Presidente Jimmy Morales y la Primera Dama, fueron invitados en visita oficial por el Presidente de los Estados Unidos y líder del Mundo Libre Donald J. Trump y su preciosa esposa, la Primera Dama Melania Trump. No todos los Presidentes reciben ese honor, y menos aún, un mandatario que está a punto de concluir su período de gobierno. Giammattei, según me dicen en DC, no estaba invitado. El Presidente de USA no suele invitar Presidentes hasta que no han tomado posesión de su cargo. Ya decía yo que me olía raro que el mandatario de un país en desarrollo, que tanto depende de USA, se diera el tupé de “declinar” semejante invitación.

Pero si bien las listas de lo bueno y de lo malo son largas, la pregunta es ¿qué hizo usted por su país este año? Si trabajó con ahínco, llevó pan a su mesa, ayudó a mover el engranaje económico recibiendo su salario y consumiendo, generó empleo, divisas, inició una actividad productiva, pagó sus impuestos, respetó las señales de tránsito, fue amable con quién se cruzó en su camino, cuidó de su familia lo mejor que pudo, y ya no digamos fue fiel a su Fe, fiel a su pareja, justo con su gente, honrado, honesto, respetuoso de la Ley, ya hizo usted mucho y por favor, no cambie. Toca hacer examen de conciencia para saber si uno cumple con todo eso.

Si usted es exitoso en sus labores, pero le pone los cuernos a su pareja, es mal padre, mal hijo, mal amigo, mala persona… Le sugiero se haga una auto evaluación, por el bien de su alma.

Pienso que los que podemos estar tranquilos somos los que cumplimos con todo lo anterior. Y a ustedes les digo, si no les gusta la clase política, involúcrense. Corran el riesgo de que les bajen el pellejo, los trasquilen en redes, les digan oprobios, si tienen una visión de país y un ideal que pueda contribuir a mejorar Guatemala. Postúlese a un cargo de elección popular. Ayude a limpiar el aparato burocrático. Criticar es fácil, involucrarse y correr el riesgo, requiere mucha valentía y amor por el país.

Guatemala necesita que más gente honesta y digna se tire a limpiar el pantano político. Si no lo hacemos, de nada sirve insultar, atacar, vociferar en redes. Queda todo como letra muerta, y Guatemala continúa corriendo riesgos de caer en el socialismo (aunque usted no lo crea).  Ojalá este 2020 inicien nuevos partidos, basados en principios e ideales, que puedan ofrecer una alternativa decente por quién votar en las próximas elecciones. Primero Dios, llegaremos a elecciones libres en cuatro años.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: