Adiós 2019

Se va el 2019, último año del segundo decenio de este milenio. Un año complicado, en el que vivimos la contienda electoral más anómala de nuestra historia. En el que trataron nuevamente de bajarse al Presidente de la República, gracias a Dios sin éxito. Un año en el que salió a la luz pública el secreto a voces de la narco guerrilla y los micro narcos que han pululado en todo el altiplano del país, bajo la protección de pueblos manipulados por la falta de oportunidades. Gente que protege pistas clandestinas para trasiego de droga, plantaciones de drogas, por no tener otra forma de llevar pan a sus mesas. Deforestan, queman bosques indiscriminadamente, pero protestan contra las plantaciones. Pero les han metido en la cabeza que los “criminales” son las empresas que quieren invertir en esas regiones, las que generan empleos directos e indirectos, progreso, y con ello, prosperidad en la región.