Press "Enter" to skip to content

El Programa VIDA del MIDES

Crisol Literario

En apego al principio de legalidad, se atienden casos judicializados exclusivamente.

“Vida” es un programa social creado en agosto del 2017 bajo acuerdo ministerial DS-68-2017, a cargo del Ministerio de Desarrollo Social rector de las políticas sociales conforme Decreto Legislativo 1-2012. El lanzamiento oficial del programa fue el 7 de diciembre del 2017 con el nombre oficial de “Niñas y Adolescentes Embarazadas o Madres Víctimas de Violencia Sexual Menores de 14 años Cuyos Casos Han Sido Judicializados”. El término judicializado recoge a cabalidad la inspiración de la Constitución Política de Guatemala en sus primeros tres artículos relacionados a la protección de la persona y derecho a la vida, evocando el fin último de la organización del Estado: “La realización del bien común”. Y por tratarse de víctimas de violencia sexual en niñas menores de 14 años, se ampara en los principios de juridicidad y legalidad establecidos en la normativa jurídica de Guatemala.

El programa busca, por medio de la entrega periódica de Transferencias Monetarias Condicionadas -TMC-, fomentar el acceso a los servicios de salud de las niñas y adolescentes embarazadas; o bien, conforme a protocolo del ministerio de Salud Pública, velar por el chequeo de las hijas o hijos de las madres menores de 14 años que hayan sido víctimas de violencia sexual, cuyos casos a nivel de expediente, estén debidamente registrados y certificados ante órgano jurisdiccional competente. Lo cual, evitará arbitrariedades, suspicacias e ilegalidades. En esto consiste el vocablo «Judicializados» y se consolida con el abordaje de la hoja de ruta interinstitucional, establecida para tal fin.

Para Visto Bueno y aprobación final del expediente debe cumplirse con el abordaje de la hoja de ruta interinstitucional que consiste en la acción coordinada con el Ministerio de Educación, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, la Procuraduría General de la Nación, el Ministerio Público y la Secretaría Contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas -SVET-. Entidades que dentro del convenio interinstitucional son las encargadas de intervenir la hoja de ruta para la prevención y solución de la violencia intrafamiliar: “Ruta de Abordaje Integral de Embarazos en Niñas y Adolescentes Menores de 14 Años de Edad”.  Unicef y el Fondo de Poblaciones de la ONU, apoyan la ruta de abordaje.

“En términos prácticos, el programa consiste en la entrega periódica y bancarizada de una Transferencia Monetaria Condicionada -TMC- de Q 1 mil 500 y se entrega a la persona que ejerza la Patria Potestad de la menor o al tutor o responsable legal de la niña embarazada, siempre y cuando se cumpla con la corresponsabilidad enmarcada en el protocolo del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social”, explicó el Ministro de Desarrollo Social en interesante reportaje del Diario de Centro América de fecha viernes tres de enero, 2020.

El titular de la cartera de Desarrollo Social, Carlos Velásquez Monge, indicó adicionalmente que, como parte de las corresponsabilidades, la persona quien ejerza la Patria Potestad es la responsable del cumplimiento de la asistencia a los controles médicos de la niña o adolescente embarazada. “Este es uno de los aspectos más complejos y que con mayor necesidad debemos atender ya que en el país no existía una intervención de este tipo, pero con la labor interinstitucional lograremos dar continuidad al programa y una nueva oportunidad a las pequeñas”, se indicó.

Criterios de inclusión al Programa y cultura de denuncia: para la creación de un expediente debe existir una denuncia, ante jurisdicción competente, de niñas y adolescentes embarazadas o madres menores de 14 años, víctimas de violencia sexual, para judicializar la denuncia. 2. Contar con titular asignada por juez competente en su calidad de padre, madre, tutor o responsable de la menor y 3. Ser de nacionalidad guatemalteca, tanto la víctima como la persona titular. El programa establece en su hoja de ruta la prevención a la violencia intrafamiliar y el fomento de la cultura de denuncia ya que según investigaciones e inferencias del programa  “El 90 por ciento de los casos de abuso a niñas menores de 14 años ocurren en los hogares e involucra a familiares de las víctimas, que en la mayoría de los casos no son denunciados”.

Este espacio Crisol Literario ha visto con buenos ojos el trabajo del programa a cargo del viceministerio de Protección Social y exhorta a futuras administraciones a continuar fortaleciendo la prevención de la violencia intrafamiliar, el fomento a la cultura de denuncia y un aumento de al menos Q 400 al actual estipendio de la TMC como parte de la auditoria operativa del programa saludable a cada período de tiempo. Tiempo que puede quedar determinado por los niveles de inflación y el costo de los medicamentos para resarcir o elevar la autoestima de las niñas víctimas de ese flagelo.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Comments are closed.

%d bloggers like this: