Press "Enter" to skip to content

Bienvenido 2020, nuevos desafíos, nuevas oportunidades

Lugar Hermenéutico

Por milenios se ha celebrado cada inicio de ciclo como una fecha emblemática que marca el comienzo de un periodo determinado. En muchas culturas siempre se celebró el año nuevo, sin embargo, en la fecha en la cual se celebra hoy día es relativamente nueva, pues inicio a festejarse a partir de 1582 cuando el papa Gregorio XIII instituyo el uno de enero de cada año como el inicio de lo que se conoce como el calendario gregoriano que vino a sustituir al calendario juliano.

Al inicio fue una celebración en los países catalogados como católicos, pero poco a poco se fueron incorporando más naciones por todo el mundo.  Mas allá de su origen, esta fecha constituye la frontera entre lo que se pudo, lo que se alcanzó y lo que se postergo en un periodo determinado por 365 días su equivalente a 8760 horas o bien 525,600 segundos.

Dado el dinamismo y lo agitado del día con día en la vida moderna son pocos los instantes que nos invitan a hacer un balance en lo actuado y un detente en el camino para continuar o reorientar los esfuerzos realizados hasta ahora.  Cada inicio de año viene cargado de múltiples energías, lleno de expectativas y planes que a lo largo del año se pueden ir plasmando en actos concretos o bien pasan a los costales de lo inconcluso.

Bendito cada inicio de año porque justamente nos inyecta una sobredosis de ánimo, entusiasmo en el establecimiento de objetivos y metas, sean estos en los planos personal, familiar o comunitarios, que bueno si logramos alcanzar gran parte de ellos, de igual manera sirven como una utopía para avanzar en el caminar de la vida para ser mejores hora por hora, día con día.

El 2019 quedo atrás y con él muchas satisfacciones, así como metas incumplidas, pero este 2020 abre la gran oportunidad de reescribir el futuro en todos los órdenes, tanto en los planos personal como de país, pues el futuro es el pasado que escribimos en el presente.

Bienvenido 2020, bienvenidos los nuevos desafíos y también a los no tan nuevos, este debe ser un excelente año para arremangarse la camisa y echar punta por nosotros, por nuestra familia, Guatemala.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Comments are closed.

%d bloggers like this: