Press "Enter" to skip to content

Magret de pato con peras y cardamomo

Aunque el sabor de la carne de pato es muy particular, es también muy fácil de acompañar, acepta todo tipo de guarniciones y salsas, tanto si se cocina entero como si se hace alguno de sus cortes más apreciados, como el muslo (confit) o la pechuga (magret). Como el pato es también una de las elecciones habituales para los menús de celebración, como la Navidad, hoy os traemos una propuesta que os va a encantar si la probáis, se trata del Magret de pato con peras y cardamomo.

Como se puede apreciar, es una receta de fiesta elegante y deliciosa, además, es muy fácil y rápida de hacer, pues las pechugas de pato se cocinan en menos de 10 minutos y la guarnición que las acompaña en este plato tampoco necesitan más de ese tiempo, básicamente se trata de saltear la fruta fresca aromatizándola con cardamomo y pimienta rosa, y añadimos también unas uvas pasas que potencian el contraste de sabor dulce y salado que tan bien va a esta carne roja, así como unos pistachos que aportan un toque crujiente y un sabor que gusta a todos.

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 magrets de pato
  • c/n de sal.
Para la guarnición
  • 4 peras Conferencia (que no estén muy maduras)
  • 3 c/s de pistachos pelados
  • 3 c/s de uvas pasas remojadas en coñac
  • 3 vainas de cardamomo
  • 1 c/p de pimienta rosa
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal marina
  • c/n de sal Maldon.

Elaboración

Limpia las pechugas de pato con papel de cocina y corta la parte de la piel con un cuchillo bien afilado haciendo rombos, puedes ver cómo queda en esta receta de pato al vermut. Reserva a temperatura ambiente para que la carne se cocine después de forma más homogénea.

Mientras tanto, prepara la guarnición, pela las peras y retira el corazón y pedúnculo. Corta la fruta en dados. Pela los pistachos tostados y déjalos enteros para que luzcan más en el plato, puedes variar la cantidad al gusto, pues la que indicamos en los ingredientes es orientativa.

Las uvas pasas puedes ponerlas en coñac un par de horas antes de hacer la receta, en el caso de que no lo hayas hecho, no pasa nada, será un matiz menos en el sabor y en su jugosidad, pero el plato quedará igualmente rico si pones las pasas recién salidas del paquete.

Pon una sartén a calentar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, cuando esté caliente añade las peras, los pistachos, las pasas bien escurridas (si han estado en remojo), las vainas de cardamomo con un golpe para que se abran, y la pimienta rosa.

Magret de pato con peras y cardamomo

Añade también sal fina al gusto, opcionalmente puedes añadir pimienta negra recién molida. Saltea a fuego fuerte para conseguir que las peras se doren ligeramente, pero que no se cocinen mucho para que no queden muy blandas. Cuando estén listas, retira del fuego.

Cocina los magrets de pato poniéndolos por la parte de la piel en una sartén o plancha caliente y sin engrasar, y salándolos al gusto. El pato soltará mucha grasa, y ésta se puede reservar para otras recetas si se desea. Cuando se haya hecho el pato unos cuatro minutos a fuego medio-alto, consiguiendo que la piel quede bien dorada, retira la grasa.

Entonces da la vuelta a los magrets y cocina unos tres minutos más por el otro lado. El tiempo de cocción es orientantivo, pero esta carne normalmente se deja sonrosada, no se cocina en su totalidad para que quede tierna y jugosa. No obstante, a cada comensal se la puedes hacer al punto que desee.

Acabado y presentación

Corta el magret de pato en rodajas gruesas y disponlas en el plato abriéndolas como un abanico. Reparte sobre la carne las peras salteadas con pistachos y pasas, y termina con un poco de sal Maldon. ¡Buen provecho!

Lea también:

Comments are closed.

%d bloggers like this: