La democracia no es solamente procesos y partidos electoreros

Los objetivos de los verdaderos partidos políticos son fortalecer la democracia que garantice el bienestar del pueblo, sobre la base de ideologías claras con principios y valores, se permita la inscripción de ciudadanos para cargos de elección popular con capacitaciones sobre programas ideológicos, no permitiendo que las personas electas sean corruptas, oportunistas y que no solo trabajen para sus intereses personales y políticos.