Press "Enter" to skip to content

Hablando del respeto

Nuestro Mundo Posible

El respeto es una palabra que a la mayoría de las personas les suena muy fuerte.

Cuando se habla de respeto parece que se les dice imposición.

Las razones por las que nos parece una imposición es la formación que hemos recibido como seres humanos.

El respeto implica dar el espacio a cada uno de los seres que existen en nuestro universo.

Las razones para dar el espacio a cada ser existente es que con ello creamos el mundo natural y social para cada individuo.

La fundamentación del respeto en la formación cultural es porque de acuerdo a lo que nuestro espacio social nos enseña es lo que vamos aprendiendo y hacemos.

El espacio a los otros miembros existentes nos permite una vida con la paz y la armonía que muchas veces queremos nos sea dada

Nos quejamos de la conducta que observamos en los grupos humanos y no pensamos que esa conducta propicia el mal en muchos aspectos. La carencia de respeto o el poco respeto generan en los grupos humanos la desvalorización en todos los aspectos: lo social, lo legal, lo económico, lo estatal, el aprendizaje y la vida familiar.

El respeto es dar el espacio para que todos los aspectos que acabamos de mencionar puedan funcionar en una armonía que hacen que la vida de cada especie pueda ser. Con ello generamos un entorno que hace la vida de los seres humanos placentera y realizable.

En lo social, en la relación de cada ser humano, no importa de qué país provenga, en qué país haya nacido lo consideramos otro ser humano digno de vivir teniendo las mismas oportunidades, los mismos derechos que nosotros.

El espacio para la vida se hace placentero por lo que cada persona puede construir su vida haciendo las mejores elecciones al tener la paz interior necesaria.

Un entorno donde cada ser humano se sienta en paz y con el espacio que necesita para construir su vida es un espacio de respeto.

En cuanto a lo legal hablamos de la legislación que cada grupo humano ha determinado es lo mejor para marcar las pautas obligatorias de convivencia.

Si esas normas obligatorias dejan de ser consideradas como la mejores disposiciones para la convivencia y dejan de respetarse ese grupo social se traslada a una vida de caos donde cada ser hace lo que quiere y sólo hay espacio para los fuertes o los que todo lo arreglan mediante el dinero.

Una sociedad sin el respeto, sin el espacio de lo legal, hace que la vida de una parte de su población sea muy difícil y sin esperanza para el futuro que podrían construir.

En cuanto a los económico, cuando no se respeta, cuando no se toma en cuenta el espacio legal que marcan las leyes nacionales e internacionales para realizar la actividad comercial de manera justa entre el que produce los bienes y el que los compra; esa sociedad no puede crecer y sin crecimiento no hay oportunidades para todos.

Los grupos sociales no pueden realizar la vida a la que tienen derecho entonces el respeto se convierte en un aspecto muy importante porque su ausencia  generará la pobreza en una parte muy importante de la población.

Ningún sector de la población de un país merece la pobreza como construcción de sus vidas.

Todo gobierno está construido para buscar el bien de sus gobernados y orientar los recursos que la región produce en bienestar de la población. Los gobiernos deben respetar, dar el espacio a cada ser humano para construir una vida digna. Cada gobierno debe enseñar a sus gobernados el respecto a cada ser humano y proponer y desarrollar leyes que propicien el crecimiento.

Cada gobierno debe de enseñar a sus gobernados que los seres humanos de otros países merecen ser respetados.

Dentro del respeto al otro debe estar el respeto a la flora y la fauna de la región y del mundo entero porque es la fuente de vida de los seres humanos.

Los planes de educación que instrumente cada gobierno de cada país deben ser para propiciar el respeto a la vida, el respeto a la naturaleza.

Hay que enseñar el respeto al entorno que da la vida a todo ser humano.

El respeto en el aprendizaje, en la educación formal que imparte el Estado y los particulares con anuencia del Estado es tan importante como los otros respetos ya mencionados.

En la escuela, en la universidad, mediante la ciencia aprendemos el fundamento científico que tienen los conceptos.

La ciencia nos da explicaciones en las ciencias experimentales y al mismo tiempo nos da explicación de las ciencias humanas.

En la escuela, en la universidad aprendemos el fundamento de las cosas; allí aprenderemos todos los fundamentos y las consecuencias de lo que significa el respeto para todos los grupos humanos.

En la vida lo importante en ciencias no es sólo las matemáticas, la física y la química; en la vida son importantes las ciencias humanas porque nos enseñan los aspectos que corresponden a los que somos: seres humanos.

Si aprendemos ciencias duras es para trabajar con ellas en un mundo de seres humanos por lo que también es importante la otra parte de la balanza: los seres humanos.

Aprendemos ciencias duras para usarlas en un mundo de humanos.

Para que todo funcione bien tenemos que saber quiénes somos como seres humanos y el respeto nos permite practicar las profesiones dando el espacio a los otros para ser, tanto seres humanos como los demás seres que nos hacen posible la vida.

Por último veamos la educación familiar.

En el núcleo familiar cada miembro tiene un rol, una función a desempeñar y ese rol necesita de un espacio para poder ser.

El respeto en la familia es dar el espacio de ese rol a cada individuo y dejar de pensar que el respeto es miedo a los seres humanos que realizan el rol de mayor responsabilidad.

Hay que enseñar a los menores lo que significa el respeto: permitir a los mayores realizar su función y ayudar a que esa función sea placentera.

Enseñarles a los menores a considerar el espacio para la vida de todos los seres que forman el entorno: los otros seres humanos, la flora y la fauna.

La naturaleza no está para sólo apropiarnos de ella; la naturaleza está para seguir adelante y para nuestra vida.

Los menores deben de aprender lo que es la vida: el aprender y aportar.

Los menores también deben de tener el espacio para crecer, para ser pero al mismo tiempo concientizarse en que hay etapas y etapas de la vida para todos los seres y que ellos están en una etapa de aprendizaje.

En la familia hay que crear una comunidad en donde todos tengan una función y en donde una etapa comienza y otra termina.

Como hemos visto el respeto encierra la vida buena en esta nave que es nuestro planeta Tierra en donde todos debemos de caber.

¿Qué nos pasa cuando no aprendemos el verdadero significado del respeto?

La vida de unos y de otros se vuelve sin el espacio necesario para ser y los que se sienten muy fuertes y que pueden hacer todo lo que quieran terminan siendo presas de ese mismo respeto que violentaron.

Por todos lados vemos en qué terminan los que violentan la convivencia y el espacio de los otros seres vivos.

Seamos seres humanos de respeto y para el respeto porque de algo que parece no ser importante depende la vida de desarrollo personal que queremos.

Pensamos que eso de respeto es sólo para los niños y que ese respeto debe ser miedo a la autoridad o al poder del otro.

Cuando analizamos lo que es el respeto aprendemos que es lo más importante que podemos considerar para la vida humana.

El respeto para mí.

El respeto para el otro.

El respeto para la naturaleza.

Si aprendemos y practicamos el respeto creamos una sociedad donde la vida es posible para todos.

Si aprendemos y practicamos el respeto podemos pensar que la nave que es nuestro planeta Tierra es la nave de la felicidad y la felicidad donde no hablemos de pobres en el aspecto que se quiera considerar, donde hablemos de seres que tienen la oportunidad de ser con la igualdad que merecen.

¡VIVA EL RESPETO!

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora:

Comments are closed.

%d bloggers like this: