Home > Columnas > Gobernación de Petén, clave para el turismo nacional

Gobernación de Petén, clave para el turismo nacional

Crisol Literario

Nuevas generaciones de talentos se pronuncian por un espacio de participación gubernamental: oportunidad al género femenino.

Han pasado los años desde que los centros universitarios llegaron al departamento de Petén, hoy vemos los frutos en una juventud con niveles de formación respetables; incluso, con altruismo y esfuerzo de viajar a Ciudad Guatemala o becas en el extranjero la juventud emprendedora de aquel resplandeciente departamento se ha formado a nivel de postgrado (maestrías y doctorado) en diferentes ramas del conocimiento. Uno de esos emblemáticos y representativos casos recae en la humanidad de la doctora Carmencita Luna con grados académicos a nivel postgrado que ha sabido complementar en actividades de emprendimiento y negociación empresarial. Así como de su participación en proyectos comunitarios atendiendo temas de migración y turismo sostenible. Esa trayectoria, sin lugar a duda, ha generado en la doctora Luna experiencia acumulada en gestión gubernamental, en auditoría de procesos y articulación interinstitucional que la sitúan en una perspectiva ciudadana digna de ser tomada en cuenta en la esfera gubernamental de toma de decisiones del departamento de Petén.

En el ámbito de la imparcialidad, el equipo de Crisol Literario pudo acceder y consultar a uno de los profesores catedráticos, el licenciado M. Sc. Carlos Salvador González quien aseguró de la calidad académica y del acentuado Don-de-Gentes de trabajo en equipo de la hoy doctora Carmencita Luna.  Añadió que otros exalumnos, igualmente, han sabido triunfar en sus carreras profesionales dentro y fuera de Petén. Asimismo, recordó con nostalgia que en aquel entonces (años 1999-2005) hubo ausencia de algunos alumnos/as que tuvieron que emigrar de Petén y no lograron completar la carrera, describió con lúcido pensamiento, el profesor González.

En el tema directamente del turismo, tal como comentado en el recién pasado artículo “Salcajá y el Turismo Nacional”, Tikal es uno de los centros arqueológicos de la milenaria cultura maya, comentándose que alrededor y a lo largo de la Riviera Maya debería procurarse la formación de polos turísticos adyacentes con enfoque de senderos ecológicos sostenibles para dar continuidad de tránsito al complejo turístico desarrollado en el sureste de México que genere para Guatemala la curiosidad del turismo extranjero visitar Tikal y las otras bellezas naturales de su entorno nacional.  Siendo el Municipio de Salcajá uno de estos polos de desarrollo y emprendimiento que de la mano de su actual alcalde Miguel Ovalle se ha venido preparando en la última década para ser uno de esos destinos turísticos innovadores con cultura ambiental, culinaria y conservación de los saberes ancestrales. No se descarta que Guatemala tenga lugares bellos en el marco de sus ecosistemas y hábitat naturales, pero desde la perspectiva del turismo se necesita infraestructura ecológica que haga que el turista se sienta cómodo por unos días en el lugar.

Si realmente queremos ver al país como un destino turístico atractivo e innovador debemos adaptarnos a las nuevas generaciones de turistas. Los tradicionales gloriosos centros turísticos de antaño se han estancado y necesitan ser inyectados de valor agregado en función a las exigencias del turismo de actualidad. No es posible que se reporte año con año volúmenes menores a 2.6 millones de visitas/año (cifra ofrecida por Inguat – enero 2020) de los cuales, alrededor del cincuenta por ciento son centroamericanos-y-del-caribe-2018/">centroamericanos y guatemaltecos (locales). Tenemos importantes espejos donde vernos: la República Dominicana, Costa Rica; y sin ir lejos, Belice reportan volúmenes mayores en términos de turismo anual. No digamos México que supera la formidable cifra de cuarenta millones, o un poco más, de turistas al año que representa alrededor del ocho por ciento de participación en la economía mexicana, respecto de su Producto Interno Bruto -PIB-.

Para el caso de Guatemala, el Inguat en su reporte de cierre indicó que el turismo en 2019 creció seis por ciento respecto del año anterior, 2018; no obstante, comentaron, el comportamiento de divisas no tuvo el mismo ritmo. En otras palabras, no se reporta un incremento en las divisas ni en las compras locales por parte del turista. La clave es «como lo hacen tantos países por el mundo» procurar que el turista se quede más tiempo en el país receptor y con ello que su consumo sea mayor. México, Costa Rica y la República Dominicana han logrado que el turista no solo guste retornar; sino, además, se quede por alrededor de una semana en el país con los respectivos incrementos en términos de divisas frescas hacia el país receptor.

Uno de los países asiáticos de referencia mundial de turismo con ecosistemas similares a la región Caribe es Tailandia que para el período 2017-2018 ocupó la cuarta posición mundial en términos de ingresos por divisas con una tasa de participación en su economía del diez por ciento de su Producto Interno Bruto -PIB-, solamente por debajo de Estados Unidos, España y Francia superando al Reino Unido, Italia y Alemania.  Una de las magias y encantos de Tailandia es que ha logrado que el turista quede visitando el país un poco más de diez días, incluso hasta dos semanas.

El tiempo de permanencia del turista en los países destino es la referencia mundial a la que debemos apuntar e ir tras ella, de lo contrario no habrá repunte de la industria turística sostenible y ecológica en nuestra querida y bella Guatemala. Continuaremos en una tercera y última entrega de esta miniserie con el fascículo titulado: “El turismo y la importancia de los Consejos Departamentales de Desarrollo, -CODEDE”-.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Leave a Reply