Press "Enter" to skip to content

La inteligencia emocional y los negocios

Hablemos de Economía

Dime como están tus emociones y te diré como están tus finanzas.

Hace un buen tiempo escuché esto de parte un amigo empresario que radica en Miami, cuando lo visité hace 3 años aproximadamente en su oficina y del cual he aprendido muy buenos tips para negocios personales y empresariales obviamente.  Resulta que está frase me dejó con mucha incertidumbre en mi vida y comencé a indagar que tienen que ver las emociones con las finanzas ya sean personales o empresariales como tal y es que si están completamente ligadas las dos. Tantas las emociones como las finanzas.

Por ejemplo: Si tienes un día en el cual todo te ha salido a la perfección en tus negocios o en lo personal y pasas por una tienda donde hay algún producto o artículo que te guste y cuyo precio este dentro de tus posibilidades de compra, es casi 100% seguro que te compras dicho producto porque en tu pensamiento rondará un mensaje que diga: Trabajo duro y por lo tanto me lo merezco como tal. Talvéz o quizás era un producto innecesario y que solo lo compraste porque te gustaba y tu emoción de felicidad te ganó. Entonces acabaste por gastar un dinero que te pudo haber servido para algo necesario o para invertirlo en tu negocio que te produjera más dinero con el tiempo.

Ahora miremos otro ejemplo con el caso contrario, que pasaría si has tenido un mal día y todo te ha salido mal durante el transcurso del mismo, por lo tanto, experimentas tristeza o un poco de depresión. Entonces puede ser que te de ansiedad y para calmar la tristeza o la depresión que la ansiedad te provocó, empiezas a comprar comida chatarra o las cervezas con los amigos. Como notarán esto hará que se gaste dinero innecesario nuevamente que al final afectará no solamente tus finanzas ya sean estas personales o empresariales, si no también tu salud física.

Algo muy importante de saber es que el diseño básico del cerebro se construye en torno de una sencilla oposición: algunas neuronas inician la acción, mientras que otras las inhiben es lo que afirma Daniel Goleman en su libro acerca de la Inteligencia Emocional.

Por aparte, la mente consciente puede actuar y controlar los pensamientos que entrega al subconsciente. Esto que nos indica, por ejemplo si una persona está preocupada por dinero entonces sus pensamientos serán de miedo y escasez y esos dominarán el subconsciente de su mente.

No obstante, Napoleón Hill en su fantástico libro de Piense y hágase rico dice que “la mente puede lograr todo lo que puede concebir y creer”, advirtiendo que las emociones “positivas y negativas” pueden estar en la mente al mismo tiempo, pero solo a uno le corresponde cuál de las dos nos domine.

Existen varias formas para controlar un poco las emociones, el cual he experimentado a lo largo de la vida, aunque soy honesto es muy difícil controlarlas y muchas veces me han logrado dominar como a cualquier persona común y corriente. Algunas de ellas son:

  1. Tratar de no ver mucha TV o pasar mucho tiempo en redes sociales a no ser que se tenga un buen autocontrol que sea lo suficientemente bueno como para controlar aquella emoción, que te puede hacer comprar un producto o servicio innecesario. Explico, tanto la TV como las redes sociales son un caldo de publicidad para el consumismo, que en el caso de las redes sociales está manejado por la Inteligencia Artificial que sabe cuáles son tus gustos y tus preferencias y por ende siempre te va a presentar todo aquello que te puede interesar o que te gusta para la compra. Ahora la TV funciona diferente, está ataca con publicidad en horarios claves de descanso por ejemplo por las noches porque los productores y directores de programas televisivos, saben muy bien que a ciertas horas de la noche, la gente ya está descansada y relajada y con el cual se le puede mostrar un anuncio publicitario para captar su atención y estos puedan caer en la tentación de realizar una compra innecesaria.
  2. Lo otro es escuchar un tipo de música relajante de tal forma con la cual empieces tus días con un nivel óptimo de confianza y que lleves ese positivismo a donde quieras que vayas o simplemente escucha música que te guste y te recuerde algo o alguien con el cual hayas pasado agradables momentos en tu vida y que tu día mejore con tu aptitud.
  3. Un factor muy importante para esto es cuidarse físicamente, el cual requiere ejercicios ya sea en el gimnasio o en la comodidad de nuestro hogar, la práctica de algún deporte y obviamente algo que no puede faltar es una sana alimentación, de tal forma que nos llene de mucha energía para todo el día.
  4. Y por último mi última recomendación es tratar de leerse un libro cada vez que se pueda o al menos estar leyendo artículos constantemente, que alimenten tu mente en términos de riqueza. Esto es muy efectivo y eficaz y altamente comprobado.

Por lo que sugiero que hay que empezar a ingresar todos aquellos pensamientos positivos a nuestra mente, de tal forma que estos hagan que nuestra salud financiera cambie rotundamente y que nuestro dinero aumente en nuestro bolsillo.

Hay que tomar en cuenta que pensamientos positivos, acarrean riqueza y pensamientos negativos acarrea pobreza.

Para concluir quiero enfocarme que en el complejo mundo de hoy moderno y destructivo, el progreso de las empresas y de las personas que lo componen dependerá cada vez más de que tan buena sea la Inteligencia Emocional que tengan, para afrontar los retos que la vida nos presenta a diario. La buena noticia de todo esto es que la Inteligencia Emocional se puede aprender y por lo tanto, se puede poner en práctica.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Comments are closed.

%d bloggers like this: