Press "Enter" to skip to content

La educación no pelea con nadie pero no se confunda Dr. Giammattei

Desde Mi Trinchera

“Se predica con el ejemplo”, eso mismo brinca en mi cabeza al meditar, como hablar, como escribir, como actuar frente al nuevo personaje que, desde el día martes, le fue impuesta la banda presidencial en Guatemala.

“Hace su ingreso al Hemiciclo del Congreso, el Presidente Constitucional Jimmy Morales, para rendir su informe de gobierno ante los nuevos diputados, entre ellos 7 de la bancada Semilla, encabezados por Lucrecia Hernández Mack (ex ministra de Salud del gobierno saliente), con actitud despectiva, poca educación y desafío, se mantienen sentados en sus curules y volteando el rostro al paso del Señor Presidente, que es acompañado de los honores que le corresponden como mandatario, con paso firme se encamina entre aplausos y saludos al lugar de honor que le corresponde.”

Nuestros padres nos enseñaron que, “la educación no pelea con nadie”, demostrar respeto a nuestras autoridades, no quita nada, pero si lo puede hacer sentir orgulloso de sí mismo, al demostrar la clase de valores morales con los que fuimos formados. Estos diputados piden respeto y no dan el ejemplo, hablan de probidad y honestidad, pero llegan al Organismo Legislativo, con un Partido político que fue formado e inscrito ilegalmente, con engaños, a la orden de la sacaría judicial Helen Mack, llegan de diputados sin importar que no cuentan con los requisitos correspondientes como el finiquito, con investigaciones abiertas por casos de corrupción, como el caso de Lucrecia Hernández Mack, por probables delitos que habría incurrido al frente de la cartera de Salud Pública durante el gobierno que odia con todas sus entrañas, ¿El motivo?, muy simple, el Presidente Jimmy Morales, pasado un tiempo de su  gestión, se logró liberar de las cadenas políticas impuestas por Helen Mack, Todd Robinson, Thelma Aldana e Iván Velásquez, Lucrecia lo odia porque no siguió sirviendo de alfombra o tonto útil de la izquierda, porque se convirtió al final  en el “dique”  que evito que tomaran el control total del Estado, lo odia porque en lugar de denigrar, castigar y perseguir al Ejército de Guatemala, el Presidente Jimmy Morales le dio el apoyo y el lugar que se merece, como la única Institución que goza de la aceptación y cariño de todos los guatemaltecos; esta nueva  diputada sin principios morales, sin educación, sin amor a Guatemala; Lucrecia cínica, hipócrita , perversa, que habla que ella y su partido político Semilla , dicen representar “la nueva clase política”…pero inauguran su primera oportunidad de votar en el pleno del Congreso por la planilla de diputados que representan al Partido Político de Sandra Torres, la UNE, y mantienen las esperanzas de llevar a la Presidencia dentro de cuatro años a la PROFUGA DE LA JUSTICIA , THELMA ALDANA, ya que desde el Congreso de la República podrán meter las manos para elegir Magistrados a la Corte Suprema de Justicia, afines a la prófuga, lavarle el pellejo y convertirla en la “sufrida, en la perseguida, en la victima”.

“Los hechos demuestran más que mil palabras”, interesante su propuesta de declarar terroristas a las pandillas que operan en nuestro país, espero que no sea de la mano de una condicionante, al querer hacer que se perciba un régimen duro contra este tipo de delincuencia, y por otro lado permitir que criminales ideológicos de izquierda vuelvan a avanzar lo que al Presidente Morales y muchos de nosotros como ciudadanos logramos detener.

El 15 de enero de 2020 el primer comunicado de la Secretaria de Comunicación Social de la Presidencia, el Presidente Alejandro Giammattei, se lava las manos de los incidentes ocurridos en las afueras de un hotel en la zona 13, donde delincuentes agredieron al Sr. Presidente Jimmy Morales y al Sr. Vicepresidente Jafeth Cabrera, cuando intentaban ingresar a la sesión del PARLACEN, para tomar posesión legalmente como diputados al mismo, y aún más indignante que indique que se va a investigar y perseguir a los oficiales de la PNC, que únicamente cumplían su trabajo de proteger a los ciudadanos de delincuentes, que dicen llamarse estudiantes, o miembros de organizaciones civiles; cuando existe la violencia física y psicológica, cuando se vedan los derechos de libre locomoción, pasa de ser una manifestación pacífica y se convierte, en una banda de delincuentes anarquistas que deben ser combatidos con todo el peso de la ley.

Espero que el nuevo Presidente no termine confundiendo el término de “terroristas”  y se confunda en perseguir a los indicados; las maras son grupos terroristas que deben ser combatidos con total dureza, pero existen terroristas ideológicos y políticos que ocupan nuestras Cortes, curules en el Congreso y que también operan desde el mismo poder Ejecutivo y merecen estar detrás de las rejas, algunos de esos terroristas dicen llamarse jueces, pero han destruido vidas y familias enteras, llevando a la cárcel a gente inocente, a esos terroristas que dicen llamarse Magistrados de la Corte de Constitucionalidad y han violado la independencia de poderes, han violado la misma Constitución, también merecen ser perseguidos con todo el peso de la ley por ser terroristas judiciales.

En fin…  “la educación no pelea con nadie”, y se predica con el ejemplo, espero en mi caso particular, esforzarme por mantenerlo con las autoridades vigentes, aunque eso signifique un duro reto mental, espero comportarme a la altura que le corresponde a un ciudadano guatemalteco que respeta su Constitución, sus valores morales y religiosos, espero dirigirme con respeto a todos durante estos cuatro años que hoy empiezan… pero señor Presidente Alejandro Giammattei, ¡no se confunda!, respeto no significa clavarse la estafeta de imbécil, u optar por el silencio ante los errores, o decisiones negativas.

El Señor Presidente Constitucional de la República Jimmy Morales, se ganó mi respeto y el de miles de guatemaltecos, pese a que nunca fui de su partido político, ni parte de su gobierno, se ganó mi respeto por defender y dar la cara ante un vulgar invasor colombiano, por expulsar a la CICIG quien quiso volverse un Estado, por honrar la dignidad de Guatemala ante una ONU que se convirtió en el cáncer del socialismo internacional para contaminar países frágiles políticamente como nosotros, se ganó mi respeto, porque no claudico pese al ataque de los eternos enemigos terroristas de la patria;

¿Y usted Señor Presidente Alejandro Giammattei, con que se piensa ganar el respeto de todos los guatemaltecos?

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Comments are closed.

%d bloggers like this: