Press "Enter" to skip to content

Una reingeniería necesaria

Guatemala Al Rescate

Uno de los grandes problemas que afronta nuestro país, es una gran fragilidad en las instituciones del Estado y una debilidad manifiesta que se revela en la poca capacidad y profesionalidad de algunos de los trabajadores de este.

Robustecer la capacidad de los trabajadores del Estado para un mejor desempeño en sus labores es un objetivo inmediato así como lo es lograr un fortalecimiento de nuestras instituciones del Estado, ya que esto es una demanda constante de la propia población, para lograrlo, todo esto pasa por un factor indispensable, determinar a través de un censo gubernamental el número de trabajadores del Estado, su ubicación, su función, su perfil etc., y desde luego, lo más importante, aprobar la ley del Servicio Civil para poder tener una burocracia con mayor capacidad de desempeño y profesionalidad.

Entre los objetivos de una nueva Ley de Servicio Civil, es importante contar con lo siguiente: Una clasificación de puestos y salarios, determinación de capacidades, funciones, ubicación, estabilidad laboral etc., lo que le daría a los trabajadores la estabilidad laboral  necesaria, así como la oportunidad de capacitarse y desempeñarse de mejor manera, y las autoridades de turno tendrían la ventaja, de contar con trabajadores capacitados que les facilitarían el logro de sus objetivos, lo que a su vez redundaría en bien del Estado.

Ejemplo de como se ha venido manejando la contratación de personal para desempeñar diversos puestos en diferente ministerios abundan, las designaciones normalmente se hacen a dedo, sin tener en cuenta capacidades y profesionalismo que se traducen en pobres resultados en la administración púbica y lo que al final afecta a la propia población, por otro lado, el Estado per se no es un generador de empleos, esa función tan importante corresponde la iniciativa privada del país, y al Estado le corresponde crear las condiciones para que los empresarios puedan generar una mayor cantidad de puesto de trabajo.

Pero para lograr esta reingeniería en la administración pública y alcanzar los objetivos que se persiguen, los diputados deben entender que el Estado no es un ente para llenarlo de afiliados partidarios cada 4 años sin importar si estos están o no capacitados para cumplir con un trabajo específico, ellos deben de limitarse a ser intermediarios entre el pueblo y el gobierno para la resolución de los problemas que afectan a sus comunidades, y cumplir con una de sus funciones más importantes generar leyes, así que la aprobación de una nueva ley del Servicio Civil que vigorice la administración pública, está en manos del Congreso de la República, nuestro país necesita urgentemente esa ley, si queremos contar en el futuro con una burocracia, capaz, profesional y estable que ayude a mejorar el desempeño de los actos administrativos en el Estado.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Comments are closed.

%d bloggers like this: