Press "Enter" to skip to content

Agonía de la vida en la Tierra III

Sueños…

El milagro del reinado del ser humano

El aparecimiento del ser humano, como ser social pensante en el planeta es relativamente reciente. El planeta se formó hará 4,500 millones de años, y apenas hace 2 millones y medio aparecimos las diferentes especies de humanos. Como le gustaría decir a Carl Sagan, casi hemos vivido 6 horas de un año en la Tierra; un cuarto de un día. Aún así Lo estamos agotando aceleradamente. El sapiens, así nos llamamos un poco modestos, apareció hará menos tiempo, hace 200 mil años.

Hace poco tiempo extinguimos al resto de especies humanas y nos quedamos solos. Hará 12 mil años inició nuestro control del mundo, y la extinción de las otras especies vivas, animales y plantas. Iniciamos la revolución agrícola y con ella la vida sedentaria, la división del trabajo, la especialización y el intercambio. Resultado de estos hechos milenarios nos llevaron a la competencia, la eficiencia y la elevada productividad. Generando una revolución cognitiva que nos permite comprender las leyes de la naturaleza y aplicar la ciencia y la tecnología a la producción y el intercambio de bienes y servicios. E inventarnos mitos para la convivencia social.

La revolución agrícola nos permitió domesticar y controlar a los animales y las plantas. Utilizarlos en la medida de nuestros gustos y necesidades y eliminarlos en cuanto consideramos que ya no sirven para nada. En un abrir y cerrar de ojos, hará 5 mil años inventamos las primeras formas de gobierno social, los reinos. Apareció con el intercambio la escritura y el majestuoso dinero, que se convirtió en poderoso caballero. Para justificar el gobierno, el poder y el servicio al propietario inventamos el Estado y la religión. Al principio las religiones eran politeístas y regionales. Cada grupo humano organizado tenía sus propios dioses y diosas.

Luego, con el avance de formas de poder más elaboradas, el imperio romano basado en su nodriza, la cultura griega, fortalecieron la propiedad privada como base del nudo social, y se necesitaba que la propiedad fuera portada por un propietario, y surgió el hombre como dueño, apoyado por el surgimiento de las religiones monoteístas (dios es hombre y único), con la síntesis del judaísmo, el catolicismo (primer transnacional de un imperio) y el islamismo. La religión deja de ser localista y se convierte en universal.

Finalmente, hace 500 años se fortalece el capitalismo, como sistema basado en el intercambio masivo fruto de la aplicación de la ciencia y la tecnología a la producción. El mundo se hace uno y global. Gracias a tres fenómenos que interactúan y le dan poderío a las culturas europeas en todo el mundo. Esos fenómenos que se concatenan y complementan para crear un modelo de poder universal son la revolución industrial inglesa, el descubrimiento de América, con la consiguiente invasión europea de todos los continentes y la revolución francesa que nos convierte en iguales a todos los humanos.

200 años tiene el capitalismo democrático de controlar el mundo. (Por supuesto existen contradicciones, obstáculos y luchas en torno a este control, pero existe). La alianza de mercado de competencia y Estado, es decir, la racionalidad de economía y gobierno se imponen en el planeta, la productividad se acelera, el conocimiento científico aumenta, la aplicación de la tecnología le da al humano un control total del mundo. Empieza la extinción masiva de plantas y animales.

Consciencia de nuestra misión en la Tierra

Comprender el impacto de nuestra actuación como seres humanos sobre el planeta y nuestra responsabilidad de preservar las condiciones de vida en la Tierra es una preocupación reciente de nuestra especie.

Luis Zurita Tablada hace un excelente recuento de cómo viene consolidándose una visión consciente de los problemas ambientales del planeta y de que, en general, es la acción humana la responsable del aceleramiento del cambio climático que amenaza con destruir las condiciones de vida en el planeta. Todos los días se escuchan noticias y comentarios de la gente común sobre el cambio del clima en todas las regiones, así como los enormes incendios en los últimos pulmones del planeta, por ejemplo la Amazonia y Australia.

En su documento esencial Zurita indica que, todavía que a mediados de los 80 del siglo pasado, no se veía aún como un problema fundamental la presión del ser humano sobre la tierra. Apelando al pensamiento dialéctico nos indica que desde esa fecha el cambio cuantitativo de seres humanos está provocando un cambio cualitativo sobre todos los recursos y seres del ambiente natural. Según este distinguido autor cinco son los cambios que han presionado más fuertemente para que aumente la población humana en forma exagerada, ya que permiten aumentar la expectativa de vida y la capacidad de consumo del homo “sapiens”. Esos factores son el incremento en el uso del agua potable, el saneamiento ambiental, la vacuna, el antibiótico y el analgésico.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Comments are closed.

%d bloggers like this: