Press "Enter" to skip to content

Pollo con kale y salsa kimuchi

Una receta fácil y especialmente sabrosa. ideal para quienes tienen poco tiempo para cocinar pero quieren disfrutar de comida casera recién hecha, que además de rica sea nutritiva y saludable. El pollo con col kale, salsa kimchi y anacardos satisfará a los amantes de la cocina con toque orientales, y seducirá a quien lo pruebe.

Volvemos con otra receta de pollo con kale, pero diferente a la que compartimos con vosotros hace unas semanas. En esta ocasión cocinamos unas pechugas de pollo en lugar de muslos, se puede hacer en una sartén grande o en una cazuela, y le añadimos unas hojas picadas de kale morada, además de cebolla morada que doramos previamente, un poco de ajo, salsa kimuchi, anacardos… el resultado es un plato para chuparse los dedos y además es saludable y nutritivo.

Así que os animamos a probar esta receta de Pollo con kale y salsa kimuchi, veréis que es muy fácil de hacer, pudiendo ser un plato de diario ideal para quienes quieren disfrutar de comidas caseras con ingredientes accesibles y con toques orientales. Recordad que la col kale también se conoce como col rizada y que cada vez es más fácil encontrarla en nuestro mercado, pues son muchos los agricultores que la cultivan. Si no conocéis esta variedad de col,

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 pechugas de pollo pequeñas
  • 1 cebolla morada
  • 2 dientes de ajo
  • 16 hojas de col kale
  • 60 gramos de salsa kimuchi
  • 6 ramitas de cilantro fresco
  • 50 gramos de anacardos
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal
  • una pizca de pimienta negra
  • c/n de shichimi togarashi.

Elaboración

Limpia y seca bien las pechugas de pollo. Pon una cazuela amplia a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra y dora las pechugas de pollo salpimentadas al gusto, hazlo a fuego fuerte para que queden tostadas por los dos lados pero que no se hagan por dentro, y retíralas.

En la misma cazuela, añade si es necesario un poco más de aceite de oliva virgen extra y pocha la cebolla morada cortada en juliana fina, añádele un poco de sal para que sude con más facilidad, pero no la hagas a fuego muy bajo, queremos que dore ligeramente. Cuando empiece a estar tierna, añade los ajos previamente pelados y laminados, deja que tomen un poco de color y a continuación incorpora la kale cortada en chiffonade un poco fina, y el cilantro picado.

Si es necesario añade un poco más de AOVE y a continuación incorpora la salsa kimuchi y los anacardos. Pon el fuego a temperatura media-baja y dale un par de vueltas para que la salsa se reparta, y reincorpora el pollo. Tapa la cazuela, y cuece unos minutos, los justos para que el pollo se termine de cocinar.

Acabado y presentación

Sirve la pechuga de pollo acompañada de la col kale con kimchi y anacardos. Añada unas hojas de cilantro fresco, unas tiras de cebolla morada cruda (puedes suavizarla poniéndola en agua con hielo) y finalmente un poco de shichimi togarashi. Sirve enseguida y ¡buen provecho!

Lea también:

%d bloggers like this: