Home > Actualidad > Impasse del legislativo y ejecutivo en El Salvador

Impasse del legislativo y ejecutivo en El Salvador

Internacionales

En El Salvador en los últimos dos meses se inició una discusión entre el órgano legislativo (Asamblea Legislativa) y el órgano ejecutivo (Presidencia de la República) ambos órganos con funciones diferentes. El ejecutivo le solicitó al legislativo poder aprobar un préstamo de USD$109 millones para el financiamiento de la fase III del plan control territorial que va encaminada a las mejoras en la seguridad pública, desde Diciembre 2019 han asistido funcionarios de gobierno por citación de la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa para conocer los detalles específicos de dicha fase y además qué elementos contiene esta fase III del plan anteriormente mencionado.

Por información oficial del gobierno de la república se equipará al ejército y policía nacional civil con chalecos antibalas, además mejores y nuevos uniformes, se adquirirán buques para la fuerza naval controlando así el tránsito de forma ilícita de mercancías y además de otras áreas que van para prevención de la violencia.

El Presidente Bukele en el contexto de la firma de un Acuerdo con Estados Unidos el día jueves 6 de Febrero en Casa Presidencial, insistió ante la prensa concurrente que ya no se podía seguir esperando tanto tiempo para que se lograra la aprobación de dicho préstamo que se encuentra en estudio por los diputados de la Asamblea Legislativa y manifestó estar amparado en el Art. 167 numeral 7 de la Constitución de la República que es facultad a través del Consejo de Ministros convocar a una sesión extraordinaria a la Asamblea Legislativa, que el personalmente asistiría a una manifestación popular el domingo 9 de Febrero para exigirle a los diputados la aprobación de dicho préstamo para continuar trabajando el plan de seguridad anteriormente mencionado.

El Presidente Bukele dijo que constitucionalmente es derecho de la población tener una insurrección de ser necesario para exigir la aprobación de dicho préstamo.

Al día siguiente en la Asamblea Legislativa, diputados de varias fracciones de los partidos políticos manifestaron que debe haber una separación de poderes que la misma Constitución ordena, el diputado Mario Ponce quien funge como presidente de la Asamblea Legislativa manifestó que esa solicitud no procede, además que la facultad de convocar a una sesión extraordinaria sólo la tiene el en calidad de presidente de dicho órgano. Además citaron el artículo 86 de la Constitución en donde se constata la separación de funciones de los órganos.

Fuente: Asamblea Legislativa

El sábado 8 de Febrero en el transcurso del día, la Comisionada Presidencial para operaciones y gabinete de gobierno, Carolina Recinos llegó a la Asamblea Legislativa y explicó detalladamente en una nueva ocasión el desglose del funcionamiento de los $109 millones que serán para la continuación del plan territorial que también es asistido por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). En la noche del mismo día no hubo quórum suficiente, dado que para aprobar dicho préstamo se requieren 43 votos de los 84 diputados- la mitad más uno- fue un intento fallido nuevamente y desde la Asamblea Legislativa la Comisionada dijo que no hay choque de poderes, esto ante comunicados de tanques de pensamiento y analistas político-jurídicos que manifestaron que había un choque de poderes por un enfrentamiento entre órganos.

Foto: Cortesía Diario La Página

Como resultado de este impasse a media mañana del domingo 9 de Febrero soldados de la Fuerza Armada y la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) esta última división de la Polícia Nacional Civil (PNC) con funciones de mantener el orden y seguridad cuando hay eventos públicos, concentraciones masivas o incluso manifestaciones populares de forma violenta, ingresaron al recinto legislativo, cabe recalcar que no hubo uso de la fuerza tal como se ha mencionado de ciertas fuentes legislativas; “el ingreso de dichos elementos fue para brindar seguridad al presidente de la república y además a los ciudadanos” así lo manifestó la Comisionada Presidencial Carolina Recinos.

Al mediodía del domingo, diputadas del partido FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) partido que tuvo el control del órgano ejecutivo del año 2009 a 2019, protestaron públicamente conjuntamente con el Secretario General y ex Vicepresidente de la República Óscar Ortíz, que habían llegado policías a sus residencias buscándolas, preguntaron a sus familiares si se encontraban en sus hogares, dichas diputadas denunciaron que había un acoso político por parte del gobierno como fuerza coercitiva para que llegaran a la Asamblea Legislativa a votar a favor por el préstamo de los $109 millones. Posteriormente de estas declaraciones el partido FMLN en bloque decidió no asistir a dicha sesión plenaria extraordinaria.

A la 1:30pm del domingo 9 de Febrero se logró ver nuevamente a la Comisionada Presidencial Carolina Recinos en los principales noticieros brindando entrevistas en vivo y explicando en qué consiste el préstamo que busca el gobierno para seguir trabajando el plan control territorial.

El partido ARENA (Alianza Republicana Nacionalista) a través de miembros de la Juventud Republicana Nacionalista interpusieron una demanda judicial al presidente de la República por interferencia en el trabajo de los órganos y manifestaron que la convocatoria que el presidente Bukele hizo de la sesión plenaria extraordinaria es algo inconstitucional y no procede. Se pudo ver también elementos policiales en la sede central del partido mencionado, lo cual también generó negativas reacciones de sus representantes parlamentarios.

Hubo muchos contratiempos al interior de la Asamblea Legislativa alrededor de las 2:30pm del mismo domingo, ya que sí hubo asistencia de diputados- 23 de 84- pero era insuficiente para lograr un quórum necesario y así poder sesionar tal como estaba convocado por el Presidente de la República. La persona que tenía en su poder las llaves para ingresar al portón del salón azul que es donde se realizan las sesiones plenarias no se encontraba en San Salvador y tuvieron que esperar casi 1 hora y media para que la persona encargada llegase y así no entrar a la fuerza según manifestó el diputado Guillermo Gallegos del partido GANA (Gran Alianza por la Unidad Nacional).

El presidente Bukele llegó a las afueras de la Asamblea Legislativa con una gran cantidad de personas caminando a su alrededor velando por su seguridad personal. Frente a muchísimas personas en las afueras del recinto legislativo empezó a arengar al público asistente haciendo mención que los diputados no quieren aprobar ese préstamo porque están del lado de la delincuencia, a continuación dijo: “Yo no voy a ponerme entre el pueblo y el artículo 87 de la Constitución que avala una insurrección popular, pero tengamos paciencia”:

Posteriormente al discurso en el movimiento popular que estaban exacerbados todos los asistentes de lo que podía pasar ya que había una gran presencia militar en todos los alrededores del órgano legislativo. El presidente Bukele como presidente del ejecutivo fue recibido con honores por el presidente en funciones del órgano legislativo que fue Guillermo Gallegos dado que no asistió el presidente Ponce. Ingresó y pidió que lo dejaran orar, oró y de inmediato volvió a salir adonde estaba pronunciando su discurso y le dijo a la concurrencia: “He hablado con Dios y el me dijo paciencia, que tengamos paciencia” las personas comenzaron a gritar no como en conducta de no querer aprobar lo que el presidente Bukele decía. Insistió: “Paciencia, esperemos una semana, si en una semana no han logrado aprobar ese préstamo volvemos a venir”.

Cortesía: eleconomista.net

Posteriormente a que el presidente Bukele se retiró del lugar, inmediatamente el ejército y policías también se retiraron de toda la zona aledaña al órgano legislativo.
Las diferentes fracciones políticas de la Asamblea Legislativa el lunes en la mañana se pronunciaron que fueron actos inconstitucionales y manifestaron que se había militarizado la Asamblea Legislativa, bloqueando el ingreso de periodistas nacionales que querían documentar el ingreso de la Fuerza Armada al recinto legislativo, expresaron que fue algo coercitivo, no fue algo bien hecho y que se produjeron problemas. Hubo pronunciamientos de FUSADES (Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social) además de la ANEP (Asociación Nacional de la Empresa Privada) la oficina de la Unión Europea en El Salvador a través de comunicados oficiales exigiendo un respeto irrestricto respeto a la separación de poderes, que se pueda conservar la democracia que se logró luego de la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.
En la entrevista televisiva Frente a Frente, programa matutino salvadoreño estuvo de invitado el Fiscal General de la República Raúl Melara quien manifestó sentirse aliviado que esta situación no escalara a algo más grave, que el espera que esta coyuntura no se vuelva a repetir por el bien del país.
Al mediodía del lunes 10 de Febrero el presidente del órgano legislativo con un lenguaje corporal tenso brindó una conferencia de prensa improvisada y manifestó que hubo un intento de un golpe de Estado al órgano legislativo. Expresó lo siguiente: “No podemos reaccionar a lo que el ejecutivo pide con una pistola enfrente” luego de que se suspendiera la sesión plenaria extraordinaria convocada para ese día y dilatada para la tarde noche del mismo día.

Foto: Twitter del Diputado Ponce @marioponcesv

Le puede interesar:

Leave a Reply