Consolidar la integración centroamericana

Hasta ahora el Parlacen más bien ha servido de excusa. Ahí ha estado, pero como no tiene atribuciones tangibles y vinculantes, la integración centroamericana nunca se concretiza. Salgamos de una vez por todas de este estorbo inútil que solo nos consume recursos que escasean para otras prioridades y enfoquémonos en las políticas públicas y acuerdos regionales con miras a una verdadera integración, lo cual si contribuirá a mayor desarrollo en la región.