Press "Enter" to skip to content

Día Mundial de la Naturaleza

Tanmi Tnam

Es posible que mucha gente en el mundo viva sin valorar la presencia de los demás seres vivos que están en su entorno inmediato, debido al contenido de su formación desde el ambiente familiar y reforzado por los planteamientos y prácticas de la educación escolar. En muchos casos, solamente se aprecia la presencia de las distintas manifestaciones de vida natural como objetos con valor económico y explotación sin misericordia. Sin embargo, la vida del ser humano sobre la tierra depende de los aportes de las plantas y de los animales para equilibrar la interrelación indispensable para que todos vivan en armonía.

Los árboles, las plantas y los arbustos ayudan a producir oxígeno, mantener la frescura del ambiente, conservar la humedad de la tierra y darle vida a variedad de animalitos según la clase de plantas y climas que hay en distintas partes del mundo. Hay muchas plantas que sirven de alimento a las personas de todas latitudes del planeta: hay frutos, hierbas, verduras y semillas que son de consumo humano todos los días. Si desaparecen las plantas aparecerán serias dificultades para la alimentación, especialmente de la población que depende del consumo de plantas comestibles. Es necesario apreciar el uso de muchas plantas para equilibrar la salud de las personas y están al alcance de familias enteras con pocos recursos económicos. Hay culturas y pueblos que, hasta hoy, el control de su salud depende mayormente del consumo de plantas para mantenerse sanos.  A simple vista, se puede apreciar en el interior del país, lugares donde abundan los bosques, también abunda el agua.  Por esto se recomienda que las personas deben sembrar árboles para mantener y conservar las fuentes de agua que hay en las comunidades locales. De los bosques espesos, los agricultores, aprovechan las hojas secas para convertirlas en abono orgánico.  Esta clase de abono ayuda a conservar la salud y el buen estado de las tierras cultivables.

Donde abundan los bosques, también encontramos muchos pájaros, insectos y los animales pequeñitos que no se miran a simple vista.  A través de un paseo dentro del bosque, nos daremos cuenta que hay pájaros que comen frutos de árboles, otros comen insectos que viven en la espesura de los bosques y otros buscan y comen lombrices para su mantener su vida. Los animales y las plantas ayudan a sostener la vida de todos.

Los aportes de las plantas y de los animales a la vida, hace necesario que las personas aprendan a valorar la vida de estos seres vivos.  Hay que evitar la tala de árboles, disminuir la erosión de las tierras, prohibir la caza sin medida de algunos animales y evitar el uso excesivo del agua. Es necesario revisar qué animales han desaparecido en las comunidades porque ya no tienen espacio donde vivir, hay insectos que ayudan a la reproducción de las plantas y que por el uso de insecticidas ya están desapareciendo.

Muchos valores y prácticas de los pueblos originarios funcionan muy bien para la conservación de la vida de la fauna y de la flora. Tan solo el hecho de reconocer la vida de animales y plantas es un buen referente que ayuda a respetar y conservarlos.

El 3 de marzo de cada año, es el Día Mundial de la Naturaleza. Este día es propicio para reflexionar en familia y en comunidad para fomentar los valores y prácticas que sirven para la conservación de la naturaleza. Por tal razón, hombres, mujeres, niñas y niños deben aprender a vivir en armonía con la flora y la fauna y tener presente todos los días que las generaciones adultas de hoy deben conservar la naturaleza para las nuevas generaciones.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

%d bloggers like this: