Press "Enter" to skip to content

No te rindas, esta es la hora y el momento

En Campaña

Cuando me quejaba mucho mi vieja solía decirme que uno nunca valora lo que tiene hasta que lo pierde. Esa afirmación me enojaba, pero más me enojaba aún cuando me hacía innecesarias comparaciones: ¿vos viste cómo está tal cosa? Bueno, entonces no te quejes y disfrutá lo que tenés.

Pero el ser humano aprende más de los golpes que por los consejos de los más experimentados, así que una y otra vez necesitamos equivocarnos, errar, tomar sendas que nos llevan a retrocesos y un sinfín de etcéteras. Luego alguien nos dirá “te lo dije”, pero las decisiones ya fueron tomadas y el mal deberá ser remediado.

No tengo dudas de que eso es lo que le va a suceder a gran parte de la población que optó por votar a la denominada coalición multicolor, que no es otra cosa que un colectivo de grupos de derecha y ultraderecha cuyo único objetivo era sacar al Frente Amplio del gobierno, más que tener un plan para gobernar. El triunfo de la destrucción al poder.

El 29 de febrero culminó en Uruguay la primera era frenteamplista en el gobierno nacional. Fueron quince intensos años en donde se sacó al país de la crisis económica más grande de la historia contemporánea, se creció económicamente a niveles más altos que la región, se avanzó en políticas sociales y fundamentalmente en derechos. Pero además Uruguay se constituyó como una de las pocas democracias plenas de la región.

Esto último, que no aparece en los grandes medios de comunicación, es uno de los grandes logros de la izquierda, más aún cuando miramos lo que pasa a nuestro alrededor, con un continente que tiene varios países en pleno estallido social y otros en donde los derechos son vulnerados un día sí y otro también. Pero como decía mi vieja, nadie valora las cosas hasta que las pierde.

Los uruguayos tuvimos dos presidentes que en muchos años serán recordados como parte de la mejor historia del país: Tabaré Vázquez y Pepe Mujica, que abandonaron sus cargos con aprobación siempre superior al 50%. Claro, todo está muy fresco, y la historia siempre necesita tiempo para poner a cada uno en su lugar, pero al menos a la mitad de los uruguayos no les cabe duda del sitial que les aguarda a estos dos ex jefes de Estado.

Seguramente Vázquez haya dado su último gran discurso en un mitin masivo, el pasado 28 de febrero. Cerró su presidencia en un homenaje de agradecimiento que le realizó la militancia izquierdista. Allí, el entonces mandatario aprovechó para hacer un balance de la gestión frenteamplista, pero fundamentalmente, haciendo gala de toda su mística, señaló el camino a tomar, utilizando para eso un poema: No te rindas.

Pocas veces había visto tanta emoción en un acto político. No te rindas fue el pedido de Tabaré. Sus últimas palabras. No te rindas. Porque aún quedan muchos sueños por lograr y se debe trabajar en las nuevas utopías. Porque seguramente vienen tiempos difíciles, de defensa de los derechos conquistados, por eso es imprescindible que no te rindas.

No te rindas para volver a construir un proyecto juntos, de izquierda, que involucre a todos y que cuide ese legado que dejó el Frente Amplio, el de seguir siendo una de las democracias plenas del mundo. Por eso no te rindas, porque cada día es un comienzo nuevo, porque esta es la hora y el mejor momento.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Comments are closed.

%d bloggers like this: