Press "Enter" to skip to content

Lo que tenemos que aprender

Nuestro Mundo Posible

Parece que en el mundo actual todo lo sabemos.

Siempre dicen los mayores a los más jóvenes: es que te falta aprender muchas cosas.

Los más jóvenes con el mundo de la Red Informática Mundial, internet, piensan que en un instante todo lo saben y que no necesitan que nadie les diga nada.

Cada grupo humano se siente que no necesita de nadie porque todo lo sabe.

El saber tiene inmenso valor pero ese valor parece que depende de cada grupo de seres humanos.

El saber es uno y no depende de los grupos humanos; precisamente tanto que hablamos de saber y es lo que se nos escapa.

Como seres humanos, como humanidad nos falta saber y saber.

Tenemos que aprender, antes que nada, que todos somos seres humanos que debíamos tener el mismo valor ante los demás.

Por todos lados vemos estos grupos humanos se consideran mejor que aquéllos sólo porque tienen la piel de este color o porque tienen más bienes que aquéllos y nos la pasamos estableciendo y estableciendo diferencias y perdiendo el valor que en realidad tienen los seres humanos.

Tenemos que aprender a ser uno con los demás.

Tenemos que aprender que cada cultura es un grupo humano que tiene estas características o aquéllas por la región donde están ubicados situación que les hizo desarrollar éstas o aquéllas condiciones.

Debemos de aprender que la historia de cada grupo humano es diferente porque tuvo que relacionarse con la naturaleza de esta forma y no de la otra.

Los grupos que tuvieron que vivir junto a los ríos aprenden a convivir con esa forma de la naturaleza.

Los grupos que viven junto a las montañas se conformaron en una relación distinta y así cada grupo humano tiene una historia diferente que contar pero no por ello éstos son mejores que los otros.

También está la historia de la producción; aquí es mejor hacer esto y allí el desarrollo de la naturaleza es distinto.

Los seres humanos mediante sus destrezas y habilidades convierten las regiones que no les son favorables en zonas que hacen mejor la vida.

También tenemos que aprender que la historia de vida de cada grupo humano es diferente en cuanto al desarrollo de la producción.

Siempre estamos comparando cada grupo humano y decimos que éste es mejor que aquél porque sólo estamos pensando en una forma de desarrollo de la economía.

Nos olvidamos de lo que somos, de la historia de las tradiciones y queremos hacer lo que los demás hacen porque sentimos que valemos poco.

Tenemos que aprender que hoy vivimos en un mundo globalizado que nos quiere hacer a todos demandantes de los mismos productos.

La globalización tiene por objetivo crear las mismas necesidades para vender lo mismo porque la producción se hace para comprender todos los mercados.

Nosotros en nuestro vivir somos los que nos hacemos menores en la Historia porque no producimos de la misma forma que aquéllos que se ven como ricos.

Cada grupo humano tiene su valor en la historia del desarrollo humano.

Siempre estamos pensando en que deberíamos ser así porque vemos que este desenvolvimiento les genera mejor forma de vida y queremos olvidar nuestra cultura e ir a vivir allí y borrar lo que somos.

Cada cultura, cada grupo humano tiene su trayectoria y esa trayectoria tiene su valor.

Se han creado las organizaciones de comercio, de salud, de educación pero tenemos en nuestras mentes un modelo. El modelo que consideramos mejor y todos queremos ser como aquéllos, queremos vivir allí y se nos olvida que somos únicos y que eso tiene su valor.

Se copia las formas de vida, la forma de satisfacer las necesidades, y todo lo que representan las culturas diferentes pero que consideramos mejores porque así nos lo hacen pensar.

Tenemos que aprender a valora lo que somos y así relacionarnos con los demás grupos humanos pero nunca olvidar y más  todavía querer sepultar nuestro origen como si fuera lo menos valioso de la Historia.

Existe hoy una revolución del cambio para todo; parece ser que sólo existe un modelo de grupo humano.

Lo más triste de todo es que se copian, aprenden los mismos problemas sociales de aquellas culturas que consideramos modelos.

Hoy se vive para buscar y buscar un modelo de ser humano, un modelo de cultura.

Tan valiosa es esta forma de hacer y todo eso va en cómo es el otro.

Los grandes en la mercadotecnia tienen el manejo de la comunicación global y bombardean con sus mensajes sobre lo mejor de este grupo para que generemos la necesidad de lo que quieren vender.

Esta organización que vemos de la sociedad, de los grupos humanos, se le denomina Mundialización.

Hay que borrar las diferencias para generar necesidades iguales.

Los grupos humanos llegan a tal anulación que se sienten vencidos y generan problemas de convivencia y psicológicos sólo porque no somos iguales que aquéllos.

Tenemos que analizar este mundo actual, tenemos que recuperar las diferencias y el valor de cada cultura.

Se observa a las personas hacer y decir que en este país, que se le considera modelo se hace esto y se hace lo otro, nosotros también aunque en su cultura sale sobrando.

Nadie quiere cuestionarse lo que vale, nadie quiere cuestionarse sobre la razón de ser y el valor de las diferencias. Todos quieren ser como aquel país e incluso hacen lo imposible por vivir en los países que se consideran la cultura única.

¿Qué sucederá?  Sucederá que se convertirán en grupos humanos que no saben quiénes son ni para dónde van.

Hay que aprender a participar en la vida de los grupos humanos donde nacimos, hay que construir el modelo de sociedad que originó nuestra cultura.

Hay que aprender que la sociedad va creciendo en su manera de hacer pero eso no quiere decir que tenemos que copiar a los otros y perder la identidad.

Tenemos que aprender a construir una comunidad de vida en lugar de querer salir corriendo y decir todo está mal.

Tenemos que aprender a valora las diferencias.

Tenemos que aprender  a crecer manteniendo nuestras raíces.

Los magos del comercio es lo que quieren; que olvidemos nuestras raíces culturales.

Hay que aprender a vivir con lo que de común se tiene con los otros pero también a mantener lo que nos identifica y nunca pensar que somos los olvidados de la creación.

Hay que aprender a aprender en el mundo que hoy tenemos porque el conocimiento nos ahorra muchos malos momentos.

Estudia, infórmate, aprende lo mucho que se vale en la igualdad en esto y en la diferencia en lo otro.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: