Home > Columnas > La admiración

Desde La Ventana De Mi Alma

Una valoración positiva para mantener vivo el amor de pareja.

Escuché una historia maravillosa y conmovedora de un amigo, quien me comentaba que una mañana, sorprendió a su madre frotando con un pequeño mantel la vajilla, ensimismada mirando por el ventanal de la cocina, al acercarse, él le pregunta: ¿Qué es aquello que observas madre? Ella, con lágrimas en sus ojos señala la ventana y le dice a su hijo: ¿Dime si no es hermoso? A quién ella observaba a través de la ventana, con tanto amor y admiración era a su esposo, un hombre mayor de 65 años, con su cabeza calva y su pancita crecida.»

Esta historia maravillosa, me hizo recordar, cuando hace algunos años asistí a una reunión con un grupo de mujeres. Durante toda la presentación la esposa del orador permaneció sentada a su lado, lo miraba y sonreía. Cada idea la sorprendía, cada broma le causaba risa (sin duda la había escuchado muchas veces). A pesar de estar casada muchos años, ella parecía una «recién casada» y completamente enamorada. La charla fue fascinante, pero el verdadero aprendizaje fue observar a aquella mujer ¡Fue algo hermoso!

Todas lo notamos, todas lo comentamos, todas reflexionamos.  Es gratificante recordar que una de las cosas que nos llevan a enamorarnos de alguien, es la admiración y estoy segura que algunas silenciosamente concluyeron pensando: » Tengo que mirar a mi esposo como ella lo miraba «

Algunas de las mujeres comentaron tener conductas opuestas, como mirar hacia otro lado, criticas, rechazo, una gama completa de reacciones negativas.

Y no es porque no haya también cosas positivas, no es que no se ame al esposo, no es que no se tenga el mismo sentimiento de aquella mujer, lo que pasa es que no lo demuestran, y si no lo demuestran, lo más probable es que tampoco lo digan. Entonces ¿Cómo puede él saberlo?

Todos queremos admiración y respeto, y los esposos quieren eso más que nada. ¿Porqué negarle ese simple placer? ¿Porqué negarle ese reconocimiento, que es uno de los pilares donde se sustenta la relación, el principio del amor que un día los unió?

¿Porqué no mirar al esposo con admiración, después de 5, 10, 25, 40 años de matrimonio? Creo que la respuesta es, porque dejamos de intentarlo, dejamos de hacer el esfuerzo y no lo vemos como prioridad.

La experiencia de observar aquella admiración de la esposa por su esposo fue un descubrimiento que nunca lo olvidé y que ahora, lo veo como un pequeño acto que puede revolucionar muchos matrimonios, y con grandes consecuencias.

En este tiempo, donde vemos con tristeza la separación y divorcios de parejas, etc., considero que debemos considerar la posibilidad de construir relaciones con pequeños actos cotidianos para toda la vida.

Las nuevas ideas, necesariamente sacuden nuestra mente y nos permiten  descubrir conceptos importantes, pero imaginar esta escena simple, pura e inocente de la esposa del orador, creo que es profundamente poderosa, palpar su admiración, su amor, su respeto, su apoyo, de hecho fue un valioso aprendizaje, para llevarnos al compromiso de cambiar posturas negativas y de reconocer la necesidad de un comportamiento diferente, de edificar conscientemente los valores desde lo individual, con una mirada esperanzadora, hacia el bien colectivo, cuando de restaurar relaciones de parejas se trata.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora:

Leave a Reply