Home > Columnas > Prioridades Invertidas

Divi Filius

En un solo plato.  ¿Qué nos está enseñando esta puñetera crisis?  La respuesta es lapidaria pero clara.  Si una sociedad tolera que le pagues millonadas a futbolistas o estrellas de rock mientras le pagas bicocas a policías, médicos enfermeras del sector estatal, bomberos y paramédicos dicha sociedad no tiene viabilidad.  Antes lo anterior era un reconocimiento casi obligado de conectar con una posición ideológica.  Pero ahora, la puta realidad nos lo grita.

Aquí debería terminar el artículo, porque la verdad no se puede negar.

Se tenían las prioridades invertidas.

¿Cuántos puestos de la sanidad recortó el PP en aras de la recuperación económica?  Y ahora, España tiene un déficit de médicos.  Los reiterados intentos republicanos por asfixiar el Medicare y darle todo el pastel a las aseguradoras privadas le van a costar la reelección al presidente Trump pues habrá carencia de tratamiento médico universal.  Vuelvo a España.  Si la sanidad española que es de las mejores del mundo (pública y gratuita) está teniendo los problemas que está teniendo,  ¿Qué puede esperarse para un país cómo Guatemala?  Décadas y décadas de no invertir en la sanidad pública, de permitir el saqueo de los insumos, la venta de plazas etc..etc.. etc.. hoy literalmente pondrán en jaque al Estado.  Si durante una cuarentena prolongada se tienen brotes de violencia sistemática, el país depende de fuerzas de seguridad civiles que históricamente no han recibido las aportaciones asignadas y que además, la administración anterior terminó estúpidamente de hacer pedazos.  Y allí están, mal pagados, sin insumos, tratando de dar el mejor esfuerzo, al pie del cañón.  Por eso en países como España o Italia que la están pasando horrendo, todos los días hay reconocimientos públicos a los servidores públicos que arriesgan la vida a cambio de salarios de mierda.  De nuevo, a ver si vamos entendiendo que nuestros médicos, nuestras enfermeras, nuestros policías, nuestros bomberos valen más que cualquier otra cosa.

Escenario jodido.  Al terminar la purga, a ver si aprendimos la lección.  La misma es más que clara.

Por ahora, un reconocimiento desde esta columna a todos los servidores públicos, en particular médicos y policías que son nuestra línea de defensa.  Gracias por tanto.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Leave a Reply