Home > Columnas > Mi Experiencia en China

Hablemos De Economía

Mi experiencia en China, comienza desde el mismo momento en que aterrizo en el aeropuerto de Beijing la capital China con el cual quedé totalmente asombrado, me parecía realmente increíble que dicho aeropuerto tuviera 300 hangares y que fuese del tamaño de una ciudad casi del tamaño de un municipio de Guatemala, es enorme, mientras el de nosotros apenas llegaba 18 puertas de abordaje, creo que solo una de la terminales de abordaje del aeropuerto de Beijing, era del tamaño de todo el aeropuerto de Guatemala.

Para que se den una idea de la extensión y territorio de China basta mencionar que Guatemala cabría 88 veces dentro de ella y es 110 veces su población, es un dato interesante a tomar en cuenta.

La tecnología en dicho aeropuerto es increíble, todo está muy avanzado, cuentan con trenes súper rápidos entre cada puerta de abordaje o hangar, que corren a una velocidad de 80 kms/hr con 10 minutos entre cada estación para la llegada de cada tren que lo lleva a migración, al llegar a migración con el inspector de entrada, las cámaras que lo reciben a uno son de alta definición y de pantallas de 11” con la cual toman las fotos y obtienen los datos de cada pasajero.

Después de pasar de migración, se pasa al reclamo de equipaje que son demasiadas bandas de transportación de cada línea aérea del mundo, es impresionante y toda la información aparece en pantallas electrónicas con cada información de cada vuelo.

Al recoger las maletas, se procede a la salida del aeropuerto, por las múltiples puertas que existen en él y al salir se debe de tomar uno de los muchos elevadores que existen en la terminal a la cual se llegó que lo llevaran al parqueo del mismo, que por cierto, no podría explicar que tan grande es.

Antes de salir del aeropuerto se recomienda cambiar el dinero por la moneda nacional de China que es el Yuan, el tipo de cambio en ese momento era de 6.30 Yuanes por $ 1.00 esto servirá para pagar el taxi que lo transportará a uno al hotel o al lugar donde uno se dirige, no obstante, se recomienda decirle al taxista que pase algún banco local y lo espere mientras uno logra cambiar más dinero y tener para el día siguiente.

En China la comunicación es bien complicada, debido a que casi nadie habla inglés, se recomienda si alguna vez si se va a China, 3 cosas: 

  • Hablar Chino Mandarín que es el idioma oficial, ya que también existe el Cantonés pero este solo lo hablan en algunas provincias del sur de China.
  • Tener algún traductor.
  • O simplemente escribir en inglés todas las frases que uno quiere y que necesita traducir al chino, esto se le puede dar algún amigo que hable ambos idiomas.

Al llegar al hotel también me sorprendí que muy pocos hablaban o entendían inglés, que por cierto quedaba a casi 2 horas desde el aeropuerto con tráfico, sin embargo, tuve la suerte que mi habitación ya estaba reservada y solo tuve que presentar mi pasaporte para que tomaran mis datos y me asignarán mi habitación, la cual fue la que presento a continuación.

Ahora bien, en el único lugar donde pude encontrar personas que hablarán bien inglés es en los bancos, de hecho en el Banco de China, el personal del mismo tiene hasta un acento bastante americanizado y con servicio eficiente y eficaz, al cambiar el dinero en la parte de la recepción cuentan con un pequeño tablero electrónico de satisfacción al servicio al cliente, el cual uno tiene que apretar cualesquiera de los botones con que cuenta dicho tablero, marcando el grado de satisfacción del servicio del cajero, los cuales son los siguientes: Insatisfecho, Satisfecho u Excelente.

Con respecto a la comida, Beijing tienen una gran inmensidad de restaurantes y de todo tipo de comida, que por cierto muy buena que va desde lo típico, pasando por la famosa comida chatarra hasta la comida tipo Gourmet, en este caso recomiendo comer las comidas hechas con base a mariscos y vegetales, son una delicia para cualquier paladar, ya que el toque oriental le da un gusto increíble.

Los taxis por ejemplo cuentan en la parte trasera de los asientos con guías turísticas y pantallas electrónicas donde se da la información del país en algunos casos o promociones de productos o servicios que se pueden adquirir en los diferentes malls del país, los taxis cuentan con taxímetro y los primeros 5 kms recorridos cuestan alrededor de 10 yuanes algo sumamente barato, al bajarse del mismo, te dan el ticket electrónico del recorrido y el valor del mismo.

Por cierto, se me ha olvidado mencionar que en China las redes sociales occidentales como Facebook y Twitter están prohibidas, al igual que el sitio web para subir y compartir videos YouTube y muchas veces el explorador Google y su correo Gmail no funcionan, debido a que según el gobierno chino por dichas redes se pueden infiltrar informaciones no deseadas del estado, ya que China es un gobierno socialista pero abierto al capitalismo, por su alta tasa de inversiones extranjeras que llegan al país. 

Lo que yo recomiendo en este caso es usar únicamente el MSN de Hotmail y Skype para poderse comunicar con sus familias o amigos una vez estando por allá, sino existe una opción que se llama Astrill pero este es pagado y los 3 meses de suscripción oscilan alrededor de los $ 30.00 por lo que es recomendable pagarlo cuando tu estadía en China sea igual o mayor a los 3 meses, ahora bien, existe otra alternativa se puede descargar del navegador internet Explorer ultra surf 9.2 y también con esto pueden solucionar dicho problema de comunicación.

Algo que se me olvidó mencionar es que los Chinos tienen su propia red social llamada Tencent (Facebook chino) y que cuenta actualmente con 400 millones de usuarios, también tienen su propio buscador llamado Baidu.com que sería el equivalente a google para nosotros.

Por cierto hablando de internet, la velocidad promedio en residencias por medio de compañías que prestan el servicio pagado oscila entre 50 MB a 100 MB dependiendo del plan adquirido con ellos, ahora la velocidad en los hoteles si es un poco lenta ya que como utilizan cables Ethernet para conectar uno la laptop y al mismo tiempo hay muchas personas conectadas entonces dicha velocidad se reduce en gran manera, pero aun así es mucho más rápido que en nuestros países.

También los Chinos son muy dado a los Gadgets (aparatos electrónicos de última generación), estando por allá observe que el Chino es un comprador compulsivo de los mismos, su obsesión por dichos aparatos es tan grande que a veces dejan de comprar artículos de suma necesidad por adquirirlos, dentro de los Gadgets más buscados y comprados por los Chinos, están todos los productos Apple, es increíble ver como las tiendas de Apple en Beijing se mantienen llenísimas todos los días y a toda hora.

Por ejemplo en el mall Joy City o Xi Dan, la mayoría de personas tienen sus iPhone, sus iPad o sus iPod manteniéndose siempre navegando por internet o bien ya sea realizando alguna tarea del colegio o la universidad, el internet en los malls si es de alta velocidad a pesar de que al mismo tiempo hay muchas personas conectadas, un fenómeno curioso pero real.

Algo que me impresiono mucho son las calles de Beijing, sin ningún bache en ellas incluso mejores que las de EEUU y la mayoría tienen hasta 6 carriles de ida y 6 de regreso y totalmente limpias y bien señalizadas y ordenadas.

También es muy impresionante ver que los Chinos no paran de construir grandes edificios por todas partes se pueden ver construcciones enormes y diseños exquisitos en su arquitectura, combinando el arte oriental con el occidental.

La estación del tren bala en Beijing es algo de película, es tan grande que incluso pareciera un aeropuerto de los EEUU. Los tickets electrónicos para viajes hacia cualquier provincia china, los puede adquirir en información o simplemente comprarlos en cualquier cajero automático de viaje que ellos tienen en sus estaciones, por ejemplo el viaje de Zibo a Beijing que fue el que yo tomé en primera clase me costó alrededor de $ 70 dls, que sin más que dudar me pareció mejor que cualquier avión comercial con un servicio excelente y de primera categoría.

Definitivamente China es un país impresionante, lleno de mucha cultura y educación por parte de sus ciudadanos, son gente muy trabajadora que a temprana hora de la mañana empiezan  sus labores cotidianas.

Otra cosa impresionante de ellos, es que estudian entre 9 a 10 horas diarias, tanto en los colegios como en las universidades, cosa que no pasa en ninguno de nuestros países, esperemos algún día que nuestro nivel de educación llegue a ser igual como la de ellos.

También es muy importante mencionar si algún día se tiene interés en hacer negocios con los chinos, se debe estudiar antes sus costumbres, su geografía, su entorno empresarial, sus leyes, su historia y saber algo de etiqueta y protocolo, acá en lo último me refiero a la forma de saludar, como dirigirse a ellos, así como la puntualidad y el orden para hacer las cosas, ya que ellos en sí son personas bien educadas y al mismo tiempo bien desconfiadas si se quiere hacer negocios con ellos, ya que para esto ellos trabajan en la modalidad de pagos adelantados y contra entrega a la hora de hacerles las compras y en el caso contrario  son muy dados a exigir calidad en sus productos y a que les den precios accesibles.

Por eso antes de negociar con ellos, debemos prepararnos muy bien, conocer de qué manera laboran y por ende, conocer sus técnicas de negociación que nos permitirán equilibrarnos en la balanza de negociaciones.

Para terminar, citaré un párrafo del Politólogo Dominicano Luis González quién es amigo mío y quién escribió dicho artículo en uno de los periódicos de su país.

Aunque hay muchos que se resisten a creerlo, las estadísticas mundiales de crecimiento y desarrollo económico, influencia política y cultural, hablan tan fuerte que habría que ser un mezquino, uno que no puede ver y quizás no tiene capacidad para entender que el horizonte oriental lo que se avizora es el levante, para no admitir que es tiempo de Asia. Ninguna región en el planeta, se ha transformado, ha avanzado tanto en todos los sentidos en los últimos 60 años y ninguna tiene mejores perspectivas para los próximos 50 años, como Asia y en particular al Dragón que asciende llamado China.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más del autor:

Leave a Reply