Press "Enter" to skip to content

Covid-19 lavarse las manos ayuda a no contagiarse

Si hay algo que puede hacer para que no nos contagiemos del coronavirus, la epidemia que nos tiene en estado de alarma, es sin duda un buen lavado de manos. Con ellas nos tocamos la cara, una costumbre que en promedio hacemos unas 500 veces al día, según datos de la OMS; también acariciamos nuestro pelo; tecleamos en el ordenador; tocamos objetos ajenos o nos sujetamos en las barras del autobús para no caernos, entre multitud de acciones. Y, aunque es algo que se debe hacer siempre, ahora hay que poner especial esmero en el perfecto lavado de manos para evitar formar parte del número creciente de contagiados por Covid-19.

Dice el Dr. José Luis Ramírez Bellver, dermatólogo de la Clínica Dermatológica Internacional, que lo que previene el contagio es el lavado con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas. «Es imprescindible el uso de jabón, y no olvidarnos de frotar bien entre los dedos y uñas (cuanto más cortas, mejor). Parece, además, sensato llevar pocas joyas como anillos y pulseras». Este consejo también lo aprueba el Dr. Antonio Clemente Ruiz de Almirón, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, que dice que, por lo general, no todos son conscientes de la importancia de lavarse bien las manos, y añade que hay que usar jabón porque «este virus tiene una cápsula lipídica que le hace bastante sensible a los desinfectantes habituales o al agua con jabón».

Lo ideal es hacer un lavado con agua y jabón intenso y enérgico durante unos cuantos minutos (recuerda mantener el grifo cerrado mientras frotas) y por ambas caras, o usar un gel hidroalcohólico con una proporción de alcohol superior al 60%. «No hace falta hacer ambas cosas: lavarse las manos con agua y jabón y usar gel hidroalcohólico, aunque si se quiere usar las dos cosas no estaría mal del todo», dice el miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología, a lo que el dermatólogo de la Clínica Dermatológica Internacional añade que si te acabas de lavar las manos y no has tocado nada potencialmente contaminado, no hace falta usar el dispensador de alcohol.

«El gel hidroalcohólico desinfectante es el más agresivo con la piel porque los alcoholes son muy deshidratantes. Está contraindicado en pieles secas, sensibles y con patologías. Úsalo solo cuando no tengas acceso a agua y jabón», explica la experta Deborah García Bello.

¿Qué jabón uso?

Mientras que la temperatura, según confirman los expertos, no es crucial para el desinfectado de manos, aunque aconsejan que no sea ni muy fría o muy caliente para no dañar la sensibilidad de la piel, sí que es importante el secado que hacemos tras esas manos bajo el chorro de agua. «Habría que secarlas con toalla personal o con papel desechable, ya que compartir toalla no es lo más adecuado», aconseja el Dr. Antonio Clemente Ruiz de Almirón. Por su parte, la química Deborah García Bello, tal y como ha divulgado en su cuenta de Instagram, habría que fijarse en qué tipo de jabón usamos. Dado que hay que hacerlo todos los días y varias veces, sería aconsejable escoger los que no dañan el pH de la piel. «Los jabones ‘syndet’ o ‘sin jabón’ contienen sustancias como betaínas, sulfonatos, sulfatos, etc., todos igual de efectivos contra el coronavirus. Son más respetuosos con la piel que otros jabones. Son ideales para pieles sensibles y uso continuado», cuenta.

Por su parte, José Luis Ramírez Bellver apunta que para prevenir las dermatitis irritativas «conviene usar jabones suaves (pastilla de jabón de glicerina, por ejemplo), usar crema hidratante con frecuencia, usar guantes para tareas del hogar (cocinar, fregar), ya que otros irritantes (detergentes, algunos alimentos) pueden desencadenar o agravar estas lesiones».

Así se evita tener unas manos resecas

En principio, según aconsejan los expertos en dermatología, habría que usar crema hidratante después del lavado. Lo que ocurre es que, en personas con piel más seca, más atópica o más irritable, el lavado frecuente de manos puede ir eliminando el manto lipídico de la piel y pueden aparecer dermatitis irritativas.

«Ahora que estamos lavándonos las manos con más frecuencia no estaría de más poner una crema hidratante. También se puede evitar que la piel se seque quitando los restos de humedad entre los dedos, es decir, secándola bien después del lavado con agua y jabón o después de usar el gen hidroalcohólico», explica el dermatólogo José Luis Ramírez Bellver. Cuando ya se ha producido un eccema (enrojecimiento, descamación, picor…) habría que dejar de hidratar y empezar a tratar, con corticoides tópicos y, a veces, antibióticos tópicos, para prevenir la sobreinfección de las heridas que se han producido.

A continuación le recomendamos un vídeo para que aprenda a lavarse las manos

Lea también:

https://elsiglo.com.gt/2020/03/31/igss-dice-no-a-giammattei-al-no-poder-dar-sueldo-a-trabajadores-y-pide-otro-plan/

Comments are closed.

%d bloggers like this: