Press "Enter" to skip to content

El Plan Ceibal

Punto De Vista

Cuando se examina los proyectos en Guatemala relacionados a la introducción de tecnología en el  sistema educativo nacional, se comprueba que los esfuerzos son aislados, insuficientes y no sostenibles. Los proyectos se relacionan exclusivamente con equipar a las escuelas o proporcionar a los maestros computadoras u otro tipo de equipo, sin el  acompañamiento de políticas educativas o incluso sociales, programas de capacitación, que generen un impacto real en la educación de los niños, sus familias y comunidades.

La sola introducción de computadoras, laptops, tabletas o cualquier otro dispositivo en el sistema educativo, no genera impacto por sí mismo. Se necesita de una serie de elementos que acompañen la introducción de tecnología a las aulas. Para comenzar, es fundamental el liderazgo y voluntad política al más alto nivel nacional, una institucionalidad adecuada con objetivos claros y una estrategia con sus diferentes etapas de implementación y el acompañamiento de la inversión necesaria tanto a nivel educativo como tecnológico.

Los proyectos de introducción de “Una Laptop por Niño” u OLPC por sus siglas en inglés “One Laptop Per Child”, han sido muy exitosos en varios países de América Latina, como es el caso de Uruguay, el cual puede servir de ejemplo a la hora de implementar este tipo de iniciativas en el país. Lo principal es desarrollar una estrategia o plan de largo alcance, comenzando con pocos establecimientos educativos, de manera de monitorear y medir efectivamente los impactos del proyecto.

Por otro lado, es fundamental avanzar en la conectividad a internet, que permita un acceso generalizado en todos los centros educativos del país con el fin de ir reduciendo la brecha digital. Seguramente, los retos y desafíos son y serán muchos y de seguro existirán críticas, pero es necesario cambiar modelos y paradigmas obsoletos, comenzando con plantear que si se quiere un modelo educativo donde la tecnología esté presente, es necesario pensarlo a largo plazo, como una política de Estado.

Como ejemplo está el Plan Ceibal, un proyecto socioeducativo de Uruguay. Fue creado por decreto del 18 de abril de 2007 “con el fin de realizar estudios, evaluaciones y acciones, necesarios para proporcionar un computador portátil a cada niño en edad escolar y a cada maestro de la escuela pública, así como también capacitar a los docentes en el uso de dicha herramienta y promover la elaboración de propuestas educativas”.

La sigla Ceibal es un acrónimo que significa: “Conectividad Educativa de Informática Básica para el Aprendizaje en Línea”. El plan se inspiró en el proyecto One Laptop per Child presentado por Nicholas Negroponte en el Foro Económico Mundial de 2005.

Sin precedentes en el mundo por su alcance nacional, el plan permitió que todos los niños de los centros de educación estatales reciban una computadora portátil con conexión inalámbrica (Wifi), tanto dentro como fuera del aula, brindando así conectividad a centros educativos y sus entornos en todo el territorio de Uruguay.

El objetivo a largo plazo del Plan Ceibal, es promover la justicia social mediante la promoción de la igualdad de acceso a la información y a herramientas de comunicación para toda la población. Los principios estratégicos que encierra este proyecto son: equidad, igualdad de oportunidades para todos los niños y todos los jóvenes, democratización del conocimiento, la disponibilidad de útiles para aprender y un mejor aprendizaje no sólo en lo que respecta a la educación que se imparte en la escuela, sino también aprender por sí mismo a utilizar la tecnología.

El Plan Ceibal inició en el año 2007 con una prueba piloto en Villa Cardal, departamento de Florida, con la puesta en marcha para 150 alumnos y sus profesores, hasta extenderse a todo Uruguay en los años siguientes. Villa Cardal es un pueblo de 1.290 habitantes y una sola escuela de 150 niños.

La implementación y la coordinación central del Plan están a cargo del Centro Ceibal, creado por ley 18.640 en enero de 2010 como persona pública no estatal y con la finalidad de promocionar los programas de apoyo a la educación pública. Más tarde se crea la Red de Apoyo al Plan Ceibal (RAP Ceibal) con voluntarios en todo el Uruguay, con el objetivo de colaborar a través de distintas modalidades en la entrega de los equipos, realizar actividades con padres y familiares, desarrollar aspectos técnicos, ayudar a los niños a dar sus primeros pasos con los equipos, etc.

Según la página oficial https://www.ceibal.edu.uy/es, las cifras del Plan Ceibal hasta el año 2019 son las siguientes:

  • 2 millones de laptops y tablets entregados entre 2007 y 2018, alcanzando a la totalidad de estudiantes y docentes de Educación Primaria y Educación Media Básica.
  • 100% de los centros educativos (2.850 locales) con red wifi a agosto 2019 y 97% de la matrícula (720.000 usuarias/os) accediendo a Internet con banda ancha a agosto 2019.
  • 100% de los centros educativos públicos urbanos (1.350 locales) con equipamiento de videoconferencia. 
  • 2.700 docentes y estudiantes participantes en Olimpíadas de Robótica, Programación y Videojuegos.
  • 95% de los grupos de escuelas urbanas de 4º, 5º y 6º de Educación Primaria tiene clases de inglés y 70% de estudiantes aprende inglés por videoconferencia.
  • 19.500 docentes fueron capacitadas/os entre 2014 y 2018.
  • De 2007 a 2011, el acceso a una computadora en niñas/os de 6 a 13 años subió de 30% a 94%, observándose el mayor aumento en niñas/os de familias de menores ingresos (de 9% a 93 %).

¿Podrá Guatemala algún día alcanzar cifras similares? Por el momento, hoy 1 de mayo Joviel Acevedo, secretario general del sindicato de maestros, llevará a cabo una concentración en la Plaza de la Constitución para conmemorar el Día del Trabajo en medio de la pandemia de COVID-19.

TEXTO PARA COLUMNISTA

Lea más de la autora:

%d bloggers like this: