OpiniónColumnas

No debemos perder credibilidad

Petardo

Entre algunas de la atribuciones que ordena la Constitución de la República de Guatemala al Presidente: El Presidente de la República actúa siempre en Consejo de Ministros o de manera individual con cada ministro de Estado. El Presidente de la República es el Comandante General del Ejército de Guatemala y Oficial Superior de la Policía Nacional Civil. Él representa la unidad nacional y debe velar por los intereses de toda la población de la República. Cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes. Proveer la defensa y seguridad de la Nación, así como a la conservación del orden público. Ejercer el mando de las Fuerzas Armadas de Guatemala con todas las funciones y atribuciones respectivas.  Ejercer el mando de toda la Fuerza Pública. Sancionar, promulgar, ejecutar y hacer que se ejecuten las leyes. Dictar las disposiciones que sean necesarias en los casos de emergencia grave o de calamidad pública, debiendo dar cuenta al Congreso en sus sesiones inmediatas. Presentar Proyectos de Ley al Congreso de la República. Ejercer el derecho de veto con respecto a las leyes emitidas por el Congreso, salvo los casos en que no sea necesaria la sanción del Ejecutivo de conformidad con la Constitución. Presentar anualmente al Congreso de la República, al iniciarse su período de sesiones, informe escrito sobre la situación general de la República y de los negocios de su administración realizados durante el año anterior.

Someter anualmente al Congreso, para su aprobación con no menos de ciento veinte días de anticipación a la fecha en que principiará el ejercicio fiscal, por medio del Ministerio de Finanzas Públicas, el proyecto de presupuesto que contenga en detalle los ingresos y egresos del Estado. Someter a la consideración del Congreso para su aprobación, y antes de su ratificación, los tratados y convenios de carácter internacional y los contratos y concesiones sobre servicios públicos. Convocar al Organismo Legislativo a sesiones extraordinarias cuando los intereses de la República lo demanden. Coordinar a través del Consejo de Ministros la política de desarrollo de la Nación. Presidir el Consejo de Ministros y ejercer la función de superior jerárquico de los funcionarios y empleados del Organismo Ejecutivo.

Mantener la integridad territorial y la dignidad de la Nación. Dirigir la política exterior y las relaciones internacionales, celebrar, ratificar y denunciar tratados y convenios de conformidad con la Constitución. Exonerar de multas y recargos a los contribuyentes que hubieren incurrido en ellas por no cubrir los impuestos dentro de los términos legales por actos u omisiones en el orden administrativo. Someter cada cuatro meses al Congreso de la República por medio del Ministerio respectivo un informe analítico de la ejecución presupuestaria, para su conocimiento y control. Todas las demás funciones que le asigne esta Constitución o la Ley.

Analizando parte de sus atribuciones, vemos su poca experiencia para enfrentar los problemas de Guatemala. En el aspecto de salud de la población debe delegar en su Ministro de Salud y equipo respectivo, para que tomen las medidas para la seguridad de salud de los guatemaltecos, Estos deben preocuparse de el abaratamiento de los medicamentos, quitando tantos intermediarios y comprar las medicinas más baratas, pero de buena calidad y colocarla en farmacias a través de convenios, quitar corruptos que tratan de sacar ganancias para su beneficio del propio ministerio. Le recuerdo que los impuestos, en la mayoría de las legislaciones surgen exclusivamente por la “potestad tributaria del Estado”, principalmente con el objetivo de financiar sus gastos.

Su principio rector, denominado “Capacidad Contributiva”, sugiere que quienes más tienen deben aportar en mayor medida al financiamiento estatal, para consagrar el principio constitucional de equidad y el principio social de la libertad.  En pocas palabras: sin los impuestos el estado no podría funcionar, ya que no dispondría de fondos para financiar la construcción de infraestructuras (carreteras, puertos, aeropuertos, infraestructuras eléctricas), prestar los servicios públicos de sanidad, educación, defensa, sistemas de protección social (desempleo, prestaciones por invalidez o accidentes laborales), etc. En ocasiones, en la base del establecimiento del impuesto se encuentran otras causas, como disuadir la compra de determinado producto (por ejemplo, tabaco) o fomentar o desalentar determinadas actividades económicas. La reglamentación de los impuestos se denomina sistema fiscal o fiscalidad. Después de este resumen, algunos dicen que usted (presidente) pone como distractor la enfermedad Covid-19, el pueblo se molesta que está protegiendo a la clase económica de más capital. Con el pretexto de la pandemia, descuida muchos deberes, el pueblo le pregunta ¿cómo van las negociaciones con Belice? Hay muchas cosas que desatiende y no delega en los diferentes equipos de trabajo.

Area de Opinión
Libre expresión y libertad de pensamiento.

Lea más del autor:

Leonel Guerra Saravia

Médico y cirujano con maestrías de ciencias sociales, política, relaciones internacionales y filosofía.

Avatar de Leonel Guerra Saravia