Press "Enter" to skip to content

Simplificando la enfermedad por Covid-19

Petardo

“Es lamentable que debido al desacierto de los que nos gobiernan, que están tomando medidas desatinadas estén causando cierre de empresas y desempleo”.

La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019. Produce síntomas similares a los de la gripe, entre los que se incluyen fiebre, tos seca, disnea, mialgia y fatiga. En casos graves se caracteriza por producir neumonía, síndrome de dificultad respiratoria aguda, sépsis y choque séptico que conduce a cerca de 3,75 % de los infectados a la muerte según la OMS.

No existe tratamiento específico; las medidas terapéuticas principales consisten en aliviar los síntomas y mantener las funciones vitales. En diciembre de 2019 hubo un brote epidémico de neumonía de causa desconocida en Wuhan, provincia de Hubei, China; comentado oportunamente por Reporteros sin Fronteras lo cual se trataba de la pandemia del Covid-19 y se comprobó de los efectos psicológicos negativos por la forma que se manejó. A finales de enero, la Comisión Nacional de Salud de China publicó una guía de manejo de las crisis psicológicas, en la que propugnaba la intervención de las personas afectadas, contactos cercanos, los encerrados en sus hogares, los familiares y amigos de los pacientes, personal sanitario y el público general que lo requiriere.

El virus puede pasar a través de las mucosas, especialmente la mucosa nasal y laríngea, luego ingresa a los pulmones a través del tracto respiratorio. Entonces el virus atacaría a los órganos objetivo que expresan la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), como los pulmones, el corazón, el sistema renal y tracto gastrointestinal. Las personas infectadas pueden estar asintomáticas o presentar un cortejo de síntomas que oscilan desde leves a muy graves, entre ellos fiebre, disnea y tos seca. La diarrea y otros síntomas de rinofaringe, como estornudos, rinorrea y dolor de garganta son menos frecuentes. Aunque las personas de avanzada edad son más vulnerables a la enfermedad, a mitad de marzo de 2020, la OMS recordó que los jóvenes también pueden tener complicaciones e incluso llegar a la muerte por el virus.

El 5 de enero de 2020, un equipo del Centro Clínico de Sanidad Pública de Shanghái consiguió secuenciar el ARN del nuevo virus.

Este logro se mantuvo en secreto hasta que, seis días después, unos investigadores lo filtraron a varios sitios web. Este acto permitió a la comunidad internacional comenzar a desarrollar test y vacunas para el virus, y sus responsables fueron castigados con el cierre de su laboratorio. Una parte clave de las actuaciones en un brote de enfermedad infecciosa es tratar de disminuir el pico epidémico, conocido como aplanamiento de la curva epidémica. Esto ayuda a disminuir el riesgo de que los servicios de salud se vean sobrepasados y proporciona más tiempo para desarrollar una vacuna y un tratamiento. El distanciamiento social y el aislamiento de las poblaciones infectadas pueden contener la epidemia.

Para reducir las posibilidades de infectarse, las organizaciones sanitarias recomiendan evitar el contacto cercano con personas enfermas; lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón; no tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos sin lavar; y practicar una buena higiene respiratoria.

Además de la guía mencionada anteriormente sobre el lavado de manos y la higiene respiratoria, los organismos de salud pública aconsejan que las personas enfermas que sospechan que pueden tener COVID-19 deben restringir las actividades fuera del hogar, excepto para obtener atención médica.

A mi criterio desafortunadamente no contamos en el ministerio de salud pública con gente bien capacitada para resolver este tipo de problemas, por un lado se dice que el ministro de salud pública tuvo que ser tratado en un hospital y los dos viceministros mucho más incompetentes que el ministro tratan de valerse de asesores que conozcan de epidemiología pero desconocen el manejo de esta enfermedad.

El presidente de la república de Guatemala dispuso de la noche a la mañana el cierre del país lo que considero que fue un gran error ya que esto está provocando un caos entre los guatemaltecos y nos está afectando más económica y psicológicamente dada su inexperiencia.

Es lamentable que debido al desacierto de los que nos gobiernan que están tomando medidas desatinadas estén causando cierre de empresas y gran número de desempleo. Es momento que recapaciten sobre todos los errores que han cometido y los enmienden es de hacer saber a la población que con certeza no existe aún ni vacuna ni medicamentos para esta enfermedad lo cual se está investigando cuidadosamente por la OMS.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: