Press "Enter" to skip to content

¿Y si nos dejamos ver?

Chachalaqueando con Uthzie

“Si nos dejemos ver, dejaremos que nos vean como en realidad nos sentimos”.

La queja generalizada es que ya no aguantamos las ganas de dejarnos ver, de reunirnos, de encontrarnos en algún lugar y reír con libertad, sin temor de contagio; es común leer que “cuando esto termine iré a todos los lugares que me inviten”, honestamente; la idea reunirnos físicamente, compartir, ir al banco, supermercado, oficina, restaurantes, hacer reuniones en casa, ir a la iglesia, “libremente” me entusiasma. Al darme permiso de planearlo mentalmente, rápidamente recordé que hay innumerables advertencias de que nuestro regreso será paulatino, sobre todo, será un regreso a otra realidad, no será como antes (nuestro cerebro aún lo está procesando), pero también no tiene por qué ser peor o mejor; solo será distinto.

Sin embargo, no quise renunciar a la tentadora propuesta de DEJARNOS VER, así que pensé en proponerles que lo hagamos, considerando otra posibilidad en nosotros mismos; la cual consiste en dejarnos ver soltando la presión de ser y aparentar, se trata de permitirnos ser sinceros.

Si nos dejemos ver, dejaremos que nos vean cómo en realidad nos sentimos. Se vale ser algunos días positivos, otros días espirituales y el resto de los días, se vale reconocer que solo estamos agotados de los cambios de rutina, desgastados por la incertidumbre, desesperados de reuniones online, preocupados por el futuro económico, angustiados por nuestros padres o que nos sentimos muy cansados.

Justo pensaba en esto, cuando recibí un mensaje que preguntaba ¿cómo estás? … Esperé unos segundos, escribí bien, lo borré, escribí sobreviviendo y luego también lo borré y entonces finalmente escribí: – ESTOY FELIZ Y ENOJADA- a partir de ese momento se abrió un espacio para que las dos NOS dejáramos ver así. Entre un extremo y otro, entre una realidad y otra, entre el cielo y la tierra… hablamos honestamente de cómo nos sentíamos justo en ese momento. No mencionamos noticias, datos estadísticos, ni trabajo. Compartimos la sensación extraña y absurda de estar bien y al mismo tiempo estar enojadas, tristes, preocupadas, con temor… fue allí cuando comprendí CON CERTEZA que sobre todo en estos tiempos; DEJARNOS VER, es lo que más nos hace falta. ‘’

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: