Press "Enter" to skip to content

El ilustre Colegio de Abogados y Notarios

Barataria

“Es el gremio profesional más grande del país debido a que sobrepasa más de treinta mil colegiados”.

El  Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, es la agrupación gremial que aglutina a los Abogados, Abogadas, Notarios y Notarias además de los profesionales de ciencias afines.  Es el gremio profesional más grande del país debido a que sobrepasa más de treinta mil colegiados.  Desde que inició la crisis sanitaria esta agrupación gremial ha sido objeto de muchas críticas a las acciones timoratas de su actual Junta Directiva debido a que existieron algunas solicitudes de profesionales que pedían que se manifestara esta agrupación en relación a las necesidades de muchos profesionales que realmente la están pasando mal.

No es un secreto que muchos Profesionales del Derecho que ejercen su profesión liberalmente y no tienen la fortuna de trabajar en alguna institución del Estado o bien en la Iniciativa Privada, no han estado realizando sus labores debido a la actual crisis sanitaria que les ha impedido abrir sus oficinas profesionales y atender su clientela habitual.  Por lo que podemos asumir que muchos de estos profesionales han estado sin ejercer al día de hoy, es decir al menos dos meses y si algunos han atendido clientes no ha sido en el número normal.  Sin embargo muchos de ellos tienen gastos fijos en sus oficinas como renta, servicio telefónico, internet y energía eléctrica; además del pago de procuradores y secretarias; en otras palabras están sufriendo la crisis en carne propia, porque además de estos gastos tienen los propios en sus respectivas viviendas.

En los últimos días se ha levantado un movimiento en las redes sociales, especialmente en Facebook al cual se ha adherido un grupo de profesionales que ronda los más de 4,000 profesionales que buscan exigir a la Junta Directiva del Colegio de Abogados y Notarios que pueda decidir por una ayuda solidaria a los abogado y abogadas que lo necesiten en virtud de las necesidades de la crisis y como lo han realizado otros colegios de abogados alrededor del mundo, como en el caso de España, México, Colombia y Perú para citar unos pocos casos.  Anteriormente la Junta Directiva ya se había pronunciado sobre este aspecto indicando una serie de tecnicismos y excusas realmente estúpidas a la luz de la opacidad con que esta y anteriores Juntas Directivas han manejado los recursos del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala.

De hace algunos años para acá, el Colegio de Abogados y Notarios como otras instituciones que por ley tienen incidencia en la vida política nacional, se han convertido en verdaderas cuevas de ladrones en donde muchos aspirantes, salvo honrosas excepciones, han llegado a dirigir este gremio para aprovecharse de recursos, acrecentando de manera innecesaria la cantidad de empleados y realizando una serie de actividades de poca valía.  Además de que se habla la cantidad de dinero en concepto de viáticos y otros gastos que rondan, sin contar la forma en que “negocian” con los bancos del sistema los depósitos a plazo de los fondos con que cuentas, quien sabe que hay de por medio.  Esto, sin contar que es ya una “tradición” de las Juntas Directivas que realizan las Asambleas Ordinarias en donde deben informar a todos los agremiados de la situación de fondos y gastos, convocando por lo regular un día lunes y a las 12:00 horas del mediodía, para que no llegue casi ningún agremiado.

La información de los recursos del gremio es casi nula, nunca llega ninguna nota indicando cuáles son los ingresos y egresos ni cómo están las finanzas. 

Recientemente se dio el caso que a un profesional que requirió información no se le otorgó.  En fin hay negociaciones realmente turbias, como la compra de un edificio en la zona 10 verdaderamente opaca, nombramientos a dedo para la Unidad Académica y otros abusos que van de tiempo en tiempo sin que hasta el momento el Colegio de Abogados y Notarios tome el papel que le corresponde de buscar la superación y protección de sus agremiados, mejorar los planes de previsión y sobretodo que busque promover una conducta ética ejemplar de sus agremiados y erradicar la competencia desleal que a veces es verdaderamente vergonzosa sin contar con que no hay un mínimo de gestión de los dirigentes del gremio para el mejoramiento de procesos en las instituciones públicas.

En realidad, las aspiraciones de muchos para llegar a la Junta Directiva del Colegio de Abogados es inexplicable si se cree que es para cumplir con los fines del Colegio de Abogados, ni los congresos jurídicos que otrora eran prestigiosos hoy en día no llenan su cometido. Los movimientos de muchos profesionales hoy en día en contra de la actual Junta Directiva es un movimiento en contra de lo que han convertido tan prestigiosa institución, la han vuelto en una institución paria, puesto que no es esta la única Junta Directiva que ha hecho desmadres en el Colegio de Abogados y Notarios sino ha habido otras que igualmente son responsables por lo que hoy está sucediendo y que ha llevado a que esta institución pierda el brillo que tenía.

Ojalá la Junta Directiva actual pueda reflexionar de su mal proceder y que la transparencia sea algo que prevalezca considerando que muchos profesionales liberales están con verdadera necesidad producto de una crisis que ninguno previó, pero que ha puesto a muchos profesionales del derecho en una situación muy incómoda.  Hace algunos meses apoyé a los familiares de un profesional del derecho que falleció de una larga enfermedad y quien era un sustento para sus ancianos padres, es lamentable decir que al día de hoy no se le ha resuelto la situación y no le han otorgado lo que le corresponde de acuerdo al plan de prestaciones por increíble que parezca.  No podría considerar que pasaría con muchos que tienen hijos menores y que por buscar ejercer la profesión ante tanta necesidad en medio de esta crisis sanitaria enfermaran y murieran, seguramente pasarían mucho tiempo antes de que el dinero del plan de prestaciones llegara a sus deudos.  El Colegio de Abogados y Notarios como está actualmente no representa ninguno de los intereses de sus agremiados, tampoco representa ninguno de los valores de su propio Código de Ética Profesional porque allí no existe tal cosas sino una maraña de intereses mezquinos que utilizan a esta institución como una plataforma para aviesos intereses. Para el grupo que se ha formado de una muy buena cantidad de profesionales que exigen una agrupación gremial diferente, creo que es el momento de que este movimiento pueda sanear mediante exigencias justas, a una institución que fue creada con brillo y prestigio pero que ha caído en mano de mafias que lo que menos quieren es hacer una agrupación gremial al servicio de sus agremiados.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: