Crisis tras crisis

Es evidente que en el ámbito de la política se nota una permanente ausencia de cohesión