Press "Enter" to skip to content

La historia se repite

Debemos Saber La Verdad

La historia de nuestro mundo nunca se equivoca, debemos aprender de los errores, ya que si no aprendemos del pasado estaremos condenados a repetirlo.

Lo que estamos viviendo ha afectado nuestras vidas y no debemos dejar que nos hunda porque seguiremos viviendo. Ahora al quedarnos encerrados leemos, vemos televisión, oímos música, hacemos ejercicio, jugamos, rezamos, bailamos, hablamos más con la familia, meditamos, escuchamos más, encontramos nuestra propia sombra, etc. y empezamos a pensar en forma diferente y hemos aprendido a cuidarnos para evitar contagiarnos, curarnos y vivir mejor.

En las calles hay ausencia de personas que viven en forma ignorante, que son peligrosos, sin corazón, sin sentido, que buscan aprovecharse de la naturaleza y de los demás y así la tierra comienza a limpiarse y sanar.

Cuando el peligro termine las personas habrán llorado a los muertos, se encontrarán de nuevo, se tomarán nuevas decisiones, se soñará con nuevas visiones y sobre la nueva forma de actuar en la vida.

Con lo anterior las personas tendremos una nueva vida, la tierra y la naturaleza se estarán saneando.

Para que todos podamos estar mejor, tendremos que conocer lo que estaremos haciendo bien, considerar que tenemos sueños y deseos, que estamos viviendo día a día, que debemos tener buena salud, que hay algo superior a nosotros, que se debe cuidar el agua y la naturaleza, que debemos respirar y ejercitarnos bien, que debemos comer lo adecuado, que hay que esforzarse por los demás y por nosotros mismos, que deseamos el bien para los seres y la naturaleza y así estar agradecidos de poder lograr estas pequeñas cosas que son las más importantes en la vida.

La historia se repite, hubo en los años 1720 la peste negra, en los años 1829 el cólera, en los años 1920 la gripe española y en los años 2020 covid-19. La historia de nuestro mundo nunca se equivoca, debemos aprender de los errores, ya que si no aprendemos del pasado estaremos condenados a repetirlo.

Debe haber control adecuado de la planificación familiar, embarazos y crecimiento demográfico de la población.

Los jóvenes deben ser legalmente reconocidos por sus padres, para que puedan vivir legalmente, con la condición de que también estudien en escuelas adecuadas.

Se debe solicitar a las autoridades educativas que se organicen e implementen los procesos pre-educativos para los menores de edad, adecuados a la problemática que presentan a su edad.

Hay que promover el deporte y el entretenimiento en todos los municipios del país, especialmente para la juventud.

Hay que promover la participación religiosa, de cualquier credo, en todos los municipios del país, las colonias, los barrios, etc. para crear conciencia moral en la juventud y en los adultos.

Se debe pedir a las autoridades que se incorpore y promueva la educación cívica y el nacionalismo guatemalteco en las escuelas públicas y privadas.

Hay que educar, no solo enseñar a leer y escribir, a los jóvenes que son el futuro de Guatemala y se les debe enseñar, la cultura, el desarrollo y la ética en el trato entre personas para tener mejor vida.

Todos los días los profesores junto con los alumnos deben limpiar los establecimientos educativos, lo que vuelve a los jóvenes una generación de personas modestas y entusiastas por la limpieza de la basura, de los desechos y por cuidar el agua.

Aunque no se tengan muchos recursos en sus familias, que los jóvenes sepan que se pueden superar y vivir mejor siendo éticos, estudiando y trabajando sin usar la violencia y así, aunque tengan situaciones difíciles podrán superarse.

Que se influya en los padres y madres de familia para que hagan ver sus hijos que el padre y la madre son los responsables de la familia y del hogar.

Que se haga ver a los jóvenes que ellos no son los responsables de tener padres irresponsables y que la educación es para superarse, no solo para enseñarles a leer y escribir, sino que es para inculcarles los conceptos éticos y el desarrollo de su carácter sin exámenes ni doctrinas.

Que se enseñe a los jóvenes a apreciar el valor del tiempo para que lo aprovechen, se superen y sean puntuales.

Empecemos a cambiar a Guatemala y no nos quejemos, trabajemos, respetemos las leyes, ayudémonos todos y no nos dañemos. Hay que fijarnos en nuestros propios actos, antes que en los actos de los demás.

En Guatemala si hay problemas, pero con mentiras disfrazadas de verdades no se resuelven y el pueblo al aceptarlas solamente hace que se beneficien quienes las utilizan.

Para que verdaderamente se puedan resolver los problemas de Guatemala debemos pedir a los guatemaltecos que no acepten las mentiras disfrazadas de verdades y que las analicen, para defender la verdad y así encontrar las verdaderas soluciones para beneficio de la mayoría.

Hago ver que mucho de lo anterior es idealista y filosófico, pero es el inicio para hacer consciencia en los guatemaltecos e iniciar un cambio verdadero de vida.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: