Quinta solicitud de ampliación

En vez de aceptar el fracaso, el gobierno insistió en mantener la política de la OMS, culpó del fracaso ¡a los pobladores! e implementó nuevas regulaciones. Su actuación se volvió errática, cuando no engañosa o falsa.