Press "Enter" to skip to content

Al magisterio nacional

Tanmi Tnam

Por favor, sigamos cuidándonos para no contagiarnos con el Coronavirus.

Estos días de confinamiento, han servido para tener una imagen cercana del estado de la educación del país en todos los niveles y modalidades. Los estudiantes del área rural los más afectados porque viven en familias donde pocos padres y madres de familia saben leer y escribir, muchos todavía no saben que ahora las clases se desarrollan a través de la televisión, aparato que poco se conoce en varias comunidades. Las niñas y niños de 6 años de edad están disfrutando en casa los mejores días a la par de mamá, juegan, corren, saltan y poco o nada se acuerdan de la escuela. Muchos niños de la primaria ya no se acuerdan de su escuela y también están los que se han desligado del centro educativo. Padres y madres de familia que viven en condiciones de pobreza, sienten cierto alivio porque se han salvado de algunos gastos para los desfiles de las fiestas patronales, no se han llevado a cabo las excursiones, no se ha incurrido en gastos por la compra de uniformes y no se ha contribuido para la compra de otros enseres.

Estos días han sido propicios para hablar de temas históricos acerca de la educación escolar, contexto en que, al docente el Ministerio de Educación, ha confiado la ejecución del pensamiento político, económico y cultural de cada época. Es la educación que se imparte en la escuela la responsable de la formación ciudadana en cuyas características sobresalen el desconocimiento de los deberes y derechos individuales y colectivos, el desconocimiento programado de la presencia de los pueblos originarios, el desinterés por la participación en la transformación de estructuras de orden político y económico, la muerte lenta de elementos culturales y lingüísticos de los pueblos discriminados. El pensamiento de quienes planifican el desarrollo humano y el desarrollo educativo del país, es integrado al currículum escolar y es el docente quien aplica en las aulas de los distintos niveles educativos.

Un hecho que sobresale, fue la participación del magisterio en las acciones que provocaron la caída del dictador Jorge Ubico para dar paso al movimiento conocido como la Revolución de Octubre de 1944. La historia cuenta que, en una de las manifestaciones en contra de esa dictadura, fue asesinada la Profesora María Chinchilla. El día de este asesinato, dio origen a la celebración del Día del Maestro en Guatemala. Lejos ha quedado esta significativa participación.

María Chinchilla Foto: Cortesía de Revista Jícara

A través de estas líneas recordamos a los docentes que antes caminaron muchas horas para llegar a la escuela donde laboraron. Cada paso les significó esfuerzo para compartir la enseñanza. Agradecemos a las maestras y maestros que, debido a la distancia, prefirieron vivir en la comunidad acomodándose a las condiciones que existían. Nuestra admiración a quienes después de muchos años de servicio docente están gozando de la jubilación, pero debido a la edad, muchos están en el olvido, sufriendo enfermedades, viviendo el peso de los años pero con ánimo de compartir los mejores momentos que aún guardan en la memoria docente. También va nuestra admiración por aquellos docentes que le ahorran dinero al Estado pagando costos de su formación en servicio, con el objetivo de servir mejor. No podemos olvidarnos de los docentes que sirven muy bien al racismo, a la discriminación y a la injusticia a través del currículum escolar, a los que se vuelven verdugos del estudiantado durante las evaluaciones y a aquellos que han luchado para eliminar el idioma y cultura de los pueblos originarios. Feliz Día del Maestro.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

%d bloggers like this: