Press "Enter" to skip to content

Justicia pronta y cumplida

Políticamente Incorrecta

Esperemos el Congreso haga lo que debe de hacer para garantizar la independencia de poderes.

Vivimos en un sistema Republicano de pesos y contrapesos. Eso quiere decir que la normativa basada en la Constitución establece los mecanismos por medio de los cuales los TRES (no cuatro) poderes del Estado se fiscaliza entre sí. Esos 3 poderes son: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Punto, y final. NO hay repito, un cuarto poder.

El Ejecutivo es encabezado por el Presidente de la República, democráticamente electo. El Legislativo lo integran los diputados, también democráticamente electos. 

Y el Judicial que encabeza la Corte Suprema de Justicia (NO la Corte de Constitucionalidad como cree gente ignorante como Norma Torres), es a su vez conformada por 13 Magistrados que debieran ser los abogados más ilustres y de comprobada pasión por la ejecución del Derecho (Arto. 207 Constitución Política de la República) propuestos por la Comisión de Postulación. Esa comisión propone un listado de candidatos de los cuales deben elegir el Legislativo y el Ejecutivo. Dicho listado lleva nombres propuestos por la USAC (que es tratada como ente privilegiado), los decanos de otras Universidades, el Colegio de Abogados y Notarios. Arto. 208, 215 CPR) y por los Jueces activos.

Esa selección fue determinada así para que los principios Republicanos de imparcialidad y objetividad se mantuvieran en la vital función de la aplicación de justicia.  De igual forma, para mantener la no politización del ente rector de justicia, y evitar el dominio de cualquiera de los otros organismos entre sí.

Con la firma de La Paz se inició la politización del Organismo Judicial y la toma de los medios masivos de comunicación, obedeciendo a la tendencia internacional. Si bien tanto el Foro de Sao Paulo en sus discursos anuales como la Internacional Socialista hablan de igualdad y solidaridad, y de justicia para todos, en todos los países donde han logrado permear la administración de justicia esta ha sido parcializada. 

Apoyan leyes específicas en lugar de generales. En Guatemala tenemos por ejemplo una Ley de Femicidio que no debiera existir. Matar a una mujer es igual de grave que a un hombre, a un anciano, a un niño o a un homosexual. Un asesinato, es un asesinato, punto. Una violación es una violación, cualquier abuso sea verbal o físico, es un abuso, y debiera ser penado de igual forma por la ley sin importar si lo comete un hombre o una mujer.

En los últimos tiempos, la izquierda internacional identificó en la ideología progres que promueve la imposición legal del aborto, la pedofilia y la ideología de género un caldo de cultivo para diseminar su “filosofía de la solidaridad”. Añadió al globalismo porque si bien en sus escritos menciona la defensa de la soberanía contra “el imperialismo”, define soberanía de formas muy ambiguas y elimina el componente nacionalista del concepto. Es así que surge la alianza que hoy forma ese socialismo progresista globalista. Y no olvidemos el cuarto agregado: el ecologismo.

El tema es largo y apasionante, pero trato de darles la idea general, de estimular su curiosidad por informarse. Los documentos suenan muy bonito.  Los insto a que vean los resultados donde se han aplicado.

Es así que la justicia empezó a verse dividida por sectores, con leyes específicas que van en contra de la igualdad ante la ley. La contradicción es evidente. La izquierda Internacional aplaude esas especificidades mientras que dice buscar la igualdad ante la Ley. Oxímoron total.

¿Quiénes buscan manipular la justicia, en Guatemala? Los oportunistas de “derecha” que como he explicado mil veces no son ni neoliberales, ni libertarios, ni liberales clásicos sino viles mercantilistas, para protegerse de la corrupción. Y, la izquierda liderada por las Mack, Semilla, Winaq, MLP, Codeca, Cuc, etc para promover su visión progresista globalista ecologista, anular opositores políticos y muy especialmente para sus lucrativas revanchas y venganzas contra los que los que derrotaron la amenaza comunista del conflicto armado. Sin un OJ politizado, no habría la lucrativa industria del resarcimiento, y en San Rafael tendrían trabajo.

Es así que por ejemplo, en la actualidad, tenemos a Lucrecia Hernández Mack, diputada con causas pendientes ante el MP cometidas durante su inútil, corrupta y estéril gestión frente al Ministerio de Salud (puesta ahí por el ex Embajador Todd Robinson), que no tiene finiquito para estar en el Congreso, y debiera estar presa. Ella contrató no 1 o 2 o 3 sino 4500 (cuatro MIL quinientos) digitadores en plazas fantasmas, porque un digitador sin equipo tecnológico es como un carpintero sin martillo ni formón. Pero no la tocan porque su tía Hellen les promete apoyo a los candidatos a magistrado a cambio de mantenerlos libres.

Acusan por ejemplo a gente como el diputado Alejos, un gran incómodo de la izquierda por sus ataques constantes y por luchar contra su agenda, que lleva el récord de intentos de retiro de inmunidad, cuatro. Sin precedentes. La Cicig y Aldana trataron de meterlo preso, y no lograron demostrarle nada. Ahora las Mack van tras él, a ver que se inventan. Él se que tiene entrada con altos Republicanos, las Mack con los #DemocRATS. Veremos quién gana ese pulso.

Interesante que así como el Kaibil no tiene fe en el sistema y esta prófugo por esa causa, igual esta Thelma Aldana. Si ella no tiene fe en un sistema que ella hizo con Cicig y que sigue dirigido por su misma gente, que podemos esperar los comunes mortales.

En lo personal, me puede resultar simpático o totalmente antipático un político pero como no mato mis neuronas con el peladero y similares, si veo una acusación busco informarme, analizo y saco mis propias conclusiones. Puede caerme mal, pero si no hay substancia en su contra, lo respeto. Puede caerme bien, pero si es vencido en juicio bajo debido proceso, pues mal por él. La responsabilidad es individual y la Ley dicta que las personas son inocentes hasta prueba contraria. Es decir, se asume su inocencia y el MP debe presentar un caso ante tribunales que demuestre culpabilidad. Cada quien es responsable de sus propios actos.

Oportunista manipulador de las cortes a todas luces son por ejemplo Sandra Torres, Gustavo Alejos, Orlando Blanco y otros. El que es rico por mérito propio, aunque lo envidien, es por mérito propio. Pero políticos multimillonarios de la nada… ahí, me pregunto si será riqueza legítima o no.

Quieren las Mack y sus secuaces garantizar un Organismo Judicial afín para no solo seguir libres ellas y sus amigotes, sino además, garantizar que la nefasta Gloria Porras (sindicada de los delitos de abuso de autoridad, violación a la Constitución, incumplimiento de deberes y resoluciones violatorias a la Constitución) con Boanerge Mejia (el magistrado de la CC que recibía pagos mensuales del prófugo Sinibaldi, como bien lo sabía la Cicig y lo tiene documentado la Feci) sean reelectos como Magistrados de la Corte de Constitucionalidad.

La CC se conforma por 5 magistrados electos 1 por el Ejecutivo, 1 por el Congreso, 1 por la Corte Suprema, 1 por la USAC y 1 por el Colegio de Abogados. Ahí la izquierda tiene garantizado el de la USAC. Por eso también es tan importante quien dirige el Colegio de Abogados y quienes integran la Corte Suprema.

Total, quienes sean electos para la suprema magistratura (Corte Suprema, no la que se cree celestial), deben ser abogados sin afiliaciones políticas, de trayectoria impecable en la aplicación de justicia, y sin compadrazgos con partidos o líderes políticos. Ya ha muerto gente en prisión preventiva que de haber sido encontrada culpable hubieran más que pagado la condena que la Ley manda, pero murieron sin ser juzgados por un aparato de justicia politizado.

No aplica la justicia pronta y cumplida un Organismo Judicial que protege invasores de propiedad privada, o protege abusos patronales, que protege mareros, que protege narcos, que protege pedófilos, violadores, asesinos, o peor aún que condena inocentes, por temas ideológicos y apaña la violación sistemática del debido proceso que debiera proteger. 

Afortunadamente, los 4 celestiales entrometidos (solo una Magistrada se salva) que se creen que encarnan los tres poderes y han osado darle órdenes a los tres poderes, se metieron un tiro en la pata cuando impusieron al Congreso las reglas para la elección. Así que por ratas e ineptos hicieron mal su propio tamal.

Esperemos el Congreso haga lo que debe de hacer para garantizar la independencia de poderes. Si no lo hacen, sientan un mal precedente que en el futuro regresará a pasarles la factura.

Del Ejecutivo, el Vice ya apoyó a los celestiales y a Sandoval, que debieran estar presos bajo 15 llaves. Veremos qué hace el Presidente.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: