Press "Enter" to skip to content

Despertares

Anotaciones

’La cabuya revienta por lo más delgado’’

Caminar en automático casi ha desaparecido porque las personas están mas conscientes consigo mismo y el otro, lo cual es bien al poner atención en las rutinas que han sido dislocadas por nuevos estilos, formas de vivir en pandemia.  Despertares obligados que nos han revuelto las neuronas y nos  repetimos ¿ hasta cuándo será esta vida?.

No nos adentramos en este despertar al cual seguimos negándolo y más bien se caen en procesos autodestuctivos, desde lamentaciones, fin de mundo, muerte lenta, enfermedades psicosomáticas, pérdidas o procesos de duelo y con un bombardeo de pensamientos negativos que nos destruyen el sistema inmunológico con cuadros de gripes, insomnio y depresiones.

Los jóvenes y adultos por decir por encima de la media de tres décadas con familias de cuatro o cinco personas en casa, están a punto o al rojo vivo con los cuadros estresores a millón sin posibilidad de salir de casa y poder compartir con amigos o amigas. 

Aquí entra en juego como en toda dinámica familiar los condicionantes ambientales, socioeconómicos y psicológicos de la pareja como de sus descendientes.  No es fácil lidiar con la pantallas del computador y celulares, el teletrabajo con la atención del hogar y cuidado de la familia y si en esta casa hay un adulto mayor o alguien convaleciente.

Los conflictos se manifiestan más rápido a casi tres meses de encierro porque muchas salen en estos ‘’permisos’’ o alertas de colores a celebrar la vida o la muerte y se lanzan a las calles sin tomar precauciones o familias que se reencuentran realizan celebraciones …

Los rituales forman parte de nuestras vidas y el trabajo, ir a la escuela, al mercado, viajar, pasear con la novia, los animales, trotar o caminar, conversar y mirarse o saludar fue vetado sin contemplaciones, para resguardarse y ahora las salidas son también abruptas, o luego son retomadas como al principio sin dar explicaciones del coronavirus, sin darle la voz a los epidemiólogos, sanitaristas, científicos, pues sólo nos informan que nos preparemos con más aislamiento, sin contacto a esperar la vacuna.

Realmente el miedo controlado y sostenido por los medios audiovisuales es efectivo pero las secuelas en las personas a nivel individual y grupal está perdiendo efectividad y se siente otro ‘’respirar’’ en las calles al vernos a los ojos ya no con miedo como al principios sino con más solidaridad y respeto al otro.  Nos escuchamos, se dialoga a dos metros y en los taxis es más cercano y parecería que el cuerpo y en este caso los brazos y manos estuvieran amputados, porque se ha señalado que las manos al tocar nos contaminan y no sabe que hacer con ellos

Las madres o padres al salir a buscar alimentos prefieren dejarlos en sus casas como a los ancianos y quizás ese respiro mínimo de tiempo les ayuda reprogramarse en este nuevo despertar y asumir otras formas de crianza, cuido en el hogar como con la gente a nuestro alrededor.  El espacio físico, los patios internos, las piscinas, parques dentro de las urbanizaciones se han convertido en lugares controlados de esparcimiento, porque la gran mayoría vive hacinada ‘’amuñuñada’’ en las zonas marginales, sin los servicios de agua y luz, sin alimentos esperando ayuda del estado o fundaciones.  Como siempre ‘’la cabuya revienta por lo más delgado’’ y esto es tan efectivo, el covid para acabar con la pobreza o migrantes o ancianos como fue dicho por la señora Christine Lagarde,  directora del Fondo Monetario Internacional y ahora ocupa el cargo de directora Banco Central Europeo, porque la nueva directora es la economista búlgara Kristalina Georgieva, que extraño otra mujer de un país emergente en estos tiempos de choques de economías entre China y estados Unidos y la epidemia que todavía nos mantiene en ascuas…

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más de la autora:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: