Press "Enter" to skip to content

Fue Sandoval

Kidon

A mediados de junio se conocía la noticia sobre que la estructura criminal organizada integrada por el fiscal Juan Francisco Sandoval Alfaro, su hermano Ronald Armando y otros elementos de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad, facilitaban a terceros la información de los casos que investigaban a cambio de prebendas.

Uno de esos casos, era negociado por el propio hermano del jefe de la FECI, a quien se le puede escuchar en diferentes audios filtrando información confidencial o reservada sobre varias de las investigaciones que se llevan en esa fiscalía. Ante ello, la FCT presentó la denuncia correspondiente, la cual, fue asignada al fiscal Juan José Mendizábal Ávalos, de la fiscalía de asuntos internos.

La fiscalía, procedió a realiza la investigación pudiendo establecer que existen diferentes indicios que vinculan al fiscal Juan Francisco Sandoval Alfaro, como el líder de la red de traficantes que comercializaron información a varios ex trabajadores del MP y a otros particulares y funcionarios públicos que fueron sobornados con la venta de investigaciones donde supuestamente estaban relacionados.

Uno de los testigos de la fiscalía, que serviría de base para acreditar los hechos denunciados era el ex auxiliar fiscal Oscar Jeanpierre Mota Ubico, un joven abogado que estaría prestando su declaración testimonial, sobre la forma y modo en que el grupo criminal organizado operaba a nivel nacional, pues Jeanpierre, habría sido víctima de esta estructura y por ello tenía información de primer nivel que vinculaba directamente al fiscal Juan Francisco Sandoval Alfaro, en la trama delictiva.

Lastimosamente el abogado Mota Ubico, fue víctima de una ejecución extrajudicial a pocos días de prestar su declaración testimonial en contra de los hermanos Sandoval Alfaro. Como las casualidades no existen, la FCT presentó una denuncia al Ministerio Público, con miras a lograr investigar el horrendo crimen cometido en contra de un operador de justicia, que con mucho valor daría la cara para develar los más obscuros secretos que se cocinan en la FECI.

Por ello, con toda certeza puedo decir que existe un patrón de asesinatos en contra de denunciantes y testigos llevado a cabo por parte de las autoridades de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad, pues, basta con recordar la trágica muerte del comunicador social José Daniel Rodríguez, un crítico acérrimo del excomisionado Iván Velásquez Gómez y la fugitiva de la justicia Thelma Esperanza Aldana Hernández, quien fue asesinado en circunstancias que aún no se han podido esclarecer.

De la misma forma, la ejecución extrajudicial del capitán Byron Lima Oliva, por un comando armado que ingresó a un centro de detención, tan solo pocos días de que el intrépido capitán, denunciara públicamente al fiscal Sandoval y a elementos de la FECI, de realizar investigaciones sesgadas, y fundamentadas en hechos falsos, crimen que tampoco ha sido aclarado.

O, el caso del abogado Rodrigo Rosenberg Marzano, un opositor a la intervención de la ex Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, y cuya muerte fue sacada de contexto por el comisionado de la época, al pretender darle una trama distinta a lo que realmente ocurrió y por ello, su muerte continúa impune.

Pero, qué podemos esperar de un fiscal como Sandoval, qué teniendo conocimiento del fallecimiento de un oficial de fiscalía en jurisdicción del departamento de Jutiapa, omite presentar la denuncia para que se lleve a cabo la investigación correspondiente, lo cual, no tiene otra explicación más, que pretender utilizar ese hecho como moneda de cambio para lograr quedar impune.

Los ejemplos de ataques en contra de operadores de justicia que señalan públicamente los actos de corrupción que se llevan a cabo desde la fiscalía especial contra la impunidad sobran, y desde luego, que han pretendido acallar a quienes a diario los enfrentamos, como el caso del sindicado Edgar Alvarado Ramos, quien intentó atentar en contra de mi integridad personal por la labor que realizo, pero sólo consiguió reforzar mi actividad y ser denunciado ante el Ministerio Público por el hecho delictivo cometido, para que sea investigado y juzgado con todo el peso de la ley.

Mientras tanto, las acciones jurídicas emprendidas continuarán hasta lograr que los crímenes cometidos por el fiscal Juan Francisco Sandoval Alfaro y los que integran la fiscalía especial contra la impunidad, sean resueltos y los responsables encarcelados.

#FueSandoval

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: