Press "Enter" to skip to content

El desafío para recrear el género humano: La Educación

Pinceladas Democráticas

La vida, la salud, la economía, el desarrollo, la espiritualidad divina, la educación. Componentes holísticos para recomponer la convivencia social, la felicidad y la paz.

En los escritos bíblicos se describen acontecimientos apocalípticos que estremecieron a la humanidad en su momento, trascurrido el tiempo de manera cíclica se repiten eventos enigmáticos como desastres naturales, terremotos, tormentas, tornados, sunamimich erupciones volcánicas; podemos señalar eventos sociopolíticos, socioeconómicos  convulsiones sociales, guerras, migraciones, manifestaciones y revoluciones que disputan el dominio para alcanzar el poder, desafiando el poder divino y en otro aspecto catastrófico;  las enfermedades producidas por virus y bacterias, que se expanden a nivel global que hacen temblar hasta a los más poderosos; obligándolos a comprender que en momentos de crisis, todos somos vulnerables; donde hasta los más testarudos retoman los principios sagrados que demandan humildad e igualdad para volver a tener el aprendizaje del que cada ser humano tiene derechos y obligaciones.

Defendemos la vida, como algo indelegable para servir y trascender, es el don  que permite disfrutar la convivencia social, disfrutar la flora y fauna en su contexto y que da oportunidad de gozar un momento ese soplo divino que Dios nos da, y todo ser viviente la disfruta por un breve tiempo, que se hace efímero en el transcurrir de la existencia humana, pero se llega el momento en que nadie nos salvaremos de cumplir nuestra misión.

El reto de tener buena salud, se nos da para cuidarla y disfrutar a plenitud, pero algunos seres humanos desafiamos a perderla y no la valoramos, por lo que nos obliga a vivir con sufrimientos, biológicos, psicológicos y espirituales. El deseo de todos es tenerla para disfrutar ese corto periodo que se nos regala, desde que Dios permite que seamos engendrados.

La presencia del materialismo mediante el manejo económico, que unos gozan desmedidamente, sin considerar los millones de seres que viven en la pobreza, presa de la violencia, sufriendo de enfermedades, hambre, falta de vivienda, trabajo, de recreación, vestuario, ignorancia; mientras que los que oprimen y esclavizan, gozan enfermándose del poder y de la riqueza, que al llegar al final de la vida, regresa a la tierra para fertilizarla; si vale la pena ser alimento natural para la misma tierra.

La lucha por alcanzar el desarrollo, para llevar el bienestar a todos, sin discriminación, pretendiendo construir el espacio para mejorar sus condiciones de vida como una lucha incesante y la espiritualidad divina, que es la creencia que debemos tener, para engrandecer la FE, y considerar que nuestro creador, es toda bondad y amor, que de vez en cuando nos pone en orden, para enderezar el camino escabroso del desorden, constituye una constante cíclica en la existencia humana

La educación nos enseña a tener actitudes positivas de servicio a los demás, pero debemos considerar que los poderosos pueden tergiversar este principio y crear una formación sesgada para hacer del ser humano un sujeto alienado para tenerlos como sus servidores de sus magras intenciones y mantener el poder, para gobernar y manejar el consumismo a su conveniencia.  A pesar de las innovaciones tecnológicas que han permitido compartir conocimientos, mediante una educación sistemática o complementaria de especialidades, utilizando la modalidad virtual, para ampliar el nivel de escolaridad con temas de educación extraescolar mediante cursos de capacitación para mejorar su desempeño laboral. Además de hablar de otras disciplinas como la robótica, la biotecnología, la nanotecnología y otras constituyen hibridas combinaciones de contenidos de las ciencias puras; utilizando los mismos principios científicos para considerar las nuevas ciencias o especialidades de estudio; lo que provoca hacer más grande el espectro de las áreas de conocimiento que al final se basan en los conocimientos que ya han sido establecidos por los clásicos filósofos y hombres de ciencia; que muy bien utilizan los teóricos contemporáneos, que podríamos nombrarle utilizando despectivamente el termino trances “pastiche” como técnica utilizada en imitar abiertamente diversos textos que dan impresión de una creación independiente.

Pero lo que no debe descuidarse, en el conocimiento de las llamadas nuevas ciencias, es que al nuevo ciudadano, se le debe formar para tener sabiduría y libertad de pensamiento, que le permita hacer análisis de razonamiento lógico y poseer criterio propio para comprender la verdad o falsedad de los acontecimientos y actuar correctamente en los momentos difíciles que se presenten, para estar en la capacidad de interpretar el mundo y sus cambios.

Aparte de transmitir o compartir conocimientos se debe orientar para que basados en la utilización ontológica de la dialéctica tenga una concepción clara de la realidad, permitiéndole estar en la capacidad de interpretar el mundo y sus cambios, estar atento a responder adecuadamente a esos cambios siendo capaz de atender con eficiencia los avances tecnológicos para el buen desempeño laboral.

Es necesario orientar al discípulo para que fortalezca su conducta humana con la práctica de los principios morales que comparten los escritos sagrados y la hermenéutica realizada por los clásicos moralistas que relacionados con su razonamiento y pensamiento lógico se podría afirmar que el ser humano puede auto-recrearse para afrontar los problemas medioambientales, sociales, biológicos, sociopolíticos, socioeconómicos, moleculares, bioquímicos, desastres naturales y de corte astronómico que nos acecharán en el futuro.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: