Press "Enter" to skip to content

Se compran huevos

Mirilla Indiscreta

Cuando un parto es inducido, por distintas razones, el período de los nueve meses pierde importancia, frente a la urgencia.

El Nuevo Orden Mundial, me luce exactamente como eso: Un parto provocado, por la exigencia de completar aceleradamente su nacimiento, ante la posibilidad de que la malvada criatura se muera en el proceso.

Un fórceps atado a su cabeza, lo trata de poner en posición y lo jala inmisericorde, para presentarlo como el heredero del mundo y su nuevo rey.

Se intuye como un ser maltrecho, pero no les importa, hay prisa por darlo a luz, porque los mismos seguirán gobernando.

Es solamente una pantalla acompañada de su virus para consolidar la opresión de la humanidad.

Hilvanando el relato, empezaba a emocionarme, hasta que, como un baldazo de agua fría en la cara, Don Edmundo, que con otros amigos me invitó a conversar, me sacó del relato, y sin mayores cortesías me interrumpió de sopetón.

-Tantas vueltas y babosadas para hablar de lo que está pasando – me reclamó

-Ya es hora de hablar claro vos – insistió con indignada premura.

– Olvidémonos del mundo por un rato, porque en ese patio no tenemos ni voz ni voto – frustró mi pretensión de hacer un análisis geo-político.

– destrozados por esa lucha global, nosotros siempre seremos el predicado, nunca verbos- dijo – recordándome los juegos retóricos de Arjona.

– Pero lo que me más me encabrona- enfatizó- es que víctimas de esos juegos e intereses planetarios, lo seamos doblemente por la acción de nuestros verdugos nacionales– aseveró.

– Tiene razón don Edmundo- terció Eulalio Cruz, crispando más la inesperada interrupción, y centrando el tema.

-No hay gobierno, no hay justicia y el mentado virus, ha servido para aterrorizar al pueblo y ahora en su nombre, anular las funciones del gobierno, paralizando oficialmente la ya ultrajada interrelación de los organismos del Estado… declarándose en cuarentena y consolidando la dictadura extranjera auspiciada por la Corte de Constitucionalidad como el instrumento apátrida más eficaz de la intervención y abolición de la Democracia y del propio Estado Guatemalteco- concluyó… el sudor en la frente delataba su grado de exaltación y enojo.

¡Es otra vil maniobra! Casi gritó Herber Mendizábal, excuñado de Lalo y activo Operador político de alto nivel, contagiado de una mezcla de indignación y deseo de expresar su pensamiento.

– ¿Vieron la cuarentena que se recetó el Consejo de Ministros? – provocó el interés de los presentes

– ¡Sin gabinete no hay gobierno… mucho menos virtual!… ¡Pienso Yo! – acotó con ironía

¿Y había gobierno pues? – le agregó chile al comentario Byron Trabanino, tenaz empresario que ha logrado sobrevivir no obstante La “Plandemia” – como acostumbra referirse a la tragedia que vive Guatemala.

Con enorme experiencia y sabiduría en la lucha política, Jaime de la Peña, con seño adusto le devolvió seriedad a la conversación.

Y con su característico ojo cubierto con un paño obscuro que impone más severidad a sus intervenciones, palmeando rudamente sobre la mesa sentenció:

-Esa no es más que una maniobra burda y vulgar para que los ministros no comparezcan a ninguna parte, especialmente al congreso, paralizando la agenda legislativa, interpelaciones, antejuicios, rendición de cuentas y todas las acciones para posponer la elección de magistrados y rendirse con las nalgas alzadas a los malignos designios de la Corte de Constitucionalidad- apuntó con incitante ironía

-Pero lo más grave e ingrato – continuó- es la provocación innecesaria al pueblo, sólo para confirmar su ausencia de voluntad y capacidad para reaccionar frente a cualquier agresión…pero igualmente triste, ratificar la mansedumbre de una “Dirigencia Política” sobornada para hacer “oposición por contrato” -.

-Más pareciera que vivimos en la era de los eunucos- concluyó con fuerza, sin explicar que los eunucos eran los encargados de cuidar el harem de esposas de los sultanes, visires y gobernantes, castrados para evitar las tentaciones.

¡HASTA CUANDO GUATEMALA! quise recordar como colofón a lo escuchado… la excitativa de Francis Arredondo en una de sus proclamas.

Todos quedamos en silencio, menos Juanma Barreno que sumida su barbilla en el pecho casi en silencio murmuraba frases audibles en sucesiva carga de expresiones que sin conexión tenían mucho sentido.

-Se debería establecer un Tribunal de Conciencia Ciudadana para acumular las denuncias de los juicios del futuro contra vende patrias y traidores- se le escuchó sugerir.

– Ojalá no contagien al ejército y lo pongan también en cuarentena indefinida en sus cuarteles, para evitar reacciones espontáneas- volvió con otro párrafo.

-Estoy sobrio, sin un solo trago, pero en acelerado proceso de pudrición cívica- exclamó finalmente con el rostro amargado.

Bueno mucha…certifiqué la conclusión del encuentro, cuando dejemos de platicar y actuemos, nos convocaremos de nuevo.

Como picado por un alfiler Juanma reaccionó y esta vez sí gritó a todo pulmón

¡ARRIBA CORAZONES PORQUE AQUELLOS HACE TIEMPO SE HUERIARON!

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: