Press "Enter" to skip to content

South Florida’s Key Lime Pie

Editado Para La Historia

Suelo decir que la península de la Florida es aburridamente plana.

Es innegable que un paisaje montañoso es mucho más agradable a la vista. Eso no quiere decir que Florida no tiene sus encantos… y son muchos. ¿Quién no quiere ir al famoso conjunto de parques temáticos de Disney World o ver los espectáculos del SeaWorld? ¿Quién no quiere ir de shopping a Miami? ¿Quién no quiere disfrutar de los formidables restaurantes cubanos de la ciudad o bañarse en las hermosas playas de la costa occidental de la Florida? ¿Quién no quiere sentarse a la mesa de uno de los muy afamados restaurantes de manitas de cangrejos o visitar el centro espacial Kennedy frente a la turística ciudad de Titusville?

Entre los encantos de la Florida está el rosario de islas y cayos que, partiendo desde el sur de la península en tierra firme, se adentra bastante en el canal que separa los Estados Unidos de la isla de Cuba. Estas islas y cayos están unidos entre sí por una magnífica carretera con paisajes de ensueño. Es la famosa US 1 (aquí llamada Overseas Highway) que recorre los Estados Unidos desde la frontera con Canadá hasta el punto más meridional de la más meridional de las islas del sur de la Florida, Cayo Hueso o Key West en inglés. Este punto está marcado por un gran monumento negro, amarillo y rojo que indica que ese es el punto más al sur de los Estados Unidos y que se encuentra a 90 millas de Cuba. Cayo Hueso o Key West está estrechamente vinculado a la historia de Cuba en épocas en que los dos países tenían mejores relaciones. Especialmente espectacular en este conjunto de carreteras es el Seven Miles Bridge que, como su nombre lo indica, es un puente sobre pilotes de 11 km de largo con increíbles vistas del mar circundante y colores que van del más intenso azul índigo hasta el más reluciente turquesa.

Pero no siempre la Florida fue tierra de encanto y turismo. En la ciudad de San Agustín, Juan Ponce de León dijo haber encontrado la fuente de la juventud eterna. Henry Flaggler, a golpe de millones, trajo el tren hasta la ciudad de Miami con la previsora idea de atraer a los ricos del norte durante el gélido invierno hasta esta tierra de dulzura y playas sin fin. Hubo un tiempo en que vivir en Florida era difícil. Al norte existían la ciudad de San Agustín y Jacksonville, en Cayo Hueso y Tampa se habían establecido colonos cubanos que huían de Cuba por las guerras de independencia de ese país contra España.

En las islas más al sur se desarrollaba la pesca de la esponja de mar, de gran utilidad en aquella época. Ni soñar con electricidad, aire acondicionado ni con refrigeradores, por lo que los pescadores se llevaban en sus barcos para los largos días de faena en el mar lo que tenían a mano: huevos, leche condensada, un poco de galletas y lima (o como también se conoce, limón criollo). Quizás fueron ellos los primeros en darse cuenta de que, al unir la leche condensada en lata y la yema de los huevos con el jugo de limón este, con su acidez, producía una reacción que se llama engrosamiento. Quizás fueron estos pescadores los que le pasaron esta receta a las mujeres de los cayos. Y, de alguna forma, la receta llegó a oídos de la cocinera de William Curry, millonario de Cayo Hueso que hizo su fortuna aprovisionando a los barcos que pasaban por aquellos lares. A dicha cocinera se le recuerda como tía Sally. Esto son puras conjeturas. Es el caso de nuestro mole, en cada casa hay una receta. En cada casa se pelea con orgullo la idea de que es la receta original. En nuestros días el South Florida’s Key Lime Pie, nombre con el que fue bautizada esta receta, se debe hornear ante el temor de contaminación con salmonella, que puede ser frecuente con el clima del sur de la Florida.

El South Florida’s Key Lime Pie tomó cartas de nobleza cuando, en 1930, apareció la primera receta escrita de tan famoso pastel. Por decreto estatal de julio de 2016, este pastel de lima es reconocido como el postre oficial del estado de la Florida. Pero obtener este galardón no fue cosa fácil. La capital de la Florida se encuentra en la ciudad de Tallahassee, al norte y cerca de Alabama. En la capital querían que el postre oficial de la Florida fuera un pastel de nueces, con el que estaban más familiarizados allá en el norte, pero prevaleció la idea de los del sur. Cada año, del 1ro al 4 de julio, se celebra en la ciudad de Cayo Hueso el festival del South Florida’s Key Lime Pie. Cada establecimiento defenderá el suyo como la receta original, el más sabroso, el mejor.

La receta del South Florida’s Key Lime Pie en sí es sencilla y la preparación no tiene nada de complejo, pero un floridano le dirá que, si el pastel no fue hecho en los cayos del sur de la Florida con limón criollo cultivado en estos cayos, nunca será un original South Florida’s Key Lime Pie.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: