Press "Enter" to skip to content

¿Será hora de comprar oro?

Idealis Mundi

Por Alejandro A. Tagliavini*

Por la presión inflacionaria, las bolsas de EE.UU. todavía se mantienen muy por encima de sus mínimos de 2020

La media de los ingresos semanales de los 104,5 millones de trabajadores a tiempo completo en EE.UU. aumentó más del 10% en el segundo trimestre respecto al año anterior, récord histórico, superando los US$ 1.000. Según el gobierno “refleja el hecho de que el empleo disminuyó más para los trabajadores con salarios bajos que para los de salarios altos”. Como siempre, el Estado perjudica a los más débiles ya que esto es consecuencia de las recientes represiones de los gobiernos a los mercados. En cualquier caso, está claro que esconde una componente inflacionaria.

Inflación que se origina en unos US$ 3 billones que conformaron el paquete de “estímulo” lanzado por la Reserva Federal, y US$ 4,5 billones a nivel global. Lo que se condice con la creencia de que el gobierno debe cuidarnos, guiarnos y estimularnos en todo como si no estuviera claro que lo que nace de la violencia -de la que el Estado se arroga su monopolio- solo destruye, incluso en la salud en la que los privados en libertad han demostrado conducirse con mucha más eficiencia.

Y lo peor es que parece no tener fin ya que muchos, como el estatista FMI y el World Economic Forum promueven una mayor progresividad en el rol del Estado. Supuestamente, esta inflación, esta inyección de dinero sin esfuerzo, sin que conlleve trabajo y producción, al estilo keynesiano, levantará a la economía, sin embargo, la recuperación se ralentiza.

Por la presión inflacionaria, las bolsas de EE.UU. todavía se mantienen muy por encima de sus mínimos de 2020. En particular se han beneficiado empresas tecnológicas como Amazon, cuya acción el lunes 21 de julio subió 7,9%, sumándole a su fundador Jeff Bezos US$ 13.000 millones a su fortuna, siendo el mayor salto en un solo día para un individuo, según el índice de multimillonarios de Bloomberg. Este año, su fortuna aumentó hasta los US$ 189.300 millones, siendo la persona más rica del mundo, ya que posee el 11,1% de las acciones de Amazon cuyo valor de mercado ha llegado a superar los US$ 1,5 billones, un récord absoluto.

Para remate, la Unión Europea (UE), acaba de anunciar que, por primera vez en su historia se endeudará para financiar un estímulo económico con € 390.000 millones en subvenciones y 360.000 millones en créditos y un marco financiero para 2021-2027 de más de un billón de euros. El mayor pacto financiero en su historia: 1,8 billones en total, equivalentes al 17% de la Renta Nacional Bruta de la UE, superior a la acometida por EE.UU. (15,9%) o China (4,2%) para, irónicamente, responder a la brutal crisis que estos mismos gobiernos han provocado con sus recientes represiones a los mercados.

Obviamente, como siempre ocurre con los fondos manejados por los políticos, se asoma mucha corrupción, de hecho, para aprobar este plan han renunciado explícitamente a un control estricto de los fondos comunitarios.

Tan claro está que el futuro es negativo que, frente al anticipo de la UE de inyectar tanto dinero, las bolsas inicialmente subieron, pero luego se moderaron quedando a la baja. Así las cosas, ante estas tendencias inflacionarias queda el refugio por excelencia, el Oro. Como era lógico, y anticipamos, no para de subir y se revaloriza 21% en lo que va de 2020 hasta rondar los US$ 1.840/onza. Por cierto, comprar oro físico no es recomendable, en cambio los Futuros, los ETF (Fondos cotizados en bolsa) y los Fondos que inviertan en oro.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: