Press "Enter" to skip to content

El Coronavirus nos cambió de vida

Debemos Saber La Verdad

Dicen que el coronavirus lo que más afecta son los sentidos del olfato y del gusto, pero los sentidos que más se afectan son el sentido común y el sentido social, que la mayoría de los gobernantes y personas no los tienen.

Todos debemos tener sentido común y sentido social para no contagiarnos del coronavirus, de otros virus, de bacterias y microbios.

Ahora que el gobierno está permitiendo a que se empiece a abrir la economía, como estaba antes que iniciara el coronavirus, se principiarán a evitar los problemas psicológicos y pérdidas económicas que tienen muchas personas por las medidas gubernamentales que se tomaron. También hay que considerar que muchas personas ahora saldrán a las calles para hacer que sus negocios y comercios empiecen a funcionar para no seguir perdiendo.

Al iniciar a abrir la economía y salir más a las calles, las personas debemos tener sentido común y sentido social para tomar las precauciones básicas como lavarse las manos, no estornudar en la cara de otras personas, uso de mascarilla en lugares con muchas gentes, distanciamiento social, no salir con fiebre, hasta que se encuentre la vacuna del coronavirus.

Sin tantas restricciones gubernamentales las personas que se sientan mal o enfermas tendrán más oportunidades de visitar médicos, clínicas, consultorios, puestos de salud u hospitales para buscar que los curen y no estarán comprando medicamentos de más, ni se auto-recetarán para curarse.

Como ejemplo, hago ver que en economías abiertas como eran antes, para evitar contagiarse de virus, microbios, bacterias, etc. que producen diarreas y enfermedades que pueden ser mortales, siempre se tomaban precauciones básicas como son no tomar agua sucia, no comer comida contaminada, no dejar que se pudriera la comida, etc.

Al haber cerrado la economía, muchos gobernantes y personas hicieron mal uso de los recursos y no se logro que se curara el coronavirus.

Ojalá que los actuales gobernantes tengan sentido común y sentido social, para no volver a cerrar la economía porque esto provocará:

  • Más quiebra de pequeñas y medianas empresas, de la economía informal, lo que provocará más hambre y descontento social.
  • Que se den más problemas psicológicos de las personas volviéndolas más esquizofrénicas, paranoicas y violentas.
  • Más cambios en la forma de trabajar lo que provocará más cierre de fuentes de trabajo, las que se necesitan para comer y vivir mejor.

Todo esto ocasionará mucho descontento de la sociedad y violencia lo que hará que haya muchas muertes.

Debemos darnos cuenta de que está cambiado la forma en que vivimos y trabajamos, lo que más se está afectando es el suministro de alimentos, los agricultores no pueden entregar eficientemente sus productos, los mercados públicos, supermercados y tiendas no pueden vender rápido productos agrícolas y así más productos alimenticios se pierden. Al inicio de las medidas impuestas por los gobiernos por la pandemia, los consumidores compraron alimentos básicos en cantidades grandes y empezaron a vender desde sus casas comida vía electrónica, los restaurantes empezaron a vender alimentos por autoservicio y las personas compraban más.

Los proveedores y las fábricas de alimentos a nivel mundial se han esforzado en mantener el abastecimiento de alimentos en forma sostenible, a pesar de los cambios de hábitos alimenticios, de consumo y la forma de comprar alimentos.

El transporte terrestre es necesario para entregar productos a mercados, supermercados, tiendas de barrio, almacenes, tiendas online, etc. pero debido a las restricciones de los gobiernos por el coronavirus, los transportistas se vieron afectados por falta de áreas de descanso, comedores, restaurantes, cierre de lugares donde dormir y otros.

El transporte marítimo representa un paso esencial en los suministros de muchos productos a nivel internacional y debido a las restricciones gubernamentales en los puertos por el coronavirus, este movimiento de transporte puede provocar que haya escasez en muchas naciones.

De esta pandemia tenemos que aprender lo que nos ha enseñado, deficiencias y oportunidades, que no veíamos antes. El coronavirus en las calles nos ha obligado a cambiar nuestra percepción para nuestro futuro, los consumidores y proveedores también cambiaron y la forma como lo ven los gobiernos también es diferente.

Dependiendo como veamos la situación, si tenemos sentido común y sentido social, puede ser una gran oportunidad y, pero si no los tenemos puede ser una amenaza.

Por lo anterior los gobernantes deben mantener abiertas las economías para que las personas podamos desarrollarnos y vivir mejor.

Lo antes expuesto no es para que se dejen las normas de salud para cualquier enfermedad e higiene, es para que cada persona tome su propia responsabilidad sobre la salud, sobre la vida, cuidarse y aprovechar que se abrá la economía a nivel nacional para todos vivir mejor.

Insisto que todos, incluyendo los gobernantes, debemos darnos cuenta de la conspiración socialista / liberal / izquierdista mundial que está manejando el coronavirus, por medio de organismos internacionales y medios de comunicación, para destruir los valores, los principios, la económía, el patriotismo de las personas y de los gobernantes en muchos países. Lo presentan todo como razonable, logrando que a las personas y a los gobernantes no les importe hacer cualquier cosa con tal de obtener resultados para evitar el contagio del coronavirus.

Con esta crisis están logrando quebrar economías de pequeños y medianos negocios, desestabilizar más la economía informal, provocando desempleos masivos, más hambre, más pobreza, menos atención a otras enfermedades, etc.

Después de lograr la crisis, los líderes socialistas / liberales / izquierdistas, con un cambio violento o político de las estructuras de las naciones se presentarán como que todo está normalizado, expresión cínica tomada de su propaganda política, prometiendo muchas cosas sin importar si lo prometido y ofrecido se cumple o no. 

Estos líderes mencionados buscarán apoyos de grupos internacionales y en nuevas generaciones, sin importar crear falsas ilusiones de que la situación esta normalizada y bajo control, cuando en realidad la situación no esta bajo control, estará totalmente fuera de control.

Logrando tener mejor salud los gobiernos ya no tendrán excusas para mantener cerrada la economía y llevarnos a ser parte de una crisis económica mundial, como la que está pretendiendo lograr la conspiración socialista / liberal / izquierdista en todo el mundo, en la que morirán mas personas que las muertes causadas por el coronavirus.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: