Press "Enter" to skip to content

La cultura siempre es importante

Relaciones Internacionales

En esta época digital que el mundo ha vivido, sentirse atraído por la cultura es algo alocado.

Hay quienes están pensando en cultura, arte, música, cine, teatro y literatura en medio de la pandemia del COVID-19 esto puede verse como algo bastante atrevido teniendo un contexto en redes sociales en donde predomina la confrontación, burlas y malas bromas. En mi caso, que soy escritor, recientemente he podido lanzar de forma virtual mi obra biográfica del prócer José Matías Delgado que lo expongo de distinta forma y no como se ha leído en los antiguos libros de historia que ya se han visto.

En el país hay talento artístico, hay buenísimos dibujantes, pintores y músicos además resulta llamativo dado que son de mi generación, gente que no alcanza los 30 años pero tienen el ímpetu necesario para amar la vocación cultural además de transmitir el optimismo tan urgente en la sociedad. El encierro obligado que nos ha tocado vivir a causa de la pandemia en la que estamos sometidos debe ser la mejor oportunidad para explorar este talento artístico, pues así nuestra mente se relaja en algo diferente.

En esta época digital que el mundo ha vivido, sentirse atraído por la cultura es algo alocado, ya de por sí escribir un libro es algo bastante atrevido, pero ¿qué sería del mundo sin los libros ni el conocimiento? ¿qué sería de la sociedad sin los colores de una pintura o de un buen ritmo musical con violines, saxofón y buen ritmo con los timbales? En este momento de angustia puede ser el mejor antídoto.

A fines de Junio, se hizo oficial la entrega de un reconocimiento a un diplomático salvadoreño acreditado en Moscú por su aporte cultural; en Rusia se entregó este diploma tan importante ya que Rodrigo Gómez diplomático nuestro en dicha nación ha impulsado eventos culturales salvadoreños relevantes, esto ha sido bien visto por el gobierno y la sociedad rusa, como han sido el evento de conmemoración del Primer Grito de Independencia que se llevó a cabo el 12 de Noviembre del año pasado, así como también feria del café salvadoreño, se tendría este año un recital de música inspirado en María Mendoza de Baratta pero la pandemia vino a postergar todo esto.

Hay motivos para sentirnos orgullosos de nuestra cultura dado que hay talento, mi libro se constituye como un acto de irreverencia con aquellos que quieren borrar de la memoria colectiva el evento histórico del 5 de Noviembre de 1811, mi obra biográfica del prócer Delgado representa mucho esfuerzo, paciencia y persistencia que son virtudes que todo escritor debe tener. Las generaciones presentes ya que tenemos la tecnología de forma tan accesible deberíamos ser los primeros en aportar a nuestra cultura, en querer conocer nuestra historia sin anacronismos y viejos revanchismos.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: