Press "Enter" to skip to content

El Dióxido de Cloro acorrala a Don Coronavirus

Mirilla Indiscreta

La luz avanza desplazando a la obscuridad en el túnel siniestro donde la humanidad fue acorralada por el malévolo juego de los intereses financieros de las multinacionales, que con el Covid-19 al frente de sus huestes, hincaron a los pueblos de la tierra para hacerlos esclavos de su gobierno global.

La obscuridad está allí, tiene volumen y densidad, domina un espacio en constante expansión, salpicado de puntos luminosos, cuyo reflejo para llegar hasta nosotros, a la velocidad de la luz, nos hace ver astros y planetas que ya no existen y que seríamos capaces de describir a través de telescopios inter-estelares.

Ver lo que no existe, percepción incuestionable de lo relativo de la existencia de lo que nos rodea, igual que la certeza de las verdades absolutas, que tampoco existen.

Si pudiéramos observar nuestro entorno, con un microscopio de resolución molecular, desaparecerían las cosas como por encanto, en una sucesión de espacios microscópicos infinitos, disolviendo frente a nuestros ojos, el objeto que aún podríamos tocar con la otra mano.

De momento la obscuridad nos impone todos los misterios de lo ignorado, de lo imprevisto, de lo terrorífico encubierto en sus entrañas, todos los mitos y leyendas que nos sobrecogen y asustan.

Esa obscuridad que alimenta la ignorancia y la transforma en poder de las élites que hoy se disputan el control del mundo.

Minorías financieras, con nombres y apellidos, que convirtieron el trabajo de las masas en el combustible que alimentó la explotación de los seres humanos.

Hoy en asqueroso contubernio con sus contrarios, que proclamaron, el predomino de las masas sobre el capital, bajo el control de un Estado Totalitario dirigido por el proletariado.

El concubinato entre supuestos enemigos, se perfeccionó cuando llegaron al acuerdo, de que los dos necesitaban del poder del Estado y los gobiernos, para alcanzar sus ambiciones.

Los Mercantilistas necesitan del poder del Estado para proteger y hermanar sus intereses con las decisiones oficiales.

Y los oportunistas, jurándose marxistas, alcanzando el poder, por la vía del fraude ideológico, para someter a las masas a un control totalitario del Estado, a cambio de favorecer el beneficio financiero de los mercantilistas.

Dos minorías inmorales, representativas de intereses ideológicos opuestos, al servicio de la defraudación de los ideales de los pueblos ignorantes y confundidos.

Semejante disputa, logró reunir los recursos financieros más poderosos de toda la historia de la humanidad, para someter bajo su control, cualquier expresión de libertad que auxilie el desconcierto de los ciudadanos.

Estos fueron reducidos de antemano, a la humillante condición de objetos sin ningún poder de decisión, sobre el presente o su futuro.

Enclaustrados para romper su resistencia y desprotegidos totalmente, por un Estado en proceso imparable de desaparición de las instituciones republicanas y democráticas en la transición a la esclavitud mundial totalitaria.

Proyecto, donde a los traidores no les avergüenza solicitar la intervención extranjera, para consolidar la toma del poder, al margen de la voluntad popular y la protección de la ley.

En ese mundo de tinieblas, surge fortalecida la oposición de los seres libres, investidos de autoridad moral, académica y científica para desarmar la estrategia global del terror por la “Plandemia”.

Enfrentando el poder de todas las multinacionales, que trafican con la salud y someten a la humanidad.

Reaccionando con gritos de libertad, que avanzan incontenibles, denunciado la farsa y encontrando al David, que tirará por los suelos, a ese Goliat que con oro quiere esclavizar y comprar a la humanidad entera.

Dióxido de cloro se llama el Rebelde, que insufla valor a los Médicos Por La Verdad, alrededor del mundo, para proclamarla, como la medicina de los pobres para rescatar a la humanidad.

Les costará a los concertados en traficar con la mentira, obstaculizar este movimiento, que ya en Bolivia, su Congreso Nacional, lo oficializó como medicamento obligatorio para enfrentar a la “Plandemia”.

Que rudo Golpe, para los fariseos, aunque seguramente poco les importará que, en el mismo país, donde murió el Che, se inicie oficialmente, el contragolpe frente a su oportunismo y traición ideológica.

Izquierdistas de a centavo comprados por mercantilistas sin valor.

La Rebelión surge imparable en el mundo entero.

Guatemala no puede, ni merece, ser la excepción.

CIUDADANOS TIENEN LA PALABRA.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más el autor:

One Comment

  1. Joe Gaitán Joe Gaitán 2 agosto, 2020

    Buenísimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: