Press "Enter" to skip to content

(4R) Reusar, Reducir, Reciclar, sobre todo Reflexionar

Lugar Hermenéutico

En todos los niveles educativos debe orientarse en desaprender ideas erróneas sobre la basura, para aprender la diferencia que existe entre el desecho y el residuo. 

La contaminación ambiental es un problema de grandes repercusiones a nivel mundial, estimaciones de los expertos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), señalan que en el mundo se producen unos 10,000 millones de toneladas anuales de residuos y desechos, de los cuales más de la mitad de los mismos no se recogen ni se someten a ningún tipo de tratamiento.  

En nuestro país, el manejo insostenible de los residuos sólidos, de las aguas residuales y de los contaminantes atmosféricos es un grave problema, pues no existe una aplicación efectiva de la regulación en sus diferentes niveles.

Principalmente en el marco de la actual crisis sanitaria, es obvio que ha aumentado el uso de plásticos y utensilios de un solo uso, por lo que, es primordial, que a nivel municipal, regional y nacional se promueva la implementación de medidas para mejorar la deposición final de estos desechos aplicando los protocolos adecuados.

Lo anterior, sin olvidar los desechos industriales, agrícolas y de las actividades extractivas, en cuanto a la disposición final de estos, procurando garantizar la sostenibilidad de los sistemas, ello a través de la conciliación de interés en materia sanitario-ambiental con los intereses económicos.  Solo de esa manera e iniciando ahora, progresivamente puede mejorar la calidad de los sistemas hídricos, líticos y edáficos de su estatus actual.

Así mismo, es fundamental que la población en su conjunto dimensiones que, lo conocido comúnmente como basura, encontramos desechos y residuos.  Los primeros no  se pueden reutilizar o reciclar debido a que carece de utilidad o valor final, o bien son productos contaminantes o tóxicos, como los que vierten diferentes industrias derivado de sus procesos industriales o bien los desechos hospitalarios o radiactivos.  En este caso debe hacerse una deposición final que afecte lo menos posible los diferentes sistemas ambientales.

Sin embargo, los residuos pueden definirse como los materiales que han perdido utilidad tras haber cumplido una vida útil o bien han servido en la determinación de un trabajo específico, pero que pueden reutilizarse en otras actividades o servir de materia prima para la elaboración de otros subproductos.

En todos los niveles educativos debe orientarse en desaprender ideas erróneas sobre la basura, para aprender la diferencia que existe entre el desecho y el residuo.  Igual de importante es formar nuevos imaginarios y capacidades basados en la reducción, reciclaje y reutilización de materiales, pero sobre todo realizar procesos reflexivos sobre la  importancia de manejar adecuada y de una manera responsable nuestros residuos y desechos, como personas, como familias, como comunidades y como ciudades

De esta manera, quizá podamos superar esta grave problemática ambiental y generar opciones de nuevos subproductos, desarrollar la incipiente industria del reciclaje en el país, o bien la producción de energía por fuentes de biomasa, como está sucediendo en realidades muy cercanas a la de nuestro país.  Pero definitivamente solo podremos cambiar nuestra forma de actuar, si antes modificamos algunos arquetipos de nuestra forma de pensar.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: