Press "Enter" to skip to content

Los libros siempre son necesarios

Relaciones Internacionales

En esta pandemia se ha demostrado que la literatura lejos de reducirse, puede verse de mejor manera con mayor cantidad lectores y escritores.

Los libros siempre son necesarios porque estamos sumergidos en sociedades que llegan a menospreciar la cultura, el arte, la historia como tal; los libros son espacios de imaginación, crítica, realidades y exposiciones que muchas veces los escritores necesitamos decir para que la sociedad ejercite su forma de pensar, de ser y quizá hasta de creer en alguna situación.

Es muy complicado poder hacer una excogitar cuales son los mejores libros que se pueden leer dado que los géneros son absolutamente variados, la imaginación no tiene límites y es bueno poder animar a aquellos que tienen en mente poder comenzar un libro por muy breve o extenso que pueda ser siempre es relevante porque se necesita mucho en esta época de digitalización que los libros puedan tener vida mientras hayan escritores que le puedan dar vida a los mismos, mientras haya poetas, novelistas, cuentistas y además quienes quieran exponer biografías de personajes históricos es sumamente relevante dado que la lectura abre imaginaciones que son talentos desconocidos.

Hace 1 mes aproximadamente se presentó oficialmente el libro biográfico titulado: José Matías Delgado nuestro libertador que busca exponer al prócer de una forma diferente, con elementos familiares que se desconocen en los libros tradicionales de historia que se pudieron leer en la época escolar, además el libro hace un llamado urgente al rescate de nuestros valores patrios, al sentimiento cívico por el cual debemos sentir todos por la patria. Dicha obra cuenta con la valiosa participación en el prólogo del poeta, novelista y columnista David Escobar Galindo quien también es un importante académico de El Salvador.

El libro se constituye como un aporte novedoso para los registros académicos, hay que mencionar algo: a pesar de la pandemia y todo lo estresante que vivimos ha habido una buena respuesta de lectores interesados en conocer la obra; este aporte literario tiene 45 páginas que condensan una contribución para las presentes y siguientes generaciones dado que la vida de los próceres siempre mueve suspicacias, interés pero sobre todo la apertura de adquirir nuevos conocimientos lo cual es sumamente relevante.

En esta pandemia se ha demostrado que la literatura lejos de reducirse, puede verse de mejor manera con mayor cantidad lectores y escritores; sin lectores la literatura queda muerta y además corremos el riesgo de tener sociedades con vacíos socioculturales impresionantes y dañinos. Se puede recordar cómo el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa en su discurso en 2018 en la Universidad Francisco Marroquín mostró mucho sentimiento cuando expresó que cuando aprendió a leer a los 5 años el lo recordaba muy bien y hasta citó a sus profesores.

Quien le apasiona la literatura siempre va a estar encaminado a recibir y transmitir nuevos conocimientos porque es así cómo el proceso de aprendizaje se puede compartir con los demás. Hay mucho talento joven que dibuja, que piensa y redacta sólo falta que alguien le anime a continuar, a que puede realizarse de forma concreta la idea, el proyecto, una propuesta formal.

Los libros siempre son necesarios porque son el ordenamiento para una sociedad culturizada, una sociedad que valora su identidad, una sociedad que sí coloca en el asiento que corresponde a sus próceres dado que no piensa para nada en burlar su memoria ni menoscabarla.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: