En el filo de la navaja

La deslealtad y la traición prematura, como la hostia obligada en la misa negra de la política, oficiada en una iglesia en la que todos son arzobispos, pero vacía de fieles y seguidores.