Press "Enter" to skip to content

El gobierno que debemos tener

Debemos Saber La Verdad

La Democracia no es solamente un proceso electoral cada 4 años, sino que es una forma de organización del Estado en la que las decisiones colectivas del pueblo se las pueda dar a sus representantes, mediante mecanismos de participación directa o indirecta en forma legítima. Ir a votar solo por votar no es Democracia.

Siendo la mayoría del pueblo, buenos guatemaltecos, con nuestra participación y expresión pacífica y legal debemos obligar a los que nos representan y han actuado mal y que solo han visto sus intereses personales o de grupo, a que actúen bien y no sigan aprovechándose del pueblo utilizando la palabra Democracia como tema para hacer las cosas malas que han hecho.

Todo gobierno debe tener cuatro temas prioritarios para el bienestar del pueblo:

  1. El de la verdad que se debe encargar de las noticias, de la educación, de los espectáculos, del entretenimiento y de las artes.
  2. El de la paz que se debe encargar de la seguridad.
  3. El de la ley que se debe encargar de mantener la ley y el orden.
  4. El de la abundancia se debe encargar del hambre, de la salud, la vida y de los asuntos económicos y ambientales.

Se puede cambiar la dirección del gobierno y se lo podemos demostrar nosotros, el pueblo, quienes le debemos decir que hacer y no debe ser solo el gobierno que nos diga a nosotros, el pueblo, que hacer.

Casi todas las Constituciones son documentos en los que el estado le dice al pueblo cuales son sus privilegios y obligaciones. La constitución debe ser un documento por el cual nosotros, el pueblo, debe decirle al gobierno lo que le está permitido hacer y que todos debemos cumplir la ley.

Nosotros el pueblo somos libres y hay que invertir el orden de las cosas. Ya que el gobierno entre más diga que debemos hacer, ponga más reglas, regulaciones e impuestos, el gobierno confiscará más nuestro dinero, limitará más nuestras opciones, trabajo y reducirá más de nuestra libertad.

El gobierno debe ser más limitado y menos burocrático para que el pueblo esté mejor y así seremos más libres. Recordemos la relación, causa y efecto, que es a medida que aumenta el gobierno y la burocracia disminuye la libertad del pueblo.

Para lograr que el pueblo viva mejor, se debe hacer ver al gobierno lo siguiente:

  • Reconocer que somos una República libre y constitucional.
  • El estado debe basarse en decisiones conservadoras.
  • El estado debe tener limitación en lo que hace y poner menos controles, reglas y regulaciones.
  • El gobierno debe ser pequeño y no burocrático.
  • Debe haber libertad de expresión.
  • Debe decirse la verdad verdadera.
  • El gobierno debe lograr que se cumpla la ley y el orden y se castigue a quienes no lo cumplan.
  • Se debe promover que las personas vivan mejor y se respeten.
  • Se debe permitir trabajar libremente, como lo permite la competencia y lo ofrece la economía libre.
  • Se debe estimular el trabajo, quien más trabaja más gana.
  • Debe haber pocas regulaciones estatales para que se desarrollen pequeños negocios y la economía informal.
  • Debe haber beneficios fiscales para quienes trabajan y que se incremente la industria y el comercio competitivo a nivel nacional, así lograr la descentralización fiscal y económica.
  • Debe haber controles migratorios para evitar contrabandos y movimientos de personas indocumentadas.
  • Se debe dar soporte y capacitación a la policía nacional.
  • Se debe tener fuerzas armadas fuertes y entrenadas.

Además de lo dicho anteriormente, para mantener la Democracia, todos debemos respetar la Constitución de la República, el sistema legal y no permitir que la Constitución y las leyes de Guatemala sean politizadas y/o manipuladas por grupos nacionales o extranjeros, diciendo que lo hacen en nombre de la Democracia y por el bien del pueblo.

Nosotros, el pueblo, tenemos que vivir como guatemaltecos en cualquier parte de la República de Guatemala y debemos respetar la Constitución y las leyes, debiendo actuar por el bien propio, el de los demás y teniéndonos respeto unos a otros.

El pueblo guatemalteco no debemos aceptar que minorías nacionales o extranjeras, sindicalistas y organizaciones civiles quieran cambiar nuestra Democracia y forma de vida, adaptándola a sus intereses personales, diciendo que lo hacen por el bien del país, del pueblo y de la mayoría.

Aunque se diga que es discriminación, no se debería tolerar lo que dicen muchos políticos, sindicalistas y líderes de organizaciones civiles, porque la forma en que actúan y lo que dicen es una falta de respeto a nuestra cultura y a nosotros el pueblo guatemalteco. La mayoría queremos vivir como una nación libre, unida en paz y debemos pensar en el interés y el bienestar de la mayoría de todo el pueblo, los guatemaltecos.

Muchos grupos socialistas, sindicatos y organizaciones civiles con el apoyo económico de muchas ONGs y/o utilizando fondos púbicos, han vendido su demagogia a través de universidades, prensa comprada y manifestaciones públicas, ofreciendo programas de ayuda a los más necesitados y haciendo publicidad sobre lo que el pueblo quiere oír. Lamentablemente muchos guatemaltecos sabiendo que lo que les ofrecen y dicen no es la verdad lo aceptan y lo dejan pasar.

Sabemos que el gobierno tiene problemas serios porque el Estado está cooptado por sindicatos, grupos políticos y funcionarios que solo han visto sus propios intereses.

Con este artículo deseo hacer ver al pueblo, que, por la forma de actuar de muchas personas y políticos, se está destruyendo la Democracia y se necesitan expresiones verdaderas y públicas del pueblo que sería una defensa para que no se muera la Democracia.

Es tarea relevante de nuestros tiempos mostrar la falsedad de los políticos al usar lenguaje y la utilización de la mentira continua para que sea creída por el pueblo.

Hay que hacer ver al pueblo la realidad de lo que está sucediendo, con la finalidad de que el pueblo pueda conocer los frutos más deseables de la verdadera Democracia, la prosperidad, la paz y la libertad, y para eso hay que distinguir lo verdadero de lo falso, lo real de lo propagandístico y lo auténtico de lo ficticio.

Se debe asumir lo decía Jesús: debéis conocer la verdad que os hará libres y si os dejáis llevar por la mentira solo podríais aspirar a ser esclavos.

Area de Opinión
Libre expresión de pensamiento.

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: