Press "Enter" to skip to content

Iniciamos cuenta regresiva para el Bicentenario

Cocina Al Desnudo

Es sorprendente que estamos a la vuelta de la esquina para celebrar el 200 cumpleaños de vida independiente de nuestra amada Guatemala. Pero… ¿qué es realmente ser chapín? ¿Cuáles virtudes y valores tenemos o deberíamos tener como colectivo?

Nos sentimos en este mes de septiembre muy nacionalistas y orgullosos de nuestras raíces, pero sería mejor si ese nacionalismo, solidaridad y cohesión entre nosotros lo viviéramos en cada acción diaria para construirme  uno con mi prójimo, es momento de consumir y pensar LOCAL  pues ¡¡¡TODOS SOMOS UNO, somos un bio organismo VIVO llamado Guatemala!!! Las acciones entre ricos y pobres nos afectan a futuro como comunidad, en medio de este caos mundial por el covid19 NADIE es tan pobre que no pueda compartir. Ni tan rico que no pueda recibir. Me  he puesto a pensar  en medio del encierro de la pandemia  en dos parámetros  por medio de los cuales podemos evaluar nuestros rangos de pertenencia, felicidad e independencia. Estos parámetros son nuestra identidad gastronómica Chapina  (primera parte) y nuestros valores (segunda parte) de desarrollo, pensamiento, felicidad, libertad interior  y desarrollo personal que nos harán sentirnos o no libres, soberanos e independientes.

La Gastronomía como vínculo de nacionalidad.

¿Sabías que una de las costumbres antropológicas que puede identificar a  un territorio regional, país o comunidad es su gastronomía? Por medio de los ingredientes, técnicas de cocción, olores y sabores. Costumbres repetitivas que nos identifican como mesoamericanos pero sobre todo como guatemaltecos. Somos lo que comemos. Somos hombres y mujeres de maíz. Por esta razón es muy importante heredar a nuestros menores la pasión por cocinar, difundir, compartir y disfrutar nuestros sabores ancestrales. A veces me ha dado mucha pena conocer o tener como alumnos adolescentes o jóvenes que jamás han comido un pepián o disfrutado un fantástico tamal, pero pueden darte una lista descriptiva de en qué lugares de la ciudad o  en que restaurantes industriales puedes encontrar las mejores hamburguesas, pizzas, comida china, café agringado o la mejor comida Tex Mex. 

Una parte vital de celebrar nuestra independencia es sentir arraigo, amor y pertenencia hacia nuestra gastronomía y disfrutarla en el calor de nuestros hogares o en nuestras calles. Quiero compartirles un dato muy curioso: Lo primero que desarrolla el ser humano entre los 0 y los 5 años son, en primera instancia la memoria olfativa por medio de la nariz y las neuronas olfativas pudiendo identificar más de 10 millones de notas (guardando en nuestros registros neurales la paleta de  olores con vivencias particulares concatenadas) y luego en segunda instancia la memoria degustativa por medio de la lengua y sus 5 notas predominantes. Esta paleta o colección de aromas, texturas y sabores son nuestro bagaje tecno emocional que nos acompañará toda la vida y nos identificara como  chapines u otra nacionalidad según sea el caso.  al oler la comida y percibiendo sus sabores temperatura y textura recordaremos vivencias pasadas que penetraran  el alma y estremecerán nuestros corazones.

Es muy interesante   que al cerrar los ojos cada uno de nosotros, así como  los miembros de familia o  amigos no importando la edad, podamos sentirnos tan guatemaltecos al oler el maíz cocinado con cal, un olor a comal y tortilla fresca, notas de sinfonía de recados y tamales entre tomate, chiles, güicoyes y sal.

Esas notas son las primeras que ha registrado nuestro cerebro y no importando si vives tan lejos como  en Barcelona, Nueva York, Rhode Island, Texas, Maryland, México o en la Patagonia un chapín siempre reconocerá los aromas que los hacen tan guatemalteco como una horchata o café acompañado de una champurrada bien sopeada o una aromatica y arenosa quesadilla de arroz, canela, crema y mantequilla o un esponjoso marquesote con huevos del campo. Al oler la comida y percibir sus sabores, temperatura y textura recordaremos vivencias pasadas que penetrarán  el alma y estremecerán nuestros corazones.

Cuidemos, valoremos y preservemos  uno de los más importantes patrimonios culturales intangibles que poseemos, qué es la gastronomía de Guatemala,  disfrútala en casa o en el restaurante de tu predilección  como por ejemplo: Chichoy con el chef Néstor Sical, Adobe en zona 1 o zona 10, Kakao, Casa Chapina o en tu mercado preferido  de la forma tradicional. Yo por ejemplo AMO el Pepián de Doña Rosita del mercado Central. Otra oportunidad de disfrutar nuestra gastronomía es degustar por medio de cocina de autor  innovando de una forma distinta con las mismas raíces, mismo sabor pero con diferentes texturas y formas. Este es un modo peculiar, disruptivo y diverso de disfrutar Guatemala 

Algunas propuestas al respecto podrían ser por ejemplo  mi atelier de cocina Quintana Bistrot por medio del proyecto The Mayan Cuisine. O espectaculares puestas en escena (mesa) como lo son Mercado 24 de mi querido amigo Chef Pablo Díaz, Kabel de chef Diego Jarquín, Quiltro de chef Rodrigo Salvo, Esplendido de chef Sergio día o Flor de Liz de chef Diego Téllez entre otros. 

¡¡¡VIVA GUATEMALA, VIVA NUESTRA INDEPENDENCIA!!! Viva nuestra Gastronomía diversa y pluricultural como nuestra tierra. Tenemos todo para ser una potencia mundial de turismo gastronómico.

Cena de independencia una forma particular de hacer patria… Somos lo que comemos.

Hacemos un buffet de sabores, aromas y texturas para disfrutar que somos hombres y mujeres de maiz, sin olvidar cocina contemporánea y de autor con sabor a Guatemala. En orden usual Garnacha Caquerita, bandera, tamal ceremonial, enchilada chapina y elote loco con mayonesa de zompopo de mayo ( todo de mi atelier de cocina Quintana Bistrot

Celebrar y conocer nuestra historia independiente nos hace consientes y vivos por disfrutar ser los arquitectos de nuestra  propia historia personal. Cuanto más conscientes somos, más libres seremos en pensar y en actuar volviéndonos más responsables de nuestros actos, sentimientos y actitudes.

14 de septiembre Grito de independencia a la Tortrix.

A quienes les gusta participar de diferentes actividades Cívico Culturales en el centro histórico de la ciudad sabrán muy bien que el 14 de septiembre A las 6 de la tarde se iza de forma especial la bandera de Guatemala y se conmemora la firma del acta de Independencia con 21 cañonazos en la Plaza de la constitución. Pues fue en palacio de gobierno donde hoy se encuentra la Concha Acústica y parque Centenario que se firmó el acta de independencia de Centro América en 1821.

Desde hace algunos años (más de 16 años) el 14 de septiembre hemos  institucionalizado con mi familia y amigos cercanos organizar una #CenaChapina para celebrar el cumpleaños de la patria. Motivamos a las personas que no vienen o no pueden compartir con nosotros a que lo hagan en sus propias casas y así a crear  poco a poco una tradición que con ayuda de cada uno de ustedes nos incite a valorar más nuestro patrimonio cultural intangible que es  LA GASTRONOMIA. Es una fiesta de traje, cada invitado tiene una comisión culinaria,  diseñamos un altar o mesa cívica donde se colocan diferentes tipos de antojitos y platillos típicos como pepián, chuchitos, tamales, rellenitos, tostadas  de guacamol, salsa y frijol. También acompañamos la velada con dulces típicos, arroz en leche, atol de elote y otras viandas chapinas. Esta cena puedes hacerla el 14 o 15 de septiembre o si lo prefieres cualquier fin de semana del mes patrio para consentir a los tuyos, este pequeño gesto crea civismo, nacionalismo y orgullo de pertenecía patria.

Como punto principal organizamos a los niños y adolescentes de la familia y amigos a desfilar  con la bandera. Después de realizar el juramento a la misma y cantar el himno nacional nos organizamos en equipos de clanes familiares (por colores o a veces por algún símbolo patrio) en hacer un duelo a muerte de historia de Guatemala, esta actividad incentiva en los más pequeños en amor por sus raíces culinarias e históricas para poder tener arraigo y sentir pertenencia a esta tierra hermosa del quetzal.

Los invito en poder replicar esta celebración en sus casas para que en algunos años   trabajando en comunidad y equipo incrementemos nuestro amor a esta tierra del quetzal y  crear unos juntos un  nacionalismo fuerte y sólido, que nos permita sentirnos más Guatemaltecos. Celebremos cocinando, compartiendo, comiendo y gritando desde el corazón… ¡¡¡Viva Guate!!!

Antecedentes de la Cena Chapina


Un desfile épico con carrozas tomando en cuenta la línea del tiempo de la historia mexicana precolombina, colonial y contemporánea.

Las personas que me conocen muy de cerca saben que tengo doble nacionalidad soy guatemalteco y mexicano a la vez. Creo que por ello siempre estoy incentivando en Guatemala a crea civismo, patriotismo y arraigo culinario para sentir y crear  pertenecía pues  esto solo sucederá si empezamos en casa. Por ello quiero permitirme contarles un par de anécdotas que creo que les llenará de creatividad y alegría para celebrar la independencia. Dos vivencias de fiestas patrias en Mexico me han hecho más consciente de lo importante que es como guatemaltecos proteger, cuidar y compartir nuestro patrimonio gastronómico y cultural único en el mundo. La primera fue haber tenido  la experiencia de celebrar el grito de Independencia  acompañado de mi familia y en especial por mi tío preferido Agustín, en medio de un millón de personas en pleno zócalo de la Ciudad de México lo cual me penetró el alma y me hizo vibrar de alegría como nunca antes. La segunda vivencia fue épica. Era un  15 de septiembre del año 2010 celebrando el Bicentenario de la independencia y Centenario de la revolución de Mexico.  Me encontraba en pleno Paseo de la Reforma frente al Hotel Marriot  cerca del monumento al Ángel, disfrutando de una fiesta cívica como nunca antes la he visto jamás. Una mezcla de nacionalismo, euforia, hermandad, historia, alegría, parafernalia. Algo similar a un desfile de Disney o el desfile de inauguración  de los  Juegos Olímpicos pero con todo el contexto mexicano desde la época precolombina hasta la actualidad. Apoyándome en este espíritu Cívico compartido decidí poder poner mi granito de arena fomentando poco a poco en continuar la tradición de hacer una CENA CHAPINA para celebrar a nuestra maravillosa, colorida, diversa y aromática Guatemala.

¡¡¡ Viva Guatemala!!!  Y  ¡¡¡Viva Mexico!!!

Agradecimientos especiales

A Dios quien me regala sus dones y me llena de inspiración cada día.

A mi familia por su apoyo incondicional, tolerancia, paciencia, comprensión y por sobre todo por su amor. En especial a Isabella Quintana Montes de Oca por ser un ser humano extraordinario, que con su alegría de vivir me inspira y me motiva a llegar cada vez más alto y más lejos.

Al equipo editorial de El Siglo, que con su paciencia y amor me animan a seguir escribiendo contenido de valor para sus extraordinarios lectores.

Gracias especiales a mi amigo y hermano del alma Lic Mario Búcaro excelentísimo embajador de Guatemala en Mexico quien junto a su  familia quienes hacen una gran labor de hermandad y amor entre nuestros pueblos hermanos de Guatemala y Mexico.

A todos y cada uno de los migrantes guatemaltecos alrededor del mundo quienes con su trabajo y esmero hacen una mejor Guatemala desde la distancia.

A mi familia y amigos  en Mexico en especial a Kirros Batalla Quintana, Betty Infante, Pancho Quintana Villareal, Rafa Micha e Ignacio Soto-Borja y Anda, quienes con su amor y devoción por Mexico me han enseñado el honor del civismo y el nacionalismo

Lea más del autor:

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d bloggers like this: